Plan de Inspección 2020: Fomento perseguirá el fraude allí donde esté

Nuevo Plan de Inspección: En 2020 los inspectores de Fomento controlarán 450.000 vehículos, un 3% de las jornadas laborales de los conductores profesionales y al 25% de las empresas para comprobar la correcta contratación de los nuevos “gestores de transportes”, además de volver a poner el punto de mira en las “empresas buzón” y en las falsas cooperativas.

Plan de Inspección 2020: Agente Guardia Civil realizando inspección de camión

El ministerio de Fomento ha presentado a los representantes de los transportistas un anticipo del Plan Nacional de Inspección 2020 que, entre otros aspectos prioritarios, tiene previsto mantener los controles sobre las empresas de transporte extrajeras que operan en España, en especial de las llamadas “empresas buzón”.

En este sentido la próxima aprobación del Paquete Europeo de Movilidad va a permitir, que este tipo de empresas deslocalizadas y que operan en los límites de la ley puedan ser sometidas a controles más exhaustivos por parte de las autoridades de cada uno de los estados de la Unión Europea.

El objetivo es asegurar que nuestro país cumple con la Directiva 22/2006 que regula la aplicación de la legislación social relativa a las actividades de transporte por carretera. De nuevo el próximo año este tipo de inspecciones se realizarán en colaboración con la Agencia Tributaria y la Inspección de Trabajo.

Los servicios de inspección de Fomento también continuarán con los controles en los grandes centros generadores y destinatarios de cargas, como plataformas logísticas y puertos marítimos, al igual que su trabajo también estará centrado en las áreas de negocio de la calificada popularmente como “economía colaborativa online”, sobre todo en lo referente a las plataformas de paquetería que operan con vehículos no autorizados.

Como novedad y de acuerdo con el ROTT se controlarán al menos un 25% de las empresas con el fin de comprobar que la contratación del gestor de transportes es la que manda la ley, mientras que en lo referente a tiempos de conducción y descanso se inspeccionarán 450.000 vehículos con tacógrafo y un 3% de las jornadas de trabajo de los conductores profesionales, de las cuales un 70% serán en las propias empresas y el restante 30% en carretera.

Finalmente, se mantendrán los controles sobre las cooperativas de trabajo asociado, en especial de aquellas cuyos socios estén dados de alta como transportistas en el censo fiscal y que tributen por módulos.

Por otro lado, en 2020 también de producirá el control biométrico, a través de huella dactilar, de todos los alumnos asistentes a los cursos CAP con el fin de impedir que se produzcan casos de fraude.

Seguro para camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *