Todo lo que debes saber para esquilar a un caballo

Nuestro caballo, al igual que nosotros, pasa frío en invierno y calor en verano. Por lo que con un buen razonamiento pensarás que la mejor época del año para esquilar a un caballo es en verano ¿verdad?

Como esquilar a un caballo

Pues, aunque no lo creas, no estás en lo cierto. Lo correcto es esquilar a nuestros caballos en invierno. Pero… ¿por qué? Veamos las razones y algunos consejos importantes que debemos tener en cuenta a la hora de esquilar a un caballo.

¿Qué debo tener en cuenta para esquilar a un caballo?

Esquilar a un caballo no es más que cortarle el pelo. Pero, el pelo es algo natural que les protege del frío, estarás pensando. Y estás en lo correcto. Por eso hay que tener presente que estamos haciendo algo antinatural y sólo esquilaremos a nuestro caballo si va a tener una gran actividad en invierno, de no ser así, no será necesario esquilarlo.

Aunque sea una actividad antinatural, esquilar a un caballo es algo bastante frecuente e incluso necesario en algunas ocasiones.

¿Qué beneficios tiene esquilar a un caballo?

Aunque no lo parezca, esquilar a un caballo tiene sus beneficios. Sin su pelaje, nuestro caballo será más ágil y estará mucho más cómodo, por lo que trabajará mejor.

Otro de los beneficios del esquilado es evitar que nuestro caballo sude en exceso. En invierno, el exceso de sudor puede convertirse en un problema. El pelo largo retiene el sudor y por ello el caballo permanece más tiempo húmedo. Esto produce que el caballo se enfríe y puede incluso llegar a causarle algún tipo de enfermedad.

También es importante esquilar a un caballo cuando este tiene alguna herida, ya que facilita su limpieza y evita que se pueda infectar.

Por último podríamos decir, aunque no sea un beneficio, que un caballo esquilado siempre resalta su belleza.

Como esquilar a un caballo.

¿Cuándo debo esquilar a un caballo?

Aunque la época en la que esquilamos a nuestros caballos es importante, también lo son diferentes factores como la zona en la que se encuentra el equino o el trabajo al que esté sometido.

La rapidez con la que crece el pelo también es un factor a tener en cuenta. Aun así, la mejor época para el esquilado de caballos es a finales de otoño principios de invierno. Para evitar que nuestro caballo pase frío cuando le esquilemos debemos cubrirle con una manta cuando no esté haciendo ejercicio. Además también podemos darle avena o algún otro complemento alimenticio para protegerle contra el frío.

Tipos de esquilado

Antes de empezar a esquilar a un caballo primero debemos elegir el tipo de esquilado que queremos hacer a nuestro equino. La cabeza, aunque también se puede esquilar, requiere de muchísimo cuidado, ya que es la zona más sensible y cualquier movimiento inesperado del caballo puede causarle una herida de carácter grave.

Existen diferentes variedades de esquilado, veamos las más comunes:

Esquilado tipo pony

El esquilado tipo pony consiste en esquilar las zonas del cuello y del pecho, que es por dónde más suda el caballo.

Es el más indicado para ponys, de ahí su nombre, que sólo se montan 2 o 3 veces por semana.

Esquilado de caza

Este tipo de esquilado está indicado en caballos de caza. Se basa en esquilar al equino entero exceptuando sus extremidades y la zona de la montura. ¿Por qué estas zonas no se esquilan?

El pelo de las patas le sirve al caballo para protegerse del frío y del barro. Además le sirve como amortiguador de golpes, rozaduras o cortes que se pueda hacer cazando.

La zona de la silla o montura tampoco se esquila. Se suele dejar la silla puesta para saber por dónde tenemos que esquilar. La razón de dejar sin esquilar esta zona es porque aquí el pelo protege la piel que con tantas horas de monta puede irritarse llegando incluso a producir llagas.

Como esquilar a un caballo.

Esquilado de enganche o de corte señalado

Este tipo de esquilado tiene muchas variedades. Se puede adaptar a cada equino dependiendo de la zona en la que sude más el animal. Este esquilado está indicado para los tradicionales caballos de enganche.

Se trata de cortar el pelo del caballo en la parte interior del cuello y del estómago. Amoldándolo a cada equino ampliando hacia los costados según sus necesidades.

Esquilado de manta

El esquilado de manta es parecido al de enganche. La diferencia está en que se quita mayor parte de pelo que en el anterior. Es uno de los tipos de esquilados menos utilizados en la actualidad.

Consiste en esquilar la parte del estómago, del pecho y del cuello. Parecerá que el equino lleve una manta puesta, de ahí la procedencia de su nombre.

Esquilado completo

El esquilado completo consiste en esquilar a un caballo entero. Este tipo de esquilado se realiza principalmente en caballos que compiten en invierno o en equinos que realizan trabajos costosos.

Debemos comenzar por la quijada inferior, es decir, la mandíbula inferior del caballo. El corte debe ser pausado y siempre a contrapelo. Seguidamente continuamos con la zona de la crin, que debemos haber cepillado previamente. La crin la podemos cortar más o menos dejando una distancia de un centímetro hasta la raíz.

Como esquilar a un caballo.

Después continuamos con el costado del caballo que aunque parezca la parte más fácil de esquilar, no lo es. En esta zona del pelo se crean remolinos, por lo que al cortar debemos intentar hacer semicírculos para ir a contrapelo.

Al llegar a la cola del caballo haremos un triángulo trazando una línea desde el lateral de la cola hasta la columna vertebral del equino. Este triángulo de unos 10-20 centímetros se suele dejar sin esquilar.

Por último, necesitaremos alguna mano amiga que nos ayude a finalizar el esquilado de las piernas. La parte del codillo, también llamado codo, es muy delicada por lo que alguien debe sujetar fuertemente la pata del caballo e intentar que la mantenga bien estirada. En caso contrario podríamos dañar la pata del equino con la esquiladora.

Con paciencia y cuidado ya tendremos a nuestro caballo esquilado de cuerpo entero. La ayuda de alguien, aunque no sea imprescindible, siempre nos vendrá bien.

Consejos para esquilar a un caballo

Una vez decidido el tipo de esquilado debemos tener en cuenta una serie de consejos para proceder a esquilar a un caballo.

  • Es bueno que el día previo al esquilado, nunca en el mismo día, el caballo realice bastante ejercicio.
  • Para comenzar este largo proceso lo primero que debemos hacer es cepillar bien el pelo, que debe estar completamente seco.
  • El esquilado debe hacerse siempre a contrapelo, es decir, en la dirección contraria del crecimiento del pelo.
  • Nunca debemos ejercer fuerza sobre la esquiladora. Si no desliza bien la maquina puede ser debido a un problema con las cuchillas y podemos hacer daño al caballo.
  • Para mantener al caballo tranquilo podemos ofrecerle algo de comida, como heno por ejemplo. Así se mantendrá ocupado mientras nosotros le esquilamos.
  • El caballo debe estar siempre bien sujeto mientras le cortamos el pelo. Sujetarle por la cabezada es la opción más segura.
  • Cuidado con las partes sensibles como la cabeza o el vientre. Debemos aprovechar cuando la máquina esté fría para esquilar estas partes.
  • Según vamos esquilando al caballo es conveniente ir tapándole con una manta. Si el equino siente frío puede ponerse nervioso.
  • Al finalizar debemos volver a cepillar a nuestro caballo y limpiar la esquiladora y sus respectivas cuchillas a fondo.

Por último, está bien saber que si no solemos esquilar a nuestro caballo frecuentemente o no queremos gastarnos una gran suma de dinero, existe la posibilidad de alquilar una esquiladora. Tendremos que comprar igualmente las cuchillas, pero nos ahorraremos un dinero y podremos utilizar una esquiladora de calidad.

Si quieres saber más acerca del mundo del caballo puedes consultar nuestro blog. En él encontrarás entradas interesantes cómo los tipos de monturas para caballos que existen, las curiosidades sobre caballos o todo sobre la doma, entre otros muchos.

seguro para caballos

Todo lo que debes saber para esquilar a un caballo
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *