5 claves para superar el estrés y el agotamiento emocional

Guía para superar el agotamiento emocional, la desmotivación, el estrés y la falta de energía en vacaciones.

5 claves para superar el estrés y el agotamiento emocional

¿Qué mejor momento que las vacaciones para librarnos del estrés y el agotamiento emocional acumulado? Todos hemos tenido alguna vez esa sensación de estar constantemente abrumados, sobrepasados, e incluso de sentir fatiga mental. Y precisamente esta fatiga o falta de energía es uno de los fundamentales síntomas del estrés, según revela el II Estudio de Salud y Vida de la compañía de seguros de salud Aegon.

Hasta el 42,7% de los españoles afirma padecer fatiga cuando está estresado, siendo este dato mayor (49,5%) en los casos en que sufren estrés habitualmente. Y cerca de un 93% de quienes señalan tener estrés habitualmente también apuntan a este agotamiento emocional como un efecto negativo en su estado de salud.

Según el Doctor Alvar Ocano, gerente médico de Aegon, “uno de estos efectos es la sobrecarga mental, que puede manifestarse de muchas maneras, como cansancio físico, baja motivación, falta de atención, pérdidas de memoria e hipersensibilidad”. Y también apunta que tendemos a pensar “que el único cansancio posible es el físico y eso nos lleva a no reconocer esta situación, algo que sin duda ralentiza el proceso de recuperación hacia un correcto bienestar emocional”. Pese a que múltiples estudios médicos apuntan al estrés permanente como factor desencadenante de la morbilidad y mortalidad.

Por tanto cuidar de nuestra salud y bienestar emocional es fundamental. Algo en lo que, aprovechando el Día Mundial de la Relajación (15 de agosto), quieren ayudarnos desde Aegon con 5 consejos que nos permitirán enfrentar el agotamiento emocional durante nuestras vacaciones, para que podamos reponernos y volver nuevos de ellas:

1. La efectividad del mindfulness

Parar y desconectar es absolutamente necesario y clave: Hasta un 22% de los españoles realiza ejercicios de meditación o relajación como remedio contra el estrés. Y Ocano apunta que realizarlos “nos ayuda a mejorar nuestra capacidad de control mental y a gestionar nuestras emociones”.

mindfulness para combatir el agotamiento emocional

El mindfulness permite una mejor gestión de las emociones, brindándonos las herramientas que nos permiten «desconectar» de todo aquello que nos estresa o produce tensión. Por otra parte está también demostrada su efectividad en problemas como la hipertensión, el dolor crónico, la diabetes, el cáncer y algunos trastornos autoinmunes. ¿Qué mejor momento que nuestras vacaciones para iniciar esta práctica?

2. Dormir lo necesario

El descanso es clave para la mente y para reponer fuerzas y energías. Si no dormimos lo suficiente no estamos descansando bien. Y si no lo hacemos podemos acabar desarrollando problemas como irritabilidad, estrés, falta de coordinación, déficit de atención e incluso fallos de memoria.

es importante dormir

La cantidad y la calidad del sueño influyen en nuestra salud física y emocional. Lo recomendable es descansar entre 7 y 8 horas, sin abusar de las siestas de más de 30 minutos durante el día.

Las vacaciones son buen momento para resetear nuestra rutina de sueño. Para hacerlo nos recomiendan:

  • Alejarnos actividades que interfieran el sueño como móviles y pantallas antes de dormir
  • Realizar ejercicio diario al menos 3 horas antes de dormir
  • Hacer ejercicios de relajación o baños de agua templada, procurando descansar en espacios ventilados y con poca luz
  • Evitar las comidas pesadas antes de acostarnos

3. Simplifica: No a la multitarea

Muchas veces nos encontramos tan sobrepasados que tratamos de hacer más de una cosa a la vez para acabarlas cuanto antes.

Pero intentar concentrarse en más de una tarea a la vez agota a nuestra mente, por lo que es clave establecer prioridades realistas y dejar de exigir a nuestro cerebro que rinda al máximo en múltiples quehaceres al mismo tiempo.

no te sobre estimules

Tómate tu tiempo durante las vacaciones para reordenar cuáles son tus prioridades de cara a la vuelta al trabajo y a la rutina diaria.

4. Evitar la sobre estimulación

Desconectar de la hiperconectividad a la que sometemos a nuestra mente cada día es importante. Nuestra atención se ve supeditada al ritmo que impone la tecnología, dando saltos constantes entre diferentes estímulos. Para solucionar esto es importante que no sea tu entorno el que dirija tu atención, sino que tú mismo elijas en qué enfocarla.

Cada actividad tiene su momento. Por ello es fundamental no mezclar para ser capaces de entrenar nuestra conciencia plena y ser más felices, tanto en nuestra vida personal como en la laboral y profesional.  

5. Disfruta, diviértete, vive

Las vacaciones estivales son un gran momento para disfrutar del tiempo con familia y amigos. Sentirse querido y disfrutar al máximo de los buenos momentos con las personas más importantes de nuestra vida nos ayudará a hacer desaparecer el estrés y el agotamiento.

Ocano apunta que “cuando nos rodeamos de personas a las que apreciamos y queremos, liberamos oxitocina, la hormona que nos ayuda a reducir el dolor y la ansiedad, a la vez que aumenta nuestra energía y fortalece nuestro sistema inmune”.

También podemos aprovechar los días de asueto para practicar actividades físicas o deportivas (montar en bici, pasear, nadar,…). El deporte nos libra del aburrimiento y del sedentarimo que, generalmente, conllevan la aparición de conductas poco saludables. Hacer ejercicio ayuda no solo a reducir las hormonas del estrés, como la adrenalina o el cortisol, sino que provoca la producción de endorfinas, lo más similar a una droga para mejorar el ánimo y reducir el dolor físico de forma natural.

running

Con el deporte te sentirás mejor y desconectarás tu mente de los problemas del día a día. De hecho varios estudios muestran cómo una hora de deporte semanal ayuda a prevenir la depresión.

seguro médico

Jorge Monroy Criado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *