España bloquea la normativa de trabajadores desplazados

Con esta táctica se pretende conseguir que la Comisión Europea admita las propuestas españolas en lo relacionado con los tiempos de descanso para permitir la “vuelta a casa”, el requisito de los tres camiones de flota mínima para acceder a la profesión de transportista y cinco días mensuales sin la aplicación de salarios mínimos para los trabajadores.

El Gobierno español ha confirmado a las autoridades europeas que bloqueará la reforma de la Directiva de Trabajadores Desplazados, al menos hasta que la Comisión recoja en sus propuestas los planteamientos de nuestro país favorables a que los conductores profesionales que realizan transporte internacional no estén contemplados en esta normativa, como ya sucede con los trabajadores de otros sectores de actividad.

La citada Directiva entiende que en el caso del transporte de mercancías por carretera su aplicación deberá realizarse desde el minuto uno, mientras que Fomento defiende la postura de que al menos existan cinco días mensuales sin que sea necesaria la aplicación de salarios mínimos. Al hilo de la lucha contra el “dumping social” son varios los países comunitarios que ya están aplicando de forma unilateral sus leyes de salarios mínimos para los conductores de terceros países que operan en sus territorios.

Por otro lado nuestro país también va a defender la posibilidad de que cada Estado pueda incorporar “medidas adicionales” al Paquete de Movilidad presentado por la Comisión Europea, de forma que en nuestro caso sea posible mantener el requisito de los tres camiones en el acceso a la profesión de transportista, una cuestión que está recurrida a nivel  nacional y comunitario. Si estos recursos prosperaran el gobierno español debería retirar la obligatoriedad de los tres camiones.

Finalmente, en cuanto al Reglamento de la LOTT (ROTT), cuyo primer borrador está siendo actualmente analizado por los representantes de los transportistas, Administración y Comité Nacional coinciden en señalar que su entrada en vigor no se producirá antes de julio de 2018, mientras que la figura del “gestor de transportes” que aparece en el nuevo ROTT no se haría realidad hasta 2020 con el fin de facilitar a las empresas un periodo de transición.

En el tema de la polémica euroviñeta se mantiene activa la promesa de Fomento de no iniciar su implantación en el medio plazo, aunque de hacerlo la modificación de la correspondiente directiva europea obligaría a que todos los vehículos, y no sólo los camiones, se vieran afectados por el pago de la tasa por uso de infraestructuras.

banner comparador seguros motor vehiculos coches camiones y motos

España bloquea la normativa de trabajadores desplazados