Reino Unido dice basta a las amputaciones de orejas de perro

Según datos de la RSPCA, en el último lustro se ha producido un aumento desproporcionado del recorte de orejas de perro (236%). Todo ello a pesar de que se trata de un procedimiento ilegal, al igual que en España.

Cuando se lleva a cabo una amputación de oreja de perro por motivos estéticos se está cometiendo un delito. Pero a pesar de que en el Reino Unido, como en España, estamos hablando de un procedimiento quirúrgico ilegal, eso no ha impedido que en los últimos cinco años se haya producido un incremento desmesurado de casos de este tipo.

Dicha intervención, muy dolorosa para los animales, consiste en cortar la parte flácida de la oreja para que así quede en posición vertical. La cirugía afecta al cartílago y puede llevar varias semanas en sanar, unido además a un proceso postoperatorio complejo por sus cambios frecuentes de vendajes y curas con el objetivo de evitar infecciones.

Pero sobre todo, nos referimos a un procedimiento totalmente innecesario que sólo aportará sufrimiento al animal y ningún beneficio para su salud. Ni mejorará su audición ni previene posibles infecciones de oído, pero en cambio sí modifica la conformación de las orejas al haberse producido una mutilación y podría afectar a su capacidad de comunicación.

En España se encuentra totalmente prohibido en la actualidad desde que entrara en vigor el 1 de febrero de 2018 el Convenio Europeo sobre Protección de animales de compañía. Inglaterra y Gales también mantienen una normativa para ilegalizarlo mediante la Sección 5 de la Ley de Bienestar Animal de 2006.

Pero ello no ha sido impedimento para el incremento masivo que se ha producido, concretamente del 236%, en los últimos cinco años, según datos de la RSPCA (Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales).

¿Por qué se siguen amputando orejas de perro si está prohibido?

Estos son los motivos por los que han aumentado los casos de amputación de orejas de perro en Reino Unido, según la RSPCA:

  • Por la importación de perros de fuera de Reino Unido que acceden al mismo con las orejas ya amputadas.
  • Por los perros criados en Reino Unido que son enviados fuera del país para llevar a cabo esta intervención en los lugares donde se encuentra permitida.
  • Por el presencia cada vez más común de fotografías de perros con orejas cortadas en las redes sociales de personajes públicos e incluso en campañas de publicidad, al ser una práctica legal en Estados Unidos.

Por todo ello, la BVA (Asociación Veterinaria británica) reclama que se tomen medidas urgentes para evitar que esta práctica continúe llevándose a cabo. Para ello solicita que el gobierno trabaje con los veterinarios y las organizaciones benéficas de bienestar animal para así hallar la manera más efectiva de poner fin a este procedimiento dañino. La prohibición de importar perros con las orejas recortadas es una de las medidas que ya se han propuesto.

seguro veterinario para perro

Jesús Rengel Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *