Ares, el primer rottweiler que consigue el título de Perro de Terapia

Este rottweiler de 40 kg de peso tiene que cumplir la normativa e ir por la calle como cualquier otro Perro Potencialmente Peligroso y ello a pesar de ser el primer perro de su raza que obtiene en España el título de Perro de Terapia.

Perro de raza rottweiler.

Los perros con etiqueta PPP (Perros Potencialmente Peligrosos) están marcados desde el mismo momento de su nacimiento. Cansado de esta situación y de que la gente mirase con temor a Ares, un enorme rottweiler de 40 kg, su propietario Mario Ruiz decidió aprovechar su potencial y su carácter y convertirlo en perro de terapia, el primero en España de esta raza.

La historia comenzó hace cuatro años cuando Mario adoptó a Ares y el entonces «pequeño» rottweiler ayudó a otra mascota a superar sus miedos. Ese comportamiento y sus actitudes naturales hicieron pensar a su dueño que Ares no solo no era un perro peligroso, sino que su excepcional cariño hacia los demás podía ser de mucha utilidad.

Una vez en casa observaron cómo Ares siempre se acercaba a quién más triste estaba, llegando a entablar una gran afinidad con una vecina con Síndrome de Down. Este comportamiento, unido a la lectura de un artículo en el que se mencionaba cómo una psicóloga alemana utilizaba rottweiler en sus tratamientos, fue lo que animó a Mario a presentar a Ares al examen de perro de terapia.

Pero que nadie piense que el camino hasta obtener este merecido título ha sido fácil. Lo primero que tuvieron que hacer Mario y Ares fue apuntarse al curso de “Técnico de Terapia Asistida con Perros” que se imparte en el Centro Canino Terapéutico Lincoln de Madrid. Una vez inscritos tuvieron que superar una serie de pruebas, especialmente exigentes tratándose de un rottweiler.

Finalmente, dueño y mascota obtuvieron una puntuación espectacular de 43 puntos sobre 45, un resultado que ha llevado a Ares a convertirse en el primer rottweiler que consigue el título de Perro de Terapia.

A pesar de ello Ares no puede dejar de cumplir la ley y por ello necesita tener la correspondiente licencia PPP, ir siempre con correa a menos de dos metros, llevar bozal y estar sometido a continuas identificaciones por parte de la policía. Hay quien podría  opinar que ser Perro de Terapia debería eximirle de estas obligaciones, pero lo cierto es que por el momento la ley no hace excepciones.

seguro para perro

Ares, el primer rottweiler que consigue el título de Perro de Terapia
5 (100%) 2 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *