El mejor perro para personas con Alzheimer: 5 razas ideales

Los beneficios que aportan los animales domésticos a las personas con la enfermedad neurodegenerativa de Alzheimer justifican que sus cuidadores y familiares cercanos adopten a una nueva mascota. En el caso de los perros, vamos a repasar cuáles son las razas más idóneas para personas que padezcan la forma más común de demencia que existe.

perros para enfermos de Alzheimer

Cualquier etapa de nuestra vida es idónea para compartirla con un perro. Pero es cierto que cada vez se resaltan con más frecuencia los beneficios que aportan nuestras queridas mascotas durante la tercera edad, sobre todo por su efecto terapéutico como ya hemos repasado en nuestro blog en otras ocasiones. Por ello, de nuevo vamos a incidir en la importancia que para este grupo de personas tiene el hecho de convivir con un animal doméstico, centrándonos en esta ocasión en los enfermos de Alzheimer y en los beneficios que supone para ellos contar con la compañía de un perro en su día a día.

Como la gran mayoría sabréis, esta enfermedad afecta de forma habitual a nuestros mayores desgastando sus funciones cognitivas de manera tristemente irremediable. Los pacientes no sólo pierden su memoria, sino que la desorientación e incomprensión aumentan ya sea lenta o rápidamente hasta perder el sentido espacio-tiempo y no tener consciencia de dónde se encuentran ni con quién. Además, sus facultades físicas se deterioran de forma evidente. Ante la ausencia de una cura para esta patología, son habituales las terapias para preservar las funciones cognitivas de estas personas y retrasar el avance de la enfermedad todo lo posible, siendo una de ellas la que implica a perros como la mejor compañía para estimular las áreas del cerebro afectadas o más inactivas.

Si tienes un familiar en estas condiciones y te planteas adoptar a un cánido, estas son seis razas ideales por las que te puedes decantar para la convivencia. Y es que si bien puedes pensar que cualquier perro puede ser la elección perfecta, las características físicas, el carácter y sus habilidades para la labor terapéutica que poseen algunas razas concretas encajan a la perfección para este caso en particular. Además, dependiendo de las condiciones físicas que poseas como propietario y de tu rutina diaria es posible que te convenga más contar con un perro que se adecue mejor a tales hábitos. Por eso, aquí te dejamos 6 sugerencias de razas de perro que pueden ser el perfecto compañero tanto para tu familiar afectado como para ti como cuidador más cercano.

El mejor perro para una persona con Alzheimer

Por lo general siempre se optará por elegir razas tranquilas y cariñosas. Es necesario tener en cuenta siempre las limitaciones con las que cuenta un enfermo de esta patología cognitiva. Por ello, cuestiones como el tamaño y el peso son fundamentales a la hora de elegir un perro para una persona con Alzheimer.

mejor perro para una persona con alzheimer

Se recomienda por tanto elegir perros de tamaño medio o pequeño, ya que estamos hablando de personas frágiles y de una edad avanzada. Si por ejemplo te planteas un perro tranquilo pero de gran tamaño, la convivencia puede no ser tan fácil. No obstante, cada uno es libre de guiarse por unas preferencias u otras. Nuestra recomendación es por tanto encontrar un equilibrio entra carácter y proporciones. Ten en cuenta que, a veces, la mera presencia del animal ya provoca efectos terapéuticos, por lo que no es conveniente que sea demasiado activo y sí lo justo.

Razas de perros para personas con Alzheimer

Antes de comenzar, dejamos claro como siempre que los perros, por encima de la raza a la que pertenezcan, son animales con personalidad y temperamento propios y únicos. Esta lista es únicamente orientativa de seis de las razas que son más idóneas para acompañar y estimular a personas que padecen esta enfermedad. Pero sí es cierto que no cualquier perro puede ser la compañía idónea para personas con esta patología, ya que de sus características dependerá mucho que la convivencia funcione y podamos cumplir el objetivo de retrasar el avance de la enfermedad todo lo que podamos.

De hecho, lo más recomendable en estos casos es acudir a un centro especializado en este tipo de terapias, para que así los perros acompañados por sus instructores sean partícipes de las actividades adaptadas al tratamiento de la enfermedad. Si tu idea es la de adoptar a un animal con el que convivir, te sugerimos por sus rasgos las siguientes razas:

Labrador retriever

labrador retriever

Una de las razas más populares que existen y que también incluimos en esta lista de perros idóneos para enfermos de Alzheimer. Si bien su tamaño podría superar la media, su carácter afable y cariñoso y sus grandes dotes como perro de terapia le hacen un imprescindible siempre a tener en cuenta. Y es que hablamos de uno de los canes más dóciles, obedientes y talentosos que existen, siempre y cuando llevemos a cabo un buen adiestramiento. Además el labrador es un perro muy ágil, posee gran olfato y y un buen temperamento.

Golden retriever

También con un tamaño algo mayor que el recomendado, pero sin ser excesivo, tenemos al Golden Retriever. Perros que, al igual que los labradores, son muy utilizados para sesiones de terapia asistida por profesionales, sobre todo en espacios al aire libre.

golden retriever

Su carácter dulce y amistoso es perfecto para cuidadores y enfermos, siendo además un perro que tiene la virtud de estar siempre dispuesto a aprender. Además, su carácter es menos nervioso que el del labrador, aunque su pelaje requiere más cuidados. Su tendencia a padecer de obesidad es un aspecto a controlar, algo que podemos lograr adaptando su nivel de ejercicio y regulando su dieta. 

Caniche

Esta raza es ideal para acompañar a enfermos de Alzheimer, tanto por su tamaño, que al ser pequeño es perfecto para que puedan coger a la mascota y jugar con ella, como por su habilidad innata para responder con velocidad ante cualquier estímulo que reciban.

caniche

La inteligencia es otra de sus cualidades, además de su particular y alegre aspecto y su personalidad divertida que tanto le caracterizan. Son perros también muy familiares y les encanta pasar tiempo con sus seres queridos. De ahí su gran afición a los mimos y caricias, siendo así idóneos para ser amaestrados y entrenados para ser el compañero ideal.

Su carácter enérgico y juguetón servirá para alegrar y estimular a personas con esta patología, que a buen seguro recibirán al animal con los brazos abiertos. Ten presente siempre los tiempos de descanso que necesitarán tanto mascota como paciente. Todas esas cualidades le hacen ser también uno de los perros ideales para tener en un piso.

Pomerania

pomerania

Compañeros fieles y cariñosos que no se despegarán de su mejor amigo humano. El Pomerania, además de formar parte de una de las razas de menor tamaño, es un perro alegre, inteligente, obediente y muy activo. Además, es muy aficionado a los juegos y una de sus cualidades es que le sobra energía, por lo que es perfecto para estimular a estas personas.

Tampoco son demasiado dependientes y no necesitan de cuidados especiales, salvo los necesarios paseos para ejercitar y cepillar su pelaje, que debe llevarse a cabo de manera diaria. Sí que necesitará algunas sesiones porque es un perro de ladrido fácil.

Yorkshire

Otro perro ideal para acompañar a pacientes con Alzheimer. Es también uno de los canes más populares y que menos espacio puede ocupar en tu casa o piso. Destaca por su carácter simpático y afectivo, y son animales que se muestran muy tiernos con sus propietarios, justo lo que necesitan nuestros seres queridos que padecen esta terrible enfermedad.

Un Yorkshire Terrier sentado en una silla.

Sí requieren atención para cuestiones estéticas, como el cepillado de su pelo. Pese a su diminuto tamaño, estos canes se mantienen en constante alerta y son muy protectores, por lo que te harán saber si algo no le gusta mediante sus ladridos.

Beneficios de tener perro para una persona con Alzheimer

En definitiva, los perros estimulan a los pacientes con Alzheimer mediante ejercicios creados para ello y con su compañía y el afecto que les dedican. Con ello, se logran diferentes tipos de beneficios con los que se retrasa el avance de la enfermedad:

perros para personas con Alzheimer
  • Beneficios físicos: los pacientes se mantienen activos físicamente y retrasan la pérdida de movilidad si conviven con un perro. Con ejercicios como el paseo o cepillado, o el simple hecho de jugar con ellos logran que la enfermedad no avance de manera más veloz.
  • Beneficios cognitivos: la compañía canina estimula todas las áreas cerebrales, e incide sobre todo en la que corresponde a la memoria con el recuerdo de características y datos de su perro.
  • Beneficios sociales y emocionales: Su simple compañía estimulará las emociones, algo fundamental para hacer frente a esta enfermedad. Gracias a ella la comunicación también se refuerza y la sensación de soledad disminuye, sin duda otros de los motivos por los que siempre merece la pena contar con un amigo de cuatro patas.
seguro veterinario para perro

Jesús Rengel Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *