Incitatus, el caballo que Calígula hizo cónsul de Roma

A los 25 años Calígula se convierte en emperador de Roma y poco después una extraña enfermedad cambia su personalidad para mal. Una de sus muchas excentricidades será nombrar cónsul a su caballo Incitatus, sentándole en el Senado romano y buscándole una esposa entre las más atractivas mujeres de la sociedad de la época.

Caballo de Calígula

A los 25 años Cayo Julio César Augusto Germánico, más conocido por la historia como Calígula y nieto del mismísimo Nerón, se convirtió en el nuevo emperador de Roma. Su mandato comenzó un 16 de marzo del año 37 y un año después Calígula había dilapidado la fortuna de 3.000 millones de sestercios que había heredado de su abuelo Tiberio. Toda una proeza que le llevó a vivir una vida de excesos y gastos suntuosos de todo tipo.

Al poco de llegar al poder Calígula contrajo una extraña enfermedad que terminó por producirle un desequilibrio mental que motivó un cambio radical en su personalidad y fue a partir de ese momento cuando, entre otras excentricidades, nombra a su caballo Incitatus (Impetuoso) cónsul de Bitinia, un territorio situado al norte de la actual Turquía y a orillas del Mar Negro, título que permitía que el equino pudiera ocupar plaza en el Senado.

Tal era la devoción que el emperador tenía por su caballo favorito que los historiadores afirman que su alimentación estaba compuesta por copos de avena mezclados con suaves y delgadísimas escamas de oro, aunque sus cuidadores tenían orden de complementar la dieta de Incitatus con ratones, calamares, mejillones, pollo y otras “delicatesem”,  regalándole como bebida los mejores vinos servidos en las mejores copas.

La vida de Incitatus en Roma transcurrió primero en una caballeriza construida con planchas de mármol traído desde los confines del imperio, una instalación donde los pesebres eran de marfil y de uso exclusivo. Pasado un tiempo al emperador le pareció que la lujosa caballeriza era poca cosa para su caballo, así que se gastó parte de su fortuna en comprarle a Incitatus una villa propia con jardines y con dieciocho sirvientes para su cuidado personal.

Caballo Incitatus

Lógicamente la vestimenta del caballo del emperador estaba a la altura de su posición social. Incitatus solo se cubría de las mejores púrpuras, el tinte más caro de la Antigua Roma y reservado a la familia imperial, y sus sirvientes lo adornaban a diario con collares y adornos que combinaban el oro y las piedras preciosas y en más de una ocasión Incitatus comió en la misma mesa donde comía el emperador y sus invitados sin que nadie osase abrir la boca por ello.

El servilismo y cobardía de los senadores romanos, junto a la demencia de Calígula, motivó que acabara nombrando cónsul a su caballo, un hecho a través del cual el emperador demostraba su falta de respeto hacia las instituciones públicas del Imperio. Esta y otras circunstancias irracionales motivaron que Calígula, su mujer y sus hijas fueran asesinados el 24 de enero del año 41 en el Monte Palatino siendo sucedido por Claudio.

Incitatus era un caballo de carreras nacido en Hispania, un territorio de donde en esa época se importaban anualmente a Roma unos 10.000 ejemplares. Como animal de competición que era participó en múltiples ocasiones en el hipódromo de la capital del Imperio, venciendo casualmente en todas ellas. El “secreto” de tanto éxito estaba en que la noche antes de la carrera el emperador dormía junto a su caballo y que además para conseguir un mejor descanso del animal se decretaba en toda la ciudad un “silencio general” que nadie podía violar bajo pena de muerte. Que se sepa en la época de gobierno de Calígula había poco ruido en las noches de Roma.

Incitatus el caballo de Caligula

Incitatus tan sólo perdió una carrera en su vida deportiva, al final de la cual el emperador mandó que el verdugo matase lentamente al auriga ganador para asegurarse de que todos los romanos aprendieran la lección.

Tras la muerte de Calígula y de su familia la historia le pierde el rastro a Incitatus, pero es fácil imaginar que su nivel de vida se vería afectado por tal circunstancia y que se acabarían las púrpuras en su vestimenta y los copos de avena y oro para comer.

Por último, en vida Calígula nunca permitió que su caballo tuviera copulaciones con yeguas, sino que el emperador le eligió como esposa una atractiva mujer de la alta sociedad llamada Penélope. No se tiene conocimientos de cuantos hijos tuvo el “matrimonio”.

seguro para caballos

Incitatus, el caballo que Calígula hizo cónsul de Roma
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *