Cactus, el primer perro que consigue la medalla del Marathon des Sables

Este año los casi mil participantes del Marathon des Sables no podrán olvidar a Cactus, un perro vagabundo que se sumó a la prueba en la segunda etapa y que alcanzó la meta de Merzouga después de hacer un 76º puesto en la “etapa reina” de 76,3 kilómetros, que le valió la medalla del Marathon des Sables.

Este año los casi mil participantes del Marathon des Sables no podrán olvidar a “Cactus”, un perro vagabundo que se sumó a la prueba en la segunda etapa y que alcanzó la meta de Merzouga después de hacer un 76º puesto en la “etapa reina” de 76,3 kilómetros, que le valió la medalla del Marathon des Sables.
Este año los “sufridos” participantes en el Marathon des Sables, una durísima carrera de resistencia a través del desierto del Sáhara, no van a olvidar a “Cactus”, un perro vagabundo que decidió sumarse voluntariamente a la competición en la segunda etapa de 32,5 kilómetros y que durante casi una semana estuvo acompañando a los corredores hasta el final en Merzouga.
La última edición del Marathon des Sables comenzó en la localidad de El Borouj con una primera etapa de 32,2 kilómetros, para después de recorrer 226 kilómetros a lo largo de seis días hasta conseguir llegar al corazón del Sáhara. Uno de los requisitos de esta prueba es que el agua está limitada a un máximo de 12 litros diarios, una cantidad que puede parecer excesiva pero que debe servir, entre otras cosas, para abordar la “etapa reina” con un total de 76,3 kilómetros de recorrido.
Fue en la llamada “extralarga” donde Cactus cubrió la distancia en tan sólo 11,15 horas, un tiempo casi de récord que le convirtió en el 76º mejor clasificado cuando la media que realizaron la mayor parte de los corredores estuvo en torno a las 31 horas de promedio, un resultado que le valió a Cactus la prestigiosa medalla del Marathon des Sables. 
A mitad de esta etapa Cactus sufrió un grave episodio de deshidratación que finalmente pudo ser solventado por uno de los participantes, veterinario de profesión, que con su rápida y eficaz actuación permitió que Cactus se pusiera en pie de nuevo y consiguiera alcanzar la línea de meta sin mayores problemas.
Las tres primeras etapas del mítico Marathon des Sables cubrieron en esta ocasión una distancia entre 32,2 y 37,1 kilómetros, para llegar al cuarto día a la “extralarga” y finalizar en Merzouga con una etapa corta de tan sólo 6,1 kilómetros, después de un quinto día en el que los participantes -Cactus incluido- tuvieron que recorrer 42,2 kilómetros.
La primera edición del Marathon des Sables se celebró en 1986, dos años después de que un “loco” llamado Patrick Bauer se hiciera en solitario 350 kilómetros en doce días a través del desierto del Sáhara. En esta ocasión los “locos” sumaron un total de 978 participantes.

Este año los “sufridos” participantes en el Marathon des Sables, una durísima carrera de resistencia a través del desierto del Sáhara, no van a olvidar a “Cactus”, un perro vagabundo que decidió sumarse voluntariamente a la competición en la segunda etapa de 32,5 kilómetros y que durante casi una semana estuvo acompañando a los corredores hasta el final en Merzouga.

La última edición del Marathon des Sables comenzó en la localidad de El Borouj con una primera etapa de 32,2 kilómetros, para después de recorrer 226 kilómetros a lo largo de seis días hasta conseguir llegar al corazón del Sáhara. Uno de los requisitos de esta prueba es que el agua está limitada a un máximo de 12 litros diarios, una cantidad que puede parecer excesiva pero que debe servir, entre otras cosas, para abordar la “etapa reina” con un total de 76,3 kilómetros de recorrido.

Fue en la llamada “extralarga” donde Cactus cubrió la distancia en tan sólo 11,15 horas, un tiempo casi de récord que le convirtió en el 76º mejor clasificado cuando la media que realizaron la mayor parte de los corredores estuvo en torno a las 31 horas de promedio, un resultado que le valió a Cactus la prestigiosa medalla del Marathon des Sables.

A mitad de esta etapa Cactus sufrió un grave episodio de deshidratación que finalmente pudo ser solventado por uno de los participantes, veterinario de profesión, que con su rápida y eficaz actuación permitió que Cactus se pusiera en pie de nuevo y consiguiera alcanzar la línea de meta sin mayores problemas.

Las tres primeras etapas del mítico Marathon des Sables cubrieron en esta ocasión una distancia entre 32,2 y 37,1 kilómetros, para llegar al cuarto día a la “extralarga” y finalizar en Merzouga con una etapa corta de tan sólo 6,1 kilómetros, después de un quinto día en el que los participantes -Cactus incluido- tuvieron que recorrer 42,2 kilómetros.

La primera edición del Marathon des Sables se celebró en 1986, dos años después de que un “loco” llamado Patrick Bauer se hiciera en solitario 350 kilómetros en doce días a través del desierto del Sáhara. En esta ocasión los “locos” sumaron un total de 978 participantes.

seguro para perro
Cactus, el primer perro que consigue la medalla del Marathon des Sables
5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *