Marcas que pensaron que los scooter eran “cosa de mujeres”

Montesa Micro
Montesa Micro

Aunque hoy pueda parecernos un error obvio, en los años 50 y 60 algunos fabricantes decidieron que los scooters no debían formar parte de su oferta de producto.

La razón es que estos vehículos de dos ruedas se consideraban “cosas de mujeres”, productos de poca entidad tecnológica y demasiado “femeninos” para ser tenidos en cuenta.

Afortunadamente esta estrategia no fue la de firmas italianas como Vespa y Lambretta, promotores de los scooters que, lejos de temer una pérdida de prestigio, consideraron que los scooters eran los vehículos ideales para la movilidad de posguerra.

Pocos recuerdan que hasta 1959 la firma alemana DKW compaginó la fabricación de vehículos de dos y cuatro ruedas y por esta razón en 1954 puso en el mercado un primer scooter bautizado con el nombre de “Hobby”, que comercialmente no funcionó nada mal. ¿Qué sucedió entonces?

Lo que pasó es que en 1958 Mercedes-Benz decidió comprar DKW y en sus planes industriales no entraban los vehículos de dos ruedas. Por otro lado, el DKW Hobby ha pasado a la historia como el primer scooter alemán equipado con cambio automático.

DKW Hobby
DKW Hobby

Continuando con las firmas alemanas no debemos olvidarnos de los intentos de Heinkel por mantenerse con vida tras la contienda bélica. Después de fabricar bombarderos para la Luftwaffe, de forma similar a como sucedió con Piaggio para la aviación italiana, Heinkel decidió desarrollar el scooter “Tourist” en 1953.

Heinkel Tourist
Heinkel Tourist

En su caso el nivel de acabados era tan bueno que se consideró a este modelo como el Rolls Royce de los scooter, un calificativo al que contribuyó una mecánica alemana de 149 cc refrigerada por aire, y que trabajaba en combinación con un cambio manual de tres velocidades.

Por otra parte, la marca Zundapp también se sumó en 1953 a la oferta scooter con su modelo “Bella”. Durante la Segunda Guerra Mundial las motos Zundapp y BMW con sidecar se habían hecho famosas en las operaciones relámpago realizadas por la Wehrmacht, pero tras el final del conflicto Zundapp tuvo que producir scooter con motores de 7 y 10 CV.

Zundapp Bella
Zundapp Bella

Finalmente, dentro del mundo germánico de los scooter no debemos dejarnos en el tintero a la firma austriaca KTM, una marca muy vinculada a las motos superdeportivas y que tras la Segunda Guerra Mundial también apostó por los scooter como forma de supervivencia.

El modelo KTM Mirabell salió al mercado en 1955. Desde un punto de vista tecnológico este scooter incorporaba un innovador sistema de arranque eléctrico, además de un motor de 125 cc y 6 CV de potencia.

KTM Mirabell
KTM Mirabell

Aunque pueda parecernos mentira, en algún momento de su historia Harley-Davidson también apostó por los scooter, a la vista de los buenos resultados obtenidos en Europa por Vespa y Lambretta.

En 1960 la marca de Milwaukee consideró que era buena idea poner en el mercado un scooter de bajo coste que, a la postre y hasta 1965, sería el único modelo de este tipo en su oferta de producto.

Harley Davidson Topper
Harley Davidson Topper

Bautizado con el nombre de “Topper”, el scooter de Harley-Davidson estaba construido en fibra de vidrio y montaba un motor de 6 CV y una transmisión de tres velocidades. Una de sus curiosidades es que esta mecánica se arrancaba tirando de una cuerda, como si se tratara de un motor fuera borda.

Pues en nuestro país Paco Bultó -Bultaco- diseñó para su hija el scooter “Gaviota”, un desarrollo de 1970 que no conseguiría pasar de la fase prototipo y que de haber salido al mercado habría ofrecido un scooter de nada más y nada menos que 20 CV de potencia y un cambio de cuatro velocidades.

Bultaco Gaviota
Bultaco Gaviota

Por su parte, Montesa respondió a la demanda de scooter con el “Micro” de 1963, un modelo fabricado con licencia de la italiana Laverda. Cómo Montesa no quería un ciclomotor con pedales subió la cilindrada del motor por encima de los 50 cc. Lo mejor de este scooter, y por lo que ha pasado a la historia, es por la presencia de un motor de cuatro tiempos.

Perfil del autor

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios.

Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades.

Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras
con nuestro buscador de seguros.

Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

TERRÁNEA

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios. Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades. Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras con nuestro buscador de seguros. Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *