Juego de Tronos dispara la demanda de huskies siberianos en todo el mundo

La venta de huskies se ha disparado con la popular serie Juego de Tronos, dado el parecido de estos perros con los “lobos huargos” que sirven de emblema a la casa Stark. El problema de estas modas, que ya se vivieron en el pasado con dálmatas,  collies o carlinos, es que muchos de los nuevos propietarios no están preparados para hacerse cargo de una mascota y que al final los animales acaban siendo abandonados.

Estamos acostumbrados a ver cómo mucha gente sigue las modas y los estilos de vida que nos muestran los medios de comunicación, pero lo que no sabíamos es que el cine y principalmente las series de televisión más populares se han convertido en un auténtico problema desde el punto de vista de las mascotas.

Huskie siberiano, la raza que dispara la demanda gracias a Juego de Tronos.

Como ya sucediera en su momento con los dálmatas, los collies o los carlinos, ahora les ha llegado el turno a los huskies siberianos. La famosa serie Juego de Tronos ha puesto de moda esta raza de perros dado su parecido físico con los lobos huargos, emblema de la casa Stark, aunque quienes se convierten en propietarios de un husky desconocen que el comportamiento de estos animales dista mucho de lo que se ve en la pequeña pantalla.

Los huskies no son perros fáciles para dueños novatos, pues tienen un carácter fuerte, son independientes, escapistas y necesitan mucho ejercicio. Debido a esta circunstancia, y a que además es un fiel defensor de los animales, Peter Dinklage, el actor enano que interpreta a Tyrion Lannister en Juego de Tronos, se ha unido a otros actores de la serie a la hora de lanzar un mensaje dirigido a todos los fans: “Adopta de manera responsable”.

La campaña de nuestro “medio hombre” favorito viene apoyada en las altas cifras de abandono animal que se dan en Estados Unidos. Más de seis millones de perros y gatos son abandonados cada año y terminan en refugios, donde al menos la mitad de los animales tienen que ser sacrificados debido a la ausencia de hogares para ellos.

Pero el exceso de demanda de una determinada raza por culpa de la televisión y el posterior aumento del número de abandonos no es el único problema. Como ha indicado el investigador italiano Stefano Ghirlnda, la excesiva popularidad de una raza de perros incrementa las posibilidades de negocio de los criadores, lo que se traduce en la necesidad de producir rápidamente un montón de cachorros para ser vendidos.

Por regla general se utilizan muy pocos individuos para la reproducción y por lo tanto la posibilidad de heredar defectos genéticos se multiplica al reducirse la diversidad genética.  Además este exceso de demanda provoca un aumento del precio de perros de determinadas razas, lo que a su vez provoca un aumento de las camadas ilegales.

 

seguro para perro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *