¿Qué come un caballo?: Alimentación recomendada para equinos

La alimentación de nuestro caballo es algo a lo que debemos prestar mucha atención. Su sistema digestivo es muy diferente al del humano por lo que algunos alimentos pueden suponer un problema serio en cuanto a su digestión. Por otro lado, las plantas silvestres son, en algunos casos, tóxicas para ellos, de manera que nos conviene saber identificar las más dañinas para nuestros animales y así evitar sustos.

alimentación para caballos

La alimentación para caballos domésticos debe estar estrechamente vigilada. Aunque el pastoreo es una acción que realizan a diario hay que saber que no pueden ingerir cualquier planta silvestre. En nuestro entorno hay ciertas plantas y vegetales que no son adecuados para su alimentación, llegando incluso a ser tóxicos para su metabolismo y provocarles enfermedades crónicas.

Los pastos de calidad que le servirá de alimento a nuestro caballo están normalmente formados por plantas de la familia de las Poaceas(gramíneas) y de las Fabaceas(familia a la que pertenecen las habas, por ejemplo). Sin embargo, no podemos descartar la presencia de otras plantas que en su composición pueden resultar tóxicas a los equinos.

Las plantas silvestres

Cuando nuestros animales se alimentan de manera independiente en campos y dehesas debemos estar atentos a la vegetación que se desarrolla en el entorno. Aunque normalmente los caballos no se alimentarán de plantas tóxicas, la ausencia de alimento les puede llevar a utilizarlas para completar su dieta, provocando daños importantes que pueden incluir cólicos, diarreas, debilidad, temblores e incluso la muerte.

Suele ser frecuente la aparición en primavera de matas de cicuta en los entornos de arroyos y en las zonas húmedas. Esta planta, altamente tóxica, contiene alcaloides por toda la planta, de manera que su consumo será altamente dañino para nuestro caballo. Si observas esta planta en la zona de alimentación de tu caballo, intenta limitar el acceso de tu animal a ese área para así evitar problemas.

plantas silvestres

Otras plantas que pueden provocar daños son las plantas pertenecientes a la familia de las solanáceas. Esta familia vegetal tiene muchos representantes dentro de las plantas silvestres, conteniendo la mayoría de ellos alcaloides tóxicos para los equinos. Plantas como la mandrágora, el estramonio o la belladona pueden ser relativamente comunes en nuestro entorno, de manera que si observáis matas de estas plantas evitad que vuestro caballo se acerque.

Las plantas de estas familias no son las únicas que pueden resultar dañinas para nuestro animal. Plantas como la dedalera (Digitalis purpurea), el rododendro (Rhododendron spp.) o los helechos (en especial el Pteridium aquilinum) pueden suponer un grave problema para nuestro caballo, así que mucho cuidado con ellas.

La hierba de Santiago (Jacobaea vulgaris) es una planta medicinal para los seres humanos, sin embargo, para nuestros animales puede ser muy venenosa. Al ingerirla les puede parecer bastante amarga pero si al cortar el heno se mezcla con otras plantas puede perder el amargor manteniendo la toxicidad.

Alimentos humanos

Al igual que las plantas silvestres, los alimentos que ingerimos en nuestra dieta pueden ser tóxicos para los caballos. Aunque para nosotros ciertos alimentos como el aguacate o la cebolla pueden resultar inocuos, para los caballos estos vegetales pueden ser altamente peligrosos. Si los alimentos disponibles para ellos no son suficientes para completar su dieta, se alimentarán de ellos sin dudarlo.

Las solanáceas son plantas que están muy presentes en la alimentación humana. Las patatas, el pimiento, la berenjena o el tomate son representantes de esta familia muy distribuidos en nuestra dieta, de manera que son relativamente frecuentes en nuestras cocinas y huertos. Si queremos mantener a nuestro caballo saludable, nos debemos asegurar de mantenerle alejado de estos alimentos ya que son altamente tóxicos para él.

Las plantas crucíferas

Si bien no son tóxicas como tal, debemos evitar que nuestro caballo se alimente de ellas ya que les pueden provocar problemas. La col, el brócoli, la col rizada o las coles de bruselas generan gases en nuestro caballo, que si son excesivos pueden provocar un cólico, lo que si puede poner en riesgo la vida de nuestro animal.  

Alimentos para ganado

Los preparados alimenticios destinados a la alimentación del ganado no suelen ser los más adecuados para nutrir a nuestros caballos ya que están destinados al engorde de animales, por lo que tienen gran cantidad de calorías. Además, muchas de las sustancias no son asimilables por su sistema digestivo lo que puede provocar serios daños.

alimentación para ganado

Por su parte, el heno en principio no tendría ninguna contraindicación, sin embargo, debemos asegurarnos de que este se encuentre en buen estado. Los henos pueden contener polvo o humedad que provoquen en nuestro caballos serios problemas de salud, como el botulismo. Aunque sea tratable mediante la aplicación de una vacuna, no debemos confiarnos ya que no cubre todos los tipos que existen.

Por otro lado, si el heno no se encuentra en buenas condiciones puede contener hongos. Las esporas originadas en el heno se extienden por el sistema respiratorio provocando un daño irreversible en los pulmones del caballo.

seguro para caballos

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *