¿Por qué los perros son los mejores test de embarazo?

En muchas ocasiones los perros que conviven con nosotros son capaces de detectar un embarazo antes que la propia mujer y todo porque su fino olfato descubre hasta el menor cambio hormonal. Después su oído podrá escuchar los movimientos del feto, de ahí que a los perros les guste oler y lamer el vientre de las futuras madres.

En otras ocasiones hemos hablado de la capacidad que tienen los perros para detectar enfermedades y de cómo este «talento natural» que les ha dado la naturaleza es empleado en muchos países a la hora de entrenar perros de asistencia, pero también tenemos que saber que casi antes de que lo confirme un test de embarazo nuestras mascotas, tanto perros como gatos, pueden descubrir con antelación nuestro estado de gestación.

En el caso de los perros su fino olfato es capaz de descubrir los cambios hormonales que se producen en las mujeres gestantes, incluso antes que ellas mismas, mientras que en periodos más avanzados del embarazo está probado que su afinado oído puede escuchar los movimientos del feto en el interior de la madre, lo que provocará probablemente cambios de comportamiento y conductas de sobreprotección inhabituales en nuestra mascota.

Se calcula que el olfato de un perro es entre 10.000 y 100.000 veces superior al humano, de ahí que su pituitaria sea capaz de descubrir los cambios químicos que se producen en el cuerpo femenino durante el embarazo, incluso en sus primeras semanas.

Y ello es posible porque la nariz de un perro tiene entre 200 y 300 millones de células olfativas, mientras que lamentablemente los humanos tan sólo tenemos cinco millones, y además porque en su cerebro el área dedicada a gestionar el sentido del olfato es cuarenta veces mayor que la nuestra.

Y si primero es el olfato el que se encarga de advertir a nuestro perro de que «algo» está sucediendo en nuestro interior, a medida que el embarazo avanza el oído se suma también a los sentidos capaces de detectar que ese «algo» está creciendo y que tiene vida propia.

El espectro auditivo del perro oscila entre 20.000-65.000 hercios, mientras que en los seres humanos este espectro se mueve en torno a los 20.000 hercios, lo que les permite detectar sonidos que para las personas son inaudibles, de ahí que con frecuencia los perros que conviven con nosotros quieran oler el vientre de la futura madre e incluso lamerlo.

Sin embargo, algunos animales pueden reaccionar ante el cambio de situación desarrollando conductas relacionadas con el estrés y la ansiedad, como es el caso del lamido constante. En estos casos se hace necesaria una visita al veterinario para resolver la situación.

Y si te ha interesado esta noticia, te recomendamos la lectura de LA MEJOR ALIMENTACIÓN SI ESTÁS EMBARAZADA, TODO LO QUE DEBES SABER PARA CONDUCIR ESTANDO EMBARAZADA y cuáles son LOS 9 PASOS PARA LLEVAR A CABO UN EMBARAZO SALUDABLE.

seguro para perro

¿Por qué los perros son los mejores test de embarazo?
5 (100%) 3 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *