El mal de Chagas, una enfermedad que ha emigrado hasta España

El mal de Chagas es una enfermedad endémica de América Latina y que afecta a entre 6 y 7 millones de personas en todo el mundo, de las cuales entre 48.000 y 87.000 viven en España, lo que convierte a nuestro país, tras Estados Unidos, en el segundo país desarrollado con más casos de Chagas.

Laboratorio.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el mundo existen entre 6 y 7 millones de personas afectadas por el mal de Chagas, una enfermedad endémica que se da principalmente en América Latina y que gracias a los fenómenos migratorios, y según recogen las estadísticas de la OMS, también está apareciendo de forma puntual en muchos otros países de Europa y Norteamérica, entre ellos España, en un proceso de expansión difícil de detener.

El Chagas o mal de Chagas recibe el nombre de su descubridor, el científico brasileño Carlos Justiniano Ribeiro das Chagas, y se transmite a través de un parásito conocido como «Trypanosoma cruzi» o «T.cruzise». Estos parásitos habitan en pequeñas grietas o agujeros en las paredes y tejados de las casas de zonas rurales de América Latina.

Durante el día el «T.cruzise» permanece escondido y es con la noche cuando llega su momento de máxima actividad. Estos parásitos pican a los humanos para alimentarse de su sangre y posteriormente defecan cerca de la picadura, heces que posteriormente pueden alcanzar los ojos, la boca o a alguna herida abierta.

Sin embargo, esta no es la única forma de transmisión de esta olvidada enfermedad. El mal de Chagas también se transmite de madres a hijos, por transfusiones de sangre o por el transplante de órganos.

Fases y Tratamiento

El Chagas es una enfermedad que se desarrolla en dos fases muy diferenciadas. La primera de ellas, la fase aguda, se desarrolla durante los dos meses posteriores a la infección. En ella apenas se tiene ningún síntoma ya que los parásitos solamente están circulando por el torrente sanguíneo.

En la segunda fase, o fase crónica, los parásitos se ocultan en los músculos cardiacos y digestivos, y es aquí cuando se producen los síntomas de la enfermedad. Según la OMS el 30% de los pacientes infectados de Chagas sufren trastornos cardiacos y el 10% trastornos digestivos, neurológicos o mixtos.

Tratamiento de El Chagas

El mal de Chagas es una enfermedad que se puede curar siempre y cuando sea tratada al poco tiempo de producirse la infección. Si se actúa tarde o durante la fase crónica el tratamiento que se puede aplicar simplemente servirá para frenar la progresión de la enfermedad.

La actualidad del Mal de Chagas

Según los expertos médicos el Chagas es una enfermedad que ha sido silenciada durante años y de la cual no se ha hablado en los programas sanitarios, pese a que afecta a entre 6 y 7 millones de personas en todo el mundo y que es la enfermedad que más muertes causa en América Latina.

Según datos de un estudio realizado por ISGlobal cada año se dan 39.000 nuevos casos del mal de Chagas, 30.000 por contagio y 9.000 por transmisión congénita. De los enfermos solo el 1% tiene acceso a tratamiento.

Actualmente y gracias a la campaña «Ningún bebé con Chagas» puesta en marcha por la Fundación Mundo Sano se quiere alcanzar el compromiso de que para el año 2030 todos los niños que nazcan con la enfermedad reciban tratamiento y puedan curarse, así como que todas las mujeres en edad fértil puedan ser también diagnosticadas y tratadas.

El Chagas en España

El informe «El liderazgo de España en la lucha contra el Chagas: Una batalla por la salud de todos» publicado en 2017 por ISGlobal da un dato alarmante, porque fuera de América Latina es España el segundo país con mayor número de casos de Chagas, solo por detrás de Estados Unidos.

Este mismo informe señala que hay entre 48.000 y 87.000 personas que padecen esta enfermedad dentro de nuestras fronteras, de las cuales muchas desconocen que están infectadas.

Para evitar la transmisión y el desarrollo del Chagas es vital tener un buen sistema de identificación para así poder ofrecer el tratamiento a tiempo. Sin embargo, la ausencia de una normativa nacional para el control de la transmisión congénita pone trabas al diagnóstico y al tratamiento. A pesar de ello, y como aseguran desde ISGlobal, España se ha convertido en el país no endémico con más experiencia en el desarrollo de guías, protocolos y políticas sanitarias sobre el mal de Chagas.

De hecho tres Comunidades Autónomas cuentan con un protocolo para el cribado de las mujeres embarazadas procedentes de las zonas endémicas, así como para recién nacidos de madres positivas. Además, dos de esas Comunidades Autónomas incluyen dichos cribados en documentos no específicos relacionados con la asistencia al embarazo.

Si te ha interesado este artículo, te animamos a que consultes toda la información relacionada con la salud y el bienestar que puedes encontrar en nuestro blog.

seguro médico

El mal de Chagas, una enfermedad que ha emigrado hasta España
5 (100%) 2 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *