Málaga llama a la adopción de perros con #quienmeponelapataencima

El Ayuntamiento de Málaga pone en marcha una iniciativa solidaria para fomentar la adopción de aquellos perros que se encuentran en el Centro Zoosanitario de la ciudad andaluza a la espera de una nueva familia.

Presentación de la campaña solidaria (Foto: Ayuntamiento de Málaga).

«¿Quién me pone la pata encima para que lo adopte?», una pregunta con la que el Ayuntamiento de Málaga anima a los ciudadanos a que ellos mismos la formulen cuando se acerquen a escoger a alguno de los perros que se encuentran en el Centro Zoosanitario de la ciudad andaluza. Canes que esperan con anhelo la aparición de una familia que les otorgue un nuevo, deseado y también necesitado hogar.

La misma cuestión sirve como título o nombre de la campaña solidaria que ha sido presentada y puesta en marcha por el ayuntamiento malagueño, a través del Área de Sostenibilidad Medioambiental, con el fin de impulsar la adopción de mascotas caninas necesitadas de seres queridos con los que compartir su vida.

Dicha iniciativa nace también gracias al convenio que mantiene el Área de Sostenibilidad con La Fábrica de Iniciativas Sociales, una entidad que dirige el proyecto para el bienestar y la protección animal «Perros de Málaga».

La pregunta del eslogan posee además doble significado, ya que por un lado es un guiño al gesto habitual del perro cuando busca la cercanía con una persona, mientras que por otro lado, hace referencia a la popular frase que mencionó en su día el que fuera concursante de la primera edición de Gran Hermano, Jorge Berrocal: «¿Quién me pone la pierna encima para que no levante la cabeza?, ¿Quién?».

Precisamente Berrocal ha prestado su imagen para la campaña junto a Lulú, hembra de ocho años que se aloja en las instalaciones municipales a la espera de que llegue esa familia que la adopte. Una situación idéntica en la que se también se encuentran otros canes como Dalí, un american bully de tres años; Júpiter, un cruce de labrador de cinco años que en agosto hará un año de su llegada al centro; o Balbo, también un cruce de dos años que necesita un hogar.

Perro mira por una valla.

Esta campaña de concienciación pretende llamar la atención a las personas que tengan interés en adquirir un perro, para que en lugar de ello tengan en cuenta la adopción como la mejor alternativa a la compra.

La campaña se difundirá a través de las redes sociales con el hashtag #quienmeponelapataencima, con el fin de lograr la colaboración de los internautas y que el mensaje sea compartido lo máximo posible. Y es que será «mejor aún si se hace viral», reconoció el concejal del Área de Sostenibilidad Medioambiental José del Río, para quien las redes sociales son un vehículo excepcional para la concienciación en materia de adopción de animales: «Nos permite interactuar con el usuario, intercambiar fotos y vídeos de los perros y eso siempre apela al sentimiento». Del mismo modo, dicho mensaje también se verá en el mobiliario urbano de la ciudad durante los próximos meses.

Del Río también se refirió a la importancia de contar con una campaña atemporal, ya que de esta forma, «mientras haya animales en CZM esperando a ser adoptados, se mantendrá viva y hemos elegido este momento para lanzarla a la vista de los resultados del primer cuatrimestre que no son buenos respecto al mismo periodo de 2017 con un 32% menos de adopciones y un 19% menos de animales rescatado por sus dueños».

Según los datos del Ayuntamiento, en lo que llevamos de 2018 han podido dejar el Centro Zoosanitario un total de 202 perros, incluyendo la cesiones a otras instituciones, lo que representa un 13% menos que en 2017, siendo a su vez la entrada en estas instalaciones superiores a las del año pasado. En cuanto a los ingresos, el incremento es del 16%, siendo el aumento más significativo el de los ingresos por la entrega de sus propietarios. En total han sido 318 los perros entregados, frente a los 241 del pasado año. Por contra, ha descendido la cifra de animales recogidos por los servicios municipales que ha sido de 119, frente a las 135 recogida de 2017. Del Río, reiteró que los datos «requerían una actuación por nuestra parte que se ha materializado en esta campaña que nos han propuesto desde La Fábrica de Iniciativas Sociales».

El Ayuntamiento prevé que este año se puedan ejecutar finalmente los diferentes proyectos para mejorar las instalaciones del Centro Zoosanitario Municipal, creando para ello una nueva zona de esparcimiento del recinto, que permitirá el paseo de los animales durante su estancia. Esto supondrá una mejora de la calidad de vida de los perros alojados en el centro, así como de las condiciones en las que llegan al momento de la adopción. El Área de Sostenibilidad Medioambiental se hará cargo también de la creación de otra zona de paseo en las instalaciones del refugio de la Sociedad Protectora de Animales con el mismo objetivo.

Si te ha interesado esta noticia, puedes consultar también los siguientes artículos sobre mascotas:

seguro para perro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *