Citroën GS Camargue, el “dream car” de Nuccio Bertone

En 1970 Carrozeria Bertone comenzó a trabajar en un proyecto para mostrar a Citroën de lo que eran capaces. Tomando como base el modelo GS del fabricante francés, que apenas llevaba dos años en el mercado, la empresa de Nuccio Bertone fabricó un auténtico “dream car” que fue presentado en los salones automovilísticos de París y Londres en 1972. Te contamos más sobre su historia. 

Citroën GS Camargue

Desde sus inicios hasta principios de la década de los años setenta Citroën siempre tuvo mucho recelo de trabajar con carroceros y diseñadores externos. De hecho, contaban con un Centro de Diseño propio donde guardaban en secreto todos sus proyectos que posteriormente se convertían en lanzamientos sorprendentes. 

Todo cambió a partir de 1972 cuando Nuccio Bertone presentó su dream car, el GS Camargue. Este automóvil estaba construido sobre la base de un Citroën GS, un modelo que apenas llevaba dos años en el mercado. 

Sin embargo, antes de hablar del GS Camargue, debemos hacer un pequeño repaso a la historia del Citroën GS. 

Citroën GS, una obra de Robert Opron 

A principios de la década de los sesenta Robert Opron se incorporó al Centro de Diseño de Citroën como asistente de Flaminio Bertoni, director de este departamento desde 1920 hasta su jubilación en 1964. 

Durante su estancia en el fabricante francés Opron fue responsable del rediseño de los Citroën AMI 6, SM o CX, pero también fue el creador de un mito, el Citroën GS

El GS era un automóvil tipo berlina de tamaño medio con cuatro puertas y espacio para cinco ocupantes. Mecánicamente montaba suspensión hidroneumática, frenos de disco en las cuatro ruedas con limitador en el eje trasero y dirección de cremallera, lo que dotaba de gran confort de conducción al vehículo. 

Citroën GS Camargue

Sin embargo, si por algo destacaba el Citroën GS era por su diseño innovador y moderno. Para empezar, su carrocería fue diseñada por primera vez en la historia con la ayuda de un ordenador. También tenía un gran maletero con fácil acceso y baja altura, apenas 42 centímetros lo separaban del suelo. Los parachoques traseros, que estaban integrados en el portón, se elevaban al abrirse lo que facilitaba la carga y descarga. 

Por dentro, el GS gozaba de una gran habitabilidad a pesar de sus compactas dimensiones y la percepción de espacio era aún mayor gracias a la integración del volumen del maletero. 

Bajo el capó había un motor de cuatro cilindros con arquitectura bóxer y refrigerado por aire. Este propulsor tenía unas magníficas prestaciones y permitía que el Citroën GS alcanzara los 150 km/h de velocidad máxima

GS Camargue, un dream car” con buena base 

En 1912 Giovanni Bertone fundaba cerca de Turín (Italia) Carrozzeria Bertone, una empresa dedicada al diseño de automóviles para los diferentes fabricantes de la época. Sin embargo, Citroën nunca fue uno de ellos hasta que Nuccio Bertone, hijo del fundador, se lo propuso. Y es que, Nuccio quiso desarrollar un vehículo para mostrar al fabricante francés de lo que era capaz su empresa. 

Para la creación de su dream car” Nuccio Bertone escogió el Citroën GS, un vehículo  innovador tanto en su configuración como en su diseño. Al frente del proyecto colocó a Marcello Gandini quien comenzó a trabajar en el diseño y fabricación de un biplaza deportivo a finales de 1970

Para bautizarlo, el equipo de Carrozzeria Bertone se inspiró en el lugar donde el GS fue presentado a la prensa en 1970, la región francesa de Camarga. Esta ubicación, famosa por sus salinas y sus manadas de caballos en libertad, dieron lugar a la denominación de Camargue. 

Citroën GS Camargue

En 1972, el GS Camargue vería la luz en dos de los salones del automóvil más importantes del mundo, París y Londres. En ambos, el modelo de Bertone cosechó grandes éxitos. 

En cuanto al diseño, pese a estar basado en el Citroën GS, el GS Camargue tenía algunas diferencias importantes. La primera de ellas era la altura al suelo, mucho más baja en el modelo de Bertone, lo que le otorgaba un aspecto más deportivo. 

Por otro lado, en el GS Camargue había un grupo óptico que se extendía por toda la anchura trasera y una luneta posterior de gran tamaño e integrada en el portón del maletero. Por dentro, tan solo había espacio para dos ocupantes frente a los cinco cómodos asientos del GS. 

Actualmente, el GS Camargue es una pieza clave de la colección histórica de Bertone. Además, en el Retromobile de París de 2019 estuvo expuesto en el stand de Citroën como homenaje al centenario de la compañía. 

Una colaboración de éxito 

Tras quedar sorprendidos con el GS Camargue, Citroën comenzó a colaborar con Carrozzeria Bertone para el diseño de nuevos modelos. De hecho, en 1978 Nuccio Bertone fue citado por la compañía francesa para que les presentase una propuesta para sustituir al GS

Bertone volvió a confiar en Gandini para este proyecto. Fue el propio Marcello Gandini quien tuvo la idea de reeditar el modelo Tundra añadiéndole dos puertas más y un portón trasero. De esta manera nació el proyecto XB, que en 1982 se convertiría en el sustituto del GS con el nombre de BX y en el primer modelo de Citroën con diseño externo. 

La colaboración entre el fabricante francés y el diseñador italiano continuó durante varios años más en los que se presentaron los Citroën XM, ZM, Berlingo y Xantia, así como prototipos como el Zabrus, basado en el BX 4TC. 

seguro coche antiguo

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *