¿Qué tengo que hacer si me pica una abeja o una avispa?

Aunque las picaduras de abejas y avispas producen alteraciones de la piel y síntomas muy molestos, por regla general no revisten ninguna gravedad para la salud de la mayoría de las personas. Por el contrario aquellas personas alérgicas al veneno de estos insectos deberán acudir rápidamente a un centro médico para evitar el riesgo de que se produzca un “shock anafiláctico”.

Qué hacer si me pica una abeja

Durante los meses de verano, principalmente, cuando se hace más vida al aire libre los casos de picaduras de abejas y avispas se incrementan. Lo que para la mayoría de personas supone tan solo unos días de molestias, para aquellas que son alérgicas al veneno de los himenópteros puede llegar a ser un grave problema de salud.

Según expertos en alergología durante la última década los casos de cuadros alérgicos graves producidos por la reacción al veneno de abejas y avispas, lo que se conoce como anafilaxia, se habrían incrementado un 20%. En España se calcula que cerca del 3% de la población es alérgica a este tipo de picaduras.

Cómo distinguir una picadura de abeja o avispa

A través de su picadura un insecto himenóptero, grupo al que pertenecen abejas y avispas, nos inocula un veneno rico en proteínas y es precisamente esta composición química la que hace que exista un mayor riesgo de que se produzca una reacción alérgica.

Cuando se produce la picadura aparece un enrojecimiento o eritema en la piel y una pequeña inflamación en la zona afectada. Durante los primeros momentos esta pequeña lesión suele venir acompañada de fuerte dolor y un intenso picor.

Si además de estos síntomas habituales aparecen otros, como ronchas o hinchazones en otras zonas del cuerpo, dificultad para respirar o tragar, mareos o visión borrosa y problemas intestinales es conveniente acudir al centro médico más cercano ya que puede tratarse de una reacción alérgica grave.

Cabe recordar que pese a que los síntomas entre una picadura de abeja y de avispa son muy similares, la principal diferencia entre ambas es que las abejas dejan el aguijón dentro de la picadura y después mueren, mientras que en las avispas sucede al contrario.

Ahora, además, hay que sumar a la amenaza de la temida avispa asiática o “Vespa Velutina”. Por lo general la picadura de este tipo de avispa no es mortal para personas no alérgicas, sin embargo en caso de picaduras múltiples o producidas en zonas de mucosa, como boca, ojos o dentro de la nariz, la persona afectada puede correr cierto riesgo.

Qué hacer si me pica una avispa

La picadura de una “Vespa Velutina” produce una hinchazón de varios centímetros de diámetro, mayor que en el caso de las avispas comunes o las abejas, y un dolor intenso que se prolonga durante al menos 24 horas. En personas alérgicas puede producir rápidamente un “shock anafiláctico” que de no ser tratado de inmediato puede provocar incluso la muerte.

Cómo tenemos que reaccionar

Las pautas de actuación ante este tipo de picaduras variarán en función del tipo de reacción que produzcan. Si se produce una reacción normal, con una hinchazón de un diámetro inferior a los diez centímetros, bastará con lavar la zona con agua y jabón para posteriormente aplicar frío.

En el caso de picadura de abeja habrá que sacar el aguijón lo más rápidamente posible y hacerlo sin presionar sobre la zona afectada para no inocularnos una mayor cantidad de veneno.

También puede darse el caso de que se produzca una reacción alérgica local. Esta se caracteriza por la presencia de una hinchazón superior a los diez centímetros de diámetro. Para tratarlo es conveniente tomar antihistamínicos y corticoides.

Por último, la reacción alérgica puede ser de carácter grave y en estos casos se hace necesario acudir urgentemente a un centro médico para que sean los especialistas los que valoren el tratamiento a seguir.

Posteriormente es recomendable acudir a un alergólogo quien, tras la realización de las pruebas pertinentes, determinará si somos alérgicos al veneno de las abejas o las avispas. En caso positivo nos recomendará llevar siempre que salgamos al campo antihistamínicos o adrenalina autoinyectable.

Este profesional también nos podrá aconsejar sobre el comienzo del proceso de inmunoterapia específica, que consiste en un programa de vacunaciones en las que se inyectará una cantidad de veneno mayor cada vez hasta que nuestro cuerpo adquiera las defensas necesarias. Este proceso tiene una eficacia superior al 95%.

Cómo evitar las picaduras

Desde la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic) nos recuerdan que los insectos himenópteros solo atacan para defenderse y proteger sus colonias y, además, facilitanuna serie de consejos y recomendaciones para evitar las picaduras de abejas y avispas durante el verano.

No te acerques a sus colmenas: Aunque parezca mentira muchos casos de picaduras múltiples se deben a que las personas traspasan la zona de seguridad cerca de nidos de avispas o colmenas de abejas. Evitar estar cerca de árboles frutales, flores o basura.

No los espantes: Cuando una abeja o avispa se pose sobre tu cuerpo no trates de espantarla o matarla. Lo mejor es mantener la calma y dejar que se marche por su cuenta.

Evita los movimientos bruscos: Si estas cerca de abejas o avispas lo mejor es no realizar movimientos bruscos. Si tienes miedo lo mejor es tratar de alejarse despacio.

Comer en el interior: Las abejas y avispas tienden a acercarse a la comida, por eso, durante los meses de verano es mejor no comer al aire libre, especialmente frutas y antes de ingerirlos comprueba que no hay insectos en los alimentos.

No camines descalzo: Muchos casos de picaduras de abejas o avispas se dan en pies descalzos.

Sacude la ropa: Antes de vestirte es recomendable que sacudas las prendas para evitar que alguna abeja o avispa se quede entre los pliegues.

Olvídate de la colonia: Los olores fuertes atraen a los insectos, por esta razón si vas al campo en verano no utilices perfumes o lacas con aromas intensos.

seguro médico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *