Perro rescata a perro: O cómo el olfato de Tino salvó a Puppy de la muerte

Puppy se había extraviado durante un paseo con su dueña, Karen James. Tras dos días desaparecido ésta recurrió a Three Retrievers Lost Pet Rescue para tratar de localizarle. El infalible olfato de Tino, el perro de rescate, hizo el resto.

Esta vez os traemos una de esas maravillosas historias que sólo nuestros amigos los perros son capaces de protagonizar. Se trata de una desaparición con final feliz que tuvo lugar hace un par de semanas en Washington. Puppy, un ejemplar de Gran Pirineo de 11 años, acompañaba a Karen James, su dueña, en uno de sus múltiples paseos a caballo por los caminos de la localidad estadounidenses de MCleary.

Como cualquier perro, Puppy suele distraerse olisqueando el entorno. Por lo que en un principio Karen no se extrañó de perderlo de vista. Ya que Puppy siempre volvía a su lado. Sin embargo, tras un largo tiempo sin avistarlo, y ya regresando a casa, se extrañó al seguir sin verlo. Aunque extrañada, guardó al equino en la cuadra y aguardó a que volviese su querido amigo canino.

Sin embargo pasó un día completo y Puppy no regresaba. Karen James trató de buscarlo en las inmediaciones. Pero se trataba de una tarea casi imposible. Ya que, según ella misma ha relatado a los medios “hay millas y millas, acres y acres de desierto por ahí para buscar”. Tras no conseguir nada, y preocupada por su perro, al día siguiente, cuando ya hacía casi dos días que no sabía nada de Puppy, decidió acudir Three Retrievers Lost Pet Rescue para pedirles su ayuda. En esta fundación del área de Seattle, que dirigen Jim y Kelsy Branson, se especializan en la búsqueda de mascotas extraviadas, contando con años de experiencia y con varios perros entrenados específicamente para esta finalidad.

Tal es el caso de Tino, que es el héroe de nuestra historia. Quien, tras 16 meses de duro entrenamiento como rastreador, logró su primer “hallazgo” como perro de rescate. En la que era su tercera operación de búsqueda. Afortunadamente Tino logró detectar enseguida el rastro de Puppy. Y tras varias horas de rastreo lo localizó en una ciénaga del bosque, a kilómetro y medio de su hogar. El animal se había quedado atrapado en un agujero lleno de lodo, del que era incapaz de salir.

puppy cuando le estaban sacando del barro de cienaga en el que estaba atrapado

El animal llevaba más de 40 horas luchando para salir del frío barro sin éxito. Y cuando lo encontraron se encontraba exhausto, incapaz apenas de moverse. Fueron necesarios tres miembros del equipo de rescate y varias cuerdas para lograr sacarlo. Puppy no podía mover sus cuartos traseros (probablemente por agotamiento y frío) cuando lo sacaron. Pero afortunadamente nuestra historia ha tenido una hermoso final feliz y ya está recuperado.

Karen James ha señalado que hubiese sido imposible rescatarlo sin Tino: “Nunca lo hubiéramos encontrado”. Y que probablemente hubiese muerto en aquél frío y desolador agujero lleno de barro, incapaz de escapar de un terrible destino. Pero ahora este afortunado ejemplar de Gran Pirineo podrá volver a disfrutar de los paseos con su dueña gracias a este valiente y audaz perro de rescate.

Fotos: Facebook de ThreeRetrieversLostPetRescue

seguro para perro

Perro rescata a perro: O cómo el olfato de Tino salvó a Puppy de la muerte
10 (200%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *