Prados de Descanso, el retiro de los caballos de competición

Rafael Alcocer es un jinete con una larga trayectoria profesional. Dentro de su proyecto “Prados de Descanso” trata de facilitar un retiro adecuado para aquellos caballos que han alcanzado el final de su carrera deportiva o que han sufrido una lesión que los incapacita para competir. En la cacereña Sierra de Gata estos caballos tienen un lugar para disfrutar de su “jubilación”.

En pocas ocasiones aparece un jinete con tantas cualidades como Rafael Alcocer. Profesional en el mundo del caballo desde 1988 se ha dedicado principalmente a la doma clásica, disciplina en la que compite y de la que actualmente imparte clases dentro y fuera de España. 

Rafael Alcocer se autodefine como un enamorado del caballo PRE, raza por la que siente una especial predilección que le ha llevado a apostar por su utilización en entrenamientos y competición.

Desde sus primeros contactos con el mundo del caballo en Santander sintió una comunión especial con los equinos, llevándolo años después a montar una escuela de equitación en la localidad madrileña de Somosaguas y más tarde a concursar en el mundo de la equitación. 

Su palmarés es realmente impresionante, destacando sus tres medallas en el Campeonato de España y su preselección para representar a nuestro país en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92.  

Sin embargo, Rafael Alcocer llama además la atención por su compromiso con aquellos animales que han finalizado su periodo de competición. 

Un retiro diferente 

Cuando los animales que compiten se lesionan durante una larga temporada o finalizan su carrera profesional sin un palmares brillante que justifique su paso a sementales, el destino de muchos de ellos es terminar sus días en el matadero.  

Caballos de competición en Prados de Descanso

Para Rafael Alcocer este triste final no es digno para unos caballos que han entregado su juventud a la competición, y  fue su propia experiencia con Prix de Fou la que le motivó a crear un refugio para los caballos que dejan de competir.  

Al no querer venderlo y perder el contacto con el caballo que le brindó un Gran Premio, Rafael Alcocer decidió encontrarle un entorno donde pudiera pasar un retiro tranquilo y de esta manera comenzó a tomar forma el proyecto “Prados de Descanso”. 

Qué es Prados de Descanso 

Para ello debía encontrar una finca que reuniese las condiciones adecuadas para albergar a los caballos “jubilados”, pero que al mismo tiempo sirviera como lugar para la recuperación de lesiones, la reeducación de potros o donde los caballos pudieran pasar unas vacaciones antes de regresar a la competición. 

Este lugar se construyó en la cacereña Sierra de Gata, uno de los rincones más desconocidos de la geografía española, un entorno que cuenta con las condiciones perfectas para crear un retiro adecuado para los caballos.

En “Prados de Descanso” cada animal dispone de la superficie necesaria y de un clima benigno, sin grandes heladas, nevadas, ni temperaturas extremas en verano gracias a la presencia de grandes embalses.  

Por otro lado, la humedad ambiental facilita que exista una buena cantidad de alimento natural, por lo que los caballos pueden “comer a diente” durante buena parte del año. 

Los caballos que disfrutan actualmente de este entorno pertenecen a distintas razas y procedencias, encontrándose entre ellos ejemplares PRE, árabes, purasangre ingleses, etc, que han participado en disciplinas que van desde las carreras a la doma clásica e incluso caballos de ocio. 

A tres horas de Madrid 

La finca “Prados de Descanso” se encuentra a tres horas de Madrid para facilitar las visitas de los propietarios y también se facilitan viviendas para pasar distintos periodos vacacionales junto a los caballos. 

El precio por caballo es de 145 euros mensuales. A cambio los animales pueden disfrutar de un entorno abierto en plena naturaleza, donde comparten sus días con otros ex-caballos de competición e incluso con burros y caballos que han sido rescatados del maltrato. 

En este entorno cacereño Rafael Alcocer ofrece un servicio guiado de atractivas rutas a caballo con un máximo de ocho personas.

seguro para caballos

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *