Sanciones para los propietarios de perros muy ladradores

La pequeña ciudad de Suddle River es una de las primeras de Estados Unidos en establecer sanciones para los propietarios de perros muy ladradores. Es España cada ayuntamiento es responsable de establecer ordenanzas al respecto y las multas pueden llegar a los 12.000 euros.

perro pastor alemán

Una pequeña ciudad norteamericana situada en el estado de Nueva Jersey, Suddle River, ha sido una de las primeras en establecer una nueva normativa municipal por la cual se penalizará con noventa días de cárcel o multas de 1.000 dólares a los propietarios de perros que permanezcan ladrando durante más de veinte minutos a determinadas horas del día

El objetivo de esta ordenanza es evitar que los canes puedan molestar a los vecinos de la comunidad de forma continuada. La normativa elaborada por los responsables municipales especifica los horarios en las que los ciudadanos deberán controlar a sus perros. Entre las 7 y las 10 de la mañana estará prohibido que los ladridos duren más de veinte minutos y a partir de las 22 horas este tiempo se reducirá a quince minutos.

Para que los dueños de perros puedan ser sancionados se especifica que los ladridos o aullidos deberán producirse de forma continuada durante dichos espacios de tiempo, sin que existan pausas o interrupciones. Como medida alternativa a las sanciones económicas o a la cárcel el consistorio de Suddle River ha establecido la posibilidad de que los dueños de mascotas realicen tres meses de servicios a la comunidad.

Los ciudadanos que puedan considerarse perjudicados por los ladridos de algún perro deberán informar del incidente a las autoridades y será la policía local la que se encargará de su verificación y de levantar el correspondiente atestado, para que posteriormente sea un juez el que valore la gravedad de los hechos y establezca el alcance de la sanción.

En España ya existen sentencias contra propietarios de perros por contravenir la normativa municipal de contaminación acústica, sobre todo cuando los ladridos continuados superan la intensidad de 33 decibelios durante el día y de 28 decibelios durante las horas nocturnas.

Dependiendo de cada ayuntamiento las sanciones por este motivo en nuestro país ya han alcanzado los 12.000 euros, como ha sucedido en localidades de Sevilla y Córdoba. Más recientemente tenemos el caso del propietario de un perro en Vitoria, que fue sancionado por el ayuntamiento con cuatro meses de cárcel y una indemnización de 12.000 euros.

seguro para perro

Sanciones para los propietarios de perros muy ladradores
5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *