Alimentos prohibidos para los perros en Navidad

Existen alimentos que las mascotas no deberían de ingerir en ningún caso.

Es necesario consultar al veterinario antes de ofrecer los restos de las grandes comidas a los perros.

Llega la Navidad y con ella los excesos en nuestras dietas y comidas. Las mascotas, como parte de la familia, tampoco escapan a estos banquetes. Sin embargo hay que tener especial cuidado con aquellos alimentos perjudiciales para su salud.

Por regla general durante las fechas navideñas son frecuentes las grandes comilonas y es muy habitual que los restos de comida sobrantes terminen sirviendo de alimento para nuestros perros, fundamentalmente, aunque se trata de una práctica que puede no ser muy aconsejable para la salud de nuestras mascotas. Por ello lo mejor será consultar antes con nuestro veterinario para evitar riesgos innecesarios.

El marisco, por ejemplo, puede provocar en los perros vómitos, diarreas o estreñimiento, debido a la quitina, sustancia que no digieren correctamente, y en algunas razas los elevados niveles de ácido úrico pueden derivar en gota.

Ojo con las frutas y verduras para perros. Por su parte las uvas y el chocolate pueden resultar tóxicos y en el caso de las primeras afectar gravemente a los riñones.

El ajo y la cebolla se llevan el título de mayor peligrosidad. La ingestión de cualquiera de estos dos alimentos supone un grave riesgo que puede acarrear incluso la muerte. La cebolla contiene tiosulfato, una sustancia que destruye los glóbulos rojos y que puede llegar a producir anemia y problemas respiratorios. El ajo, por su parte, actúa como un compuesto tóxico ya que los perros no pueden metabolizarlo correctamente.

Hay comidas para perros totalmente prohibidas que sus dueños comen en navidad.

Hay que tener especial cuidado con aquellos perros propensos a mordisquearlo todo.

Hay más alimentos que nuestras mascotas no deberían ingerir en ningún caso. Es el caso de las bebidas alcohólicas, y otras que es mejor que no tomen en grandes cantidades como lácteos, sal, café o algunas plantas de las que habitualmente decoran nuestros hogares por éstas fecha.  Mucho cuidado con aquellos perros propensos a mordisquearlo todo.

Seguro que no podremos evitar que nuestros perros acaben husmeando en el cubo de la basura o ingiriendo algún rastro de comida perjudicial para su salud, pero como precaución deberemos adoptar medidas para que esto no suceda. Un buen consejo es poner el cubo de la basura en alto o tener uno que tenga cierres en la tapa.

seguro para perro

Alimentos prohibidos para los perros en Navidad
3.5 (70%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *