Las lujosas mansiones perrunas de Hecate Verona

Muchos ricos no están dispuestos a que sus mascotas duerman en una simple perrera y por eso la empresa italiana Hecate Verona construye a partir de 35.000 euros mansiones y palacios a escala que pueden ser habitados por perros, aunque hay clientes dispuestos a gastarse hasta 160.000 euros en la casa de su animal de compañía.

Perro a escasa distancia de una mansión

¿Quién fue el que habló de una vida de perros? La empresa italiana Hecate Verona construye palacetes para perros que como sucede con las mansiones de verdad están equipados con tecnología domótica y que en su construcción incluyen materiales nobles como madera y mármol y acabados de lujo.

Todo a cambio de que los dueños de las mascotas, generalmente famosos del fútbol, de los negocios y del mundo del espectáculo, paguen de entrada la friolera de 35.000 euros por cada una de estas casas de ensueño, aunque también los hay caprichosos que han pagado hasta 160.000 euros para que su perro disfrute de todo un nivel de vida perruno de alto standing.

Para evitar que los animales puedan causar daños en la construcción de estas mansiones se emplea la famosa y dura piedra dolomita, expresamente traída desde las montañas italianas del mismo nombre. Los fundadores de Hecate Verona, un experto inmobiliario y una diseñadora, tienen claro que su empresa cubre uno de los muchos huecos que todavía quedan en el mundo del lujo, un sector donde sus clientes demandan para sus mascotas algo más exclusivo que la tradicional “perrera”.

Construir una de estas mansiones no es tarea fácil, cuestión que explicaría su alto precio. Las de mayor tamaño, que pueden ocupar una superficie superior a los seis metros cuadrados y pesar hasta 1.400 kg, se componen de más de 3.600 piezas que es necesario ensamblar a mano, labor que puede durar entre tres y cuatro meses y ocupar hasta 2.800 horas de trabajo de auténticos artesanos con una larga experiencia en la construcción de yates de lujo.

Todo ello sin olvidar que como sucede con los palacios de verdad los de Hecate Verona también han sido diseñados por arquitectos, profesionales poco acostumbrados a trabajar y aplicar soluciones arquitectónicas en construcciones realizadas a escalas pequeñas. Actualmente el catálogo de Hecate Verona incluye cuatro modelos estándar -dos formatos de villas coloniales, la mansión Roma y el palacio español-, aunque están abiertos a realizar diseños exclusivos siempre que el cliente esté dispuesto a pagar su coste.

El interior de estas mansiones está dividido en dos estancias, dormitorio y salón, con todas las ventanas en aluminio doble colocadas a una altura idónea en función del tamaño de su inquilino. Por dentro los animales disponen de todas las comodidades y de una temperatura ambiente adecuada, condiciones que también dependerán de cual sea la raza.

La producción de “mansiones perrunas” está en auge, tanto que hay clientes que hacen el pedido antes incluso de haberse decidido a tener mascota en casa. Hecate era una diosa griega que siempre se hacía acompañar de una jauría de perros, aunque estamos seguros que en el monte Olimpo ni el mismísimo Zeus disfrutaba de las comodidades de un sistema Smart Home, que permite controlar la iluminación, la temperatura, y regular la oferta de alimentos y agua. Incluso es posible comunicarse con el animal a través de Skype, para lo cual el equipamiento de serie incluye pantalla y micrófono.

Cuando llueve o nieva el animal puede permanecer en el interior sin ningún tipo de problema, porque el tejado se compone de pequeñas tejas realizadas en arcilla y cemento que repelen el agua y que se apoyan en una cobertura muy sólida que hace que el habitáculo sea totalmente estanco. ¿Quién dijo perra vida?

Calcula el seguro para tu perro

Las lujosas mansiones perrunas de Hecate Verona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *