La herencia de un perro que se ha convertido en millonario

Su propietario falleció y, sin familia a la que dejar herencia alguna, eligió a su mejor amiga canina para que ella recibiera el coste total de su fortuna. De esta forma, la perra Lulú, de raza border collie y con residencia en Tennesse, se ha convertido en millonaria al heredar 5 millones de dólares. Una noticia que ha sido viral en las redes.

border collie raza perro más nerviosa herencia

Si bien no es la primera herencia que recibe un perro, no deja de ser noticia que un propietario deje toda su fortuna a su mascota cuando fallece. Esta vez la sorpresa ha saltado en Tennessee (Estados Unidos), lugar en el que residía el exitoso empresario Bill Dorris, recientemente fallecido y que había tomado la decisión de dejar toda su fortuna a su perra Lulú, una border collie de ocho años a la que consideraba su mejor amigo y única familia. Y así asegurarse de que no le falte de nada en los años que le queden por vivir y de que tenga cubierta todas sus necesidades.

En total, cinco millones de dólares (4,1 millones de euros) que la convierten en uno de los perros más ricos del planeta, tras establecer el testamento que reza que «serán transferidos a un fideicomiso que se creará tras mi muerte para el cuidado de mi border collie Lulú para satisfacer todas mis necesidades», según han difundido medios locales como The Indian Express.

El animal pasará a formar parte de la custodia de Martha Burton, de 88 años y amiga íntima de Bill que ha reconocido que desconocía por completo sus intenciones respecto a la herencia: «Francamente, no sé qué pensar al respecto, para decir la verdad. Él realmente amaba al perro«, aclara. También reconoció que no ve una manera clara de gastar tanto dinero en el animal, aunque bromeó asegurando que lo intentará.

Puesto que se trata de un fondo especial para que tenga los mejores cuidados posibles, se desconoce qué sucederá con la cantidad que reste cuando el animal fallezca. En todo caso, Martha y Lulú ya se conocían bien desde que esta era un cachorro, puesto que ha sido la persona encargada de cuidar del animal todos estos años, siempre que su propietario no se encontrara disponible. A partir de ahora será su responsable legal y de la cuantiosa cantidad económica que ha heredado su nueva mascota.

¿Puede mi perro heredar mi fortuna?

Lo cierto es que en España no es posible. Aunque haya quien se lo haya podido plantear, sobre todo al no contar con miembros familiares cercanos y convivir con un perro, estos animales son considerados aún como una propiedad en territorio español. Y como tal, no pueden ser considerados como potenciales herederos directos de los bienes de una persona fallecida, sin que importe que ésta así lo decida. Así lo prohíbe el ordenamiento jurídico, que impide que un animal pueda recibir una supuesta cantidad económica por parte de una persona.

En el caso de Lulú, Martha es la persona que recibe el papel de fideicomiso para obtener la propiedad o autoridad sobre los bienes del individuo fallecido para el cuidado del animal. Si bien el beneficiario de la cantidad monetaria sigue siendo éste último. Pero siempre debe contar con la presencia de un humano encargado de gestionar y administrar el dinero de forma directa.

Es por ello que todo el procedimiento necesario mencionado no impide que un perro no pueda ser millonario, aunque deba contar con una persona como intermediario para que gestione su cantidad económica heredada. Siendo claramente ésta la estrategia que llevó a cabo Bill Dorris.

A fin de cuentas, la mayoría de los perros son considerados un miembro más de la familia a la que pertenecen, y este tipo de ejemplos lo demuestran a la perfección.

seguro veterinario para perro

Jesús Rengel Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *