Porsche Boxster, el deportivo alemán con sangre de Seat

Porsche Boxster

Cualquier apasionado de los automóviles deportivos tiene escrito en su corazón que la marca Porsche es sinónimo de calidad, exclusividad y velocidad. Fundada en Stuttgart en 1931 por el legendario Ferdinand Porsche y su hijo, en la actualidad Porsche es una de las marcas que forman parte del Grupo Volkswagen.

Durante la Segunda Guerra Mundial el trabajo de Porsche consistió en diseñar carros de combate, vehículos anfibios o la versión todoterreno (Kübelwagen) del VW Escarabajo y por ello al final de la contienda VW fue ofrecida a Francia como compensación de guerra, aunque los franceses no aceptaron el trueque.

A cambio, durante los dos años en que estuvo en prisión Ferdinand Porsche contribuyó al desarrollo del Renault 4CV y al recuperar la libertad y junto a su hijo -Ferry Porsche- desarrolló el Porsche 356, el primer modelo de una nueva era para la firma alemana.

En 1951 Porsche debuta en una competición oficial ganando las 24 Horas de Le Mans en la categoría de hasta 1.100 cc y en 1952 se presenta el vigente emblema de la marca y la producción se traslada de nuevo a Stuttgart.

Desde sus comienzos la marca Porsche siempre se ha asimilado a los conceptos de exclusividad y calidad, lo que en términos reales se traducía y se traduce en automóviles con un alto PVP reservados a economías ciertamente saneadas, de ahí que en los sesenta desde los despachos de Stuttgart se trabajara con la posibilidad de ofrecer modelos deportivos de precio más asequible y por lo tanto con un mayor número de potenciales compradores.

Los primeros experimentos al respecto fueron el Porsche 912 y el Porsche 914-6, ambos comercializados con el seudónimo de VW-Porsche, pero cuando el Grupo VW comienza a colaborar con Seat a comienzos de los años ochenta se abren nuevas posibilidades para la vieja idea de los “Porsche low-cost”, comenzando por las mecánicas System Porsche que se incorporaron en la primera generación de la gama Seat Ibiza en 1985.

A cambio un año después, y sobre la base de poder ofrecer una alternativa Porsche de precio económico diferente al 924 y que tuviera un mayor éxito de ventas, los ingenieros alemanes pusieron en marcha el desarrollo de un nuevo modelo biplaza que, ¡¡sorpresa!!, equiparía el motor System Porsche que en aquel momento habían comenzado a montar los primeros Seat Ibiza.

En 1986 Seat se integra en la órbita del Grupo VW, donde ya se encontraba Porsche, y a partir de ese momento se comienza a barajar la idea de que Seat desarrolle en Barcelona un vehículo deportivo con motor central System Porsche, naciendo en ese momento el denominado Proyecto Junior, al que se le asigna el código interno 984.

El objetivo era llegar a una clientela joven y entusiasta que demandaba automóviles deportivos más baratos y el resultado fue un descapotable biplaza de pequeñas dimensiones y una tara muy reducida de tan sólo 880 kg.

En 1987 las dudas con respecto a la futura mecánica del Porsche 984 se centra principalmente en dos candidatos, el motor System Porsche de los Seat Ibiza y los EA827 de los Golf GTI, pero finalmente en Stuttgart se van a decidir por un nuevo motor bóxer refrigerado por agua, de 2.000 cc, 16 válvulas, potencias de 120 y 150 CV y con posibilidad de incorporar turbo.

El problema para el proyecto es que la crisis económica de finales de los ochenta impactó de forma directa en la economía de Porsche y en ese escenario la marca decidió que había que esperar la llegada de mejores tiempos.

Esos mejores tiempos, si se les puede calificar así, llegaron en la segunda mitad de la década de los noventa, cuando en una situación financiera algo más saneada Porsche decidirá lanzar el Boxster en la primavera de 1996, aprovechando y actualizando el anterior desarrollo del Proyecto Junior 984 y con el objetivo de compartir el mayor número de piezas y componentes con el Porsche 911/996.

Rápidamente, el Porsche Boxster se convirtió en un éxito de ventas y de esa forma la española Seat puede presumir de haber contribuido al despegue de Porsche en un momento en el que su continuidad no estaba asegurada.

La primera generación Porsche Boxster tenía motor central-trasero y estaba en condiciones de competir con el Jaguar F-Type y los Mercedes-Benz SLK con su motor de gasolina de 2.500 cc y 204 CV.

seguro coche antiguo
Perfil del autor
Logo terranea

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios.

Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades.

Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras
con nuestro buscador de seguros.

Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

TERRÁNEA

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios. Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades. Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras con nuestro buscador de seguros. Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *