Los “perros de la misericordia” durante la Primera Guerra Mundial

A falta de médicos y para evitar bajas indeseadas los llamados “perros de la misericordia” prestaron una gran ayuda sanitaria durante la Primera Guerra Mundial. Su labor era atender a los soldados que resultaban heridos en “zona de nadie” o dando compañía a aquellos otros soldados que se encontraban moribundos. Se calcula que en esta contienda los distintos ejércitos en guerra utilizaron unos 10.000 “perros de la misericordia”.

perros de la misericordia

Que el perro es el mejor amigo del hombre es algo bien sabido desde hace siglos. Desde la antigüedad los seres humanos hemos utilizado a los perros como animales de compañía, como lazarillos, como rastreadores, en trabajos de guarda o pastoreo y, más recientemente, en distintas terapias o como compañeros de deporte.

Quizás uno de los mejores ejemplos de los “muchos oficios” de estos animales la encontramos en la Primera Guerra Mundialcon los “perros médico”, también llamados “perros mercy” por los franceses o “sanitätshunde” por los alemanes. La labor de estos animales era atender a los soldados heridos.

Durante la larga lucha de trincheras la denominada “tierra de nadie” era una zona de alto riesgo para los médicos que trataban de atender a los soldados que habían resultado heridos, de forma que esta labor sanitaria comenzó a encomendarse a los bautizados como “perros de la misericordia”.

Fue a finales del siglo XIX cuando el ejército alemán comenzó a entrenar perros para labores sanitarias en zonas de guerra. Su principal función era llevar equipamiento médico a los soldados heridos, ignorando a los enemigos. La utilización de perros con fines militares se extendió rápidamente, ya que estos animales podían moverse de forma sigilosa entre el fuego enemigo y aprovechar la noche para evitar ser vistos.

Además, estos perros estaban entrenados para arrastrar heridos hasta una zona segura o en su caso para arrancar con sus dientes una pieza del uniforme. Este pedazo de tela servía para que los médicos supieran que había soldados heridos.

Otra de las funciones de estos perros era servir de consuelo y compañía a los soldados moribundos, labor por la que muchos comenzaron a llamarles “perros de la misericordia”.

Se calcula que durante la Primera Guerra Mundial pudo haber en servicio hasta 10.000 “perros de la misericordia”. Estos incansables canes siguieron utilizándose con fines militares y médicos hasta al menos la Guerra de Corea.

Actualmente los “perros de la misericordia” se han sustituido por perros de terapia en centros de ayuda a soldados, colaborando en el tratamiento de numerosos problemas de carácter sicológico originados por su presencia en zonas de guerra.

seguro veterinario para perro
Perfil del autor

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios.

Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades.

Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras
con nuestro buscador de seguros.

Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

TERRÁNEA

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios. Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades. Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras con nuestro buscador de seguros. Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *