Reino Unido impone aislamiento en cabina y pruebas PCR a transportistas

Estas medidas de prevención contra el Covid-19 entran en vigor hoy 6 de abril y recogen cuarentena de diez días de duración para los casos positivos, multas de hasta 1.000 libras para quienes incumplan las nuevas directrices sanitarias y pruebas PCR a partir del segundo día de estancia en el país, controles que en estancias largas los transportistas deberán repetirse cada tres días

aislamiento en cabina y pcr para los transportistas en reino unido

A partir de hoy 6 de abril los transportistas europeos que vayan a pasar más de dos días en territorio del Reino Unido están obligados a realizarse una prueba PCR para la detección del Covid-19 antes del segundo día de entrada en territorio británico y, además, todos los conductores profesionales deberán permanecer en autoaislamiento en las cabinas de sus camiones durante todo el tiempo de estancia en el país.

En el caso de que los transportistas vayan a permanecer por un periodo más largo en el Reino Unido, la nueva normativa sanitaria recoge explícitamente que deberán realizarse una prueba PCR cada tres días. Estas pruebas podrán llevarse a cabo de forma gratuita en los centros de información y asesoramiento puestos en marcha por el gobierno británico.

En los casos en que las pruebas analíticas detecten un resultado positivo en Covid-19, los transportistas afectados estarán obligados a trasladarse a cualquiera de los hoteles que han sido previstos para realizar los aislamientos, donde los conductores contagiados deberán superar una cuarentena mínima de diez días hasta obtener un PCR negativo. Está establecido que los costes de este periodo de aislamiento correrán por cuenta de las autoridades británicas.

Por otro lado, en los puntos de información y asesoramiento los transportistas recibirán un documento que, además de los datos personales, indicará la hora y fecha en la que fue realizada la prueba PCR, certificado que en cualquier momento podrá ser exigido al transportista por las autoridades y los agentes de control.

Además, como medida extra el gobierno británico ha impuesto la obligación de limitar al máximo los contactos entre transportistas y ciudadanos británicos, por lo cual los conductores tan sólo podrán abandonar las cabinas de sus vehículos para comprar alimentos o medicinas, realizar ejercicio físico, siempre en las proximidades de sus vehículos, o para utilizar las instalaciones y servicios de aseo.

Finalmente, las autoridades británicas han previsto multas de hasta 1.000 libras (1.172 euros) para todas aquellas personas que lleguen a territorio del Reino Unido y que no cumplan con los requisitos sanitarios establecidos contra el Covid-19, sanciones a las que habrá que sumar aquellas otras que correspondan por otros tipos de comportamientos que se consideren de riesgo frente a contagios de coronavirus.

Seguro para camiones

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *