Pachón navarro, un perro de búsqueda y rastreo

El pachón navarro es una raza española con grandes capacidades para la caza y la búsqueda. Aunque su supervivencia estuvo comprometida por la reducción poblacional del conejo, iniciativas de recuperación han llevado de nuevo a la raza a contar con suficientes garantías de superviviencia. Se trata de perros con gran inteligencia y muy adaptables, que precisan de ejercicio diario y que toleran mal estar solos.

Origen de la raza

El origen de esta peculiar raza canina es puramente Ibérico, ya que los expertos consideran que desciende del pointer español, razón por la cual también se le conoce con el nombre de perdiguero navarro o viejo pointer español. Se emplea sobre todo en labores de caza y rastreo y fue reconocida oficialmente como raza en 1911, quedando registrada en la Real Sociedad Canina como Pachón Navarro.

Curiosamente su población se vio muy mermada con la aparición de la mixomatosis del conejo, dado que estos perros eran muy utilizados en labores de caza menor. De esta manera el pachón navarro sufrió un importante declive en los años 50, que lentamente fue revertido a partir de los años 70 con una iniciativa de recuperación.

Características físicas

El pachón navarro puede ser considerado como un perro grande, dado que los machos pueden alcanzar un peso de entre 20 y 30 kg. Su altura de cruz es de 55 centímetros y se trata de animales con un físico compacto y una gran musculatura, con un pecho ancho y una gran cabeza en la que destaca su peculiar nariz con fosas nasales muy marcadas y separadas. El pelaje suele ser corto y de una coloración castaña o miel mezclada con blanco. Su esperanza de vida es de aproximadamente 14-16 años.

Ejercicio físico

Se trata de una raza especialmente dotada para realizar juegos de búsqueda y rastreo, por lo que los juegos de olfato serán una interesante actividad para mantenerles ocupados y activos durante parte del día, cuestión importante dado que estos perros necesitan realizar mucha actividad física para estar saludables.

Carácter del Pachón Navarro

Su buen carácter les permite adaptarse a entornos urbanos con facilidad, incluso en pisos sin balcón, aunque por el contrario no soportan bien largos periodos de soledad. La necesidad de ejercicio diario no lo hace aconsejable para personas con edad avanzada o sedentarias.

Salud y cuidados

Las necesidades del pachón navarro pasan por una abundante provisión de sueño en su época de cachorro, que junto con una alimentación de calidad, cariño y atención, harán de ellos unos magníficos animales para entornos de campo y ciudad.

Los cuidados básicos son una alimentación adecuada y una hidratación abundante. La higiene dental es uno de los factores a tener en cuenta en el pachón navarro, siendo necesario un cepillado frecuente iniciado en la época de cachorro y premiando una actitud positiva. Los baños no deben exceder de uno al mes, prestando especial atención al secado de su pelaje y de sus orejas.

Para su adiestramiento debemos seguir el principio de la educación en positivo, evitando abusos y agresividad. Son perros muy dispuestos y con gran interés a la hora de adquirir nuevos conocimientos.

El pachón navarro es un perro que goza por lo general de buena salud, sin enfermedades graves congénitas. La única afección que aparece con cierta frecuencia es el labio leporino, motivo por el que la nariz aparece en ocasiones partida y da  a su hocico esa forma tan característica.

seguro veterinario para perro

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.