Godolphin, la Meca árabe de los caballos de carrera

La poderosa familia Al Maktoum, que preside el emirato de Dubai y que ostenta la vicepresidencia de los Emiratos Árabes Unidos, es la propietaria de Godolphin, un emporio hípico creado en 1992, con presencia en siete países y cuyos caballos de carreras ya suman más de cinco mil victorias.

Los ingresos del petróleo han convertido a los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en una de las potencias futbolísticas a nivel mundial, aunque sólo sea porque los jeques son propietarios de algunos de los clubes más importantes de las ligas europeas, y para quién todavía no lo sepa EAU es además uno de los epicentros a nivel mundial cuando se habla de la cría de caballos pura sangre de competición.

La familia Al Nahyan, que preside EAU y el emirato de Abu Dabi, el más importante del país, tiene entre sus propiedades internacionales al rico y prestigioso club británico Manchester City entrenado por Pep Guardiola, mientras que la familia Al Maktoum, que ostenta la vicepresidencia de EAU y que rige el emirato de Dubai, ha preferido dedicarse al mundo de la hípica.

Esta línea de negocio viene dada porque el emir Rasid Al Maktoum, primer ministro de EAU, es un fanático de las carreras de caballos, un deporte al que se aficionó mientras estudiaba en la Universidad de Cambridge y al que ha dedicado desde entonces cientos de millones de euros, buena parte de los cuales han ido dirigidos a Godolphin, un emporio hípico extendido por todo el mundo y del que han surgido caballos campeones que han ganado miles de carreras.

Godolphin Arabian fue uno de los tres sementales que llegaron a Gran Bretaña desde Oriente Medio para diseñar la moderna línea de caballos pura sangre. Este ejemplar está enterrado en Wandlebury Park (Cambridge), un lugar frecuentado en su época de estudiante por Rashid Al Maktoum que en 1992 decidió fundar una de las cuadras más importantes del mundo, un emporio hípico al que bautizó con el nombre de aquel semental legendario.

Godolphin tiene su sede en Dubai e instalaciones y presencia en al menos siete países, entre ellos Reino Unido (Newmarket), Francia, Japón, Irlanda, Estados Unidos y Australia (Sidney y Melbourne). Tan sólo en el país de los canguros y de los koalas las inversiones de Godolphin superan los 700 millones de euros, una cifra ciertamente astronómica en el mundo de la hípica y que sin embargo no ha servido para que los caballos de Al Maktoum hayan dominado en la prestigiosa Melbourne Cup, una competición de fama internacional que se celebra desde 1861 y donde hasta la edición del pasado año sus caballos nunca consiguieron pasar del segundo puesto.

Desde la creación de Godolphin han sido casi cinco mil los caballos de carreras que han competido defendiendo sus colores. En estos veintiséis años ha sumado más de cinco mil victorias en todas las competiciones e hipódromos del mundo, de las cuales 288 son triunfos en pruebas del Grupo I, entre las que hay que contabilizar la victoria del campeón Cross Counter en la edición del pasado año de la Melbourne Cup, un tiunfo que ingresó 2,4 millones de euros como premio en las arcas de Godolphin.

Pero el amor de la familia Al Maktoum por los caballos pura sangre va más allá del mundo de la competición. ¿Qué pasa cuando un caballo de carreras se jubila? Hay que tener en cuenta que la vida útil de un ejemplar es generalmente muy corta, salvo excepciones, y los elevados precios que tienen actualmente los caballos de carreras obligan a encontrarles una “segunda vida” una vez que abandonan los hipódromos.

Los mejores ejemplares pueden ser dedicados a la cría y con ello contribuir al negocio como padres o madres de nuevos caballos ganadores, pero para el resto de ejemplares hay que diseñar una estrategia de reciclaje que les permita dedicarse a otras actividades. Desde Goldolphin también se ha pensado en ello y de ahí su colaboración con la entidad británica RoR, tras cuyas siglas en inglés se esconde la organización Reconversión de Caballos de Carreras, una institución que desde hace años recauda fondos para promover el reciclaje de los caballos de competición con el objetivo de hacerlos aptos para otras actividades ecuestres.

Cuando un ejemplar de carreras se “jubila” el propietario puede encontrar en RoR el asesoramiento necesario para rentabilizar con todas la garantías a su animal con un segundo propietario y a partir de ahí serán los “retrainers” o reentrenadores los que darán comienzo a un proceso de evaluación y de valoración que finalizará en un programa de reciclaje en función de las aptitudes de cada caballo.

seguro para caballos

Godolphin, la Meca árabe de los caballos de carrera
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *