Mercedes T80, el proyecto de Hitler para batir el récord de velocidad

En 1939 el récord de velocidad estaba en manos británicas y Adolf Hitler lo quería para Alemania. Con este objetivo nació el Mercedes T80, un proyectil rodante que incorporaba el motor de un caza Messerschmitt de 1.750 CV y con el que los alemanes esperaban alcanzar los 750 km/h. Finalmente, la Segunda Guerra Mundial se complicó para Alemania y Hitler decidió suspender el proyecto. Hoy el T80 puede verse en el Museo Mercedes-Benz de Stuttgart.

En plena Segunda Guerra Mundial la pelea entre Alemania y el Reino Unido, principalmente, se libraba en los campos de batalla europeos y también en el territorio de los récord de velocidad. La razón es que la industria alemana nazi no podía aceptar que los británicos pudieran presumir de tener una mayor tecnología en el ámbito de los automóviles.

En 1939 el piloto británico John Rhodes Cobb había batido por segunda vez el récord de velocidad en el Salar de Bonneville en Utah (Estados Unidos) al rodar a 595 km/h y en 1940 una orden directa de Adolf Hitler, aconsejado por el piloto Hans Stuck, motivó el diseño del Mercedes-Benz T80, cuyo objetivo era conseguir para Alemania el récord de velocidad.

Pasión por las “Rekordwoche”

En la actualidad el T80 está a la vista del público en el Museo Mercedes-Benz de Stuttgart, pero antes de su encargo Adolf Hitler impulsó desde la llegada al poder del Partido Nacional Socialista el auge de las denominadas “Rekordwoche”, una decisión que desató la fiebre por las competiciones de alta velocidad en Alemania.

En ese momento ya se encontraban en servicio algunas “autobahn” (autopistas) y en ellas aristócratas, millonarios excéntricos y otros especímenes del régimen, competían habitualmente por ver quienes eran los más rápidos, poniéndose al volante de todo tipo de vehículos proporcionados por las más importantes marcas.

Prototipo del Mercedes T80

En la edición de 1938 de la “Rekordwoche” Rudolp Caracciola consiguió alcanzar los 432,7 km/h, una marca que curiosamente continuó siendo la más alta de la historia en carretera abierta hasta 2017, cuando Koenisseg alcanzó los 444,6 km/h con su Agera RS de 1.360 CV.

La gesta de Caracciola la consiguió a los mandos de un Mercedes W125, un auténtico proyectil rodante que incorporaba un motor V12 de 5,6 litros y 736 CV de potencia, aunque con este récord se acabarían por el momento las “Rekordwoche” en Alemania, sobre a raíz de que el millonario Bernd Rosemeyer muriera a los mandos de su auto Union Type C.

Objetivo: Llegar a los 750 hm/h

La muerte de Rosemeyer acabó con las “Rekordwoche” pero no con las ansías de Hitler por conseguir el récord de velocidad, lo que provocó que el gobierno alemán inyectara en Daimler-Benz un total de 600.000 marcos con el objetivo de conseguir desarrollar un vehículo capaz de alcanzar los 750 km/h.

Aquí no había competidores, así que Ferdinand Porsche también aportó sus conocimientos al proyecto con el fin de agradar al Fuhrer. Había que conseguir la mejor aerodinámica posible y encontrar un motor capaz de generar unas prestaciones escandalosas. ¿Era eso posible?

velocidad del Mercedes T80

A algunos ingenieros alemanes se les ocurrió incorporar a un Mercedes T80 de tres ejes y seis ruedas el motor de un caza de combate Messerschmitt BF-109. En este caso se trataba de un bloque V12 invertido con 44,5 litros de cubicaje y que ofrecía una potencia de 1.750 CV.

Por otro lado, un segundo equipo de expertos trabajó en sobrealimentar el motor del T80 con la utilización de un enorme compresor, una solución con la que se conseguía llegar a los 3.000 CV. Al final triunfó la primera opción.

En lo referente a la aerodinámica se decidió carenar por completo la carrocería y colocar el motor por detrás del habitáculo con el objetivo de dotar de estabilidad al vehículo, dando lugar a un proyectil de tres ejes con 8,24 metros de longitud, 3,20 metros de ancho y unas alas laterales de 1,74 metros. El peso de este artilugio era de 2.896 kg, cuando tan sólo el motor ya pesaba 900 kg.

Economía de guerra

Alemania siempre pensó que la Segunda Guerra Mundial no le exigiría el esfuerzo que realmente exigió la contienda, de forma que cuando se estaba a punto de enfrentar la intentona por alcanzar el récord de velocidad, fue el propio Hitler el que decidió paralizar el proyecto.

Mercedes T80 deseado por Hitler

Por un lado, esta quimera del récord de velocidad tenía “ocupados” a los más destacados ingenieros alemanes, cuyos esfuerzos eran necesarios para ganar una contienda que se complicaba día a día para Alemania.

Además, quizá hubo miedo en las autoridades nazis por si el intento finalizaba en fracaso y eso afectaba a la imagen de Alemania como potencia industrial y militar. Hay que tener en cuenta que el récord británico se había conseguido en una pista de tierra y que los alemanes plateaban conseguirlo sobre asfalto.

Finalmente, el T80 sería desmembrado. El motor fue reciclado para acabar nuevamente en un avión de combate, mientras que la carrocería del T80 se mantuvo intacta hasta acabar en el Museo Mercedes-Benz de Stuttgart.

seguro coche antiguo
Perfil del autor

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios.

Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades.

Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras
con nuestro buscador de seguros.

Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

TERRÁNEA

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios. Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades. Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras con nuestro buscador de seguros. Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.