Red Rum, la leyenda que ganó tres veces el Grand National

Red Rum venció en las ediciones del Grand National de 1973, 1974 y 1977, la última con trece años, y fue segundo en otras dos ocasiones. Todo un récord difícil de repetir.

Hoy una estatua de Red Rum a tamaño natural preside la pista del hipódromo de Aintree en Liverpool.

Red Rum ha sido el único caballo en la historia que ha ganado tres ediciones del Grand National, la famosa carrera de obstáculos que todos los años se celebra en el hipódromo de Aintree en Liverpool. Red Rum participó en cinco ocasiones en esta mítica carrera, siendo segundo en dos de ellas y acaparando nada más y nada menos que tres récords.

La estatua como homenaje a Red Rum

En su primera participación en el Grand National en 1973 la “Leyenda de Aintree”, como ha pasado a la historia Red Rum, consiguió finalizar la carrera en un tiempo récord. En su segunda victoria tan sólo un año después compitió con el mayor peso y en su última presentación en 1977 alcanzó su tercera victoria con trece años, sin duda una edad elevada para ganar una prueba de la dureza del Grand National.

Junto al Derby y la Copa de Oro de Ascot el Grand National completa la trilogía de las tres carreras de caballos con mayor tradición en Gran Bretaña, aunque por su espectacularidad seguramente es el Grand National la competición hípica más conocida a nivel mundial. Sobre una distancia de 7,2 kilómetros en ella compiten unos cuarenta caballos que toman la salida sin cajones y que emplean unos diez minutos en superar una treintena de obstáculos.

En 1839 en la primera edición del Grand National uno de los obstáculos más difíciles era un muro de ladrillo que fue sustituido cinco años después. Ahora los saltos más temidos son “La Silla” con sus 1,82 metros de altura; “La Curva del Canal” tras la cual la pista dibuja una curva en ángulo recto de 90º y el “Beacher´s Brook, un auténtico muro formado por un seto de 1,45 metros de alto y un metro de ancho y con una ría posterior de 1,80 metros con el fondo en desnivel, lo que provoca que sea uno de los lugares donde caen más caballos.

Precisamente el nombre de este salto hace honor al capitán Bercher, que el primer año en que se celebró el Grand National cayó en este salto después de tener casi ganada la carrera de Aintree, un hipódromo con capacidad oficial para 60.000 personas pero que durante el Grand National puede acoger fácilmente los 150.000 espectadores. Se calcula que audiencia televisiva del Grand National alcanza los 600 millones de personas en todo el mundo y que las apuestas superan los 125 millones de euros.

Póster de Red Rum

Red Rum nació en 1965 hijo del semental Quórum y de la yegua Mared. Su criador utilizó las sílabas finales de sus progenitores (Red) y (Rum) para bautizar a un potro que inicialmente se pensó que fuera entrenado como velocista y que finalmente acabó convertido en leyenda de una carrera de larga distancia como el Grand National, de ahí que Red Rum fuera vendido inicialmente por 400 guineas en su etapa de “yearling” y que trece años después su propietario no aceptara una oferta de un millón de dólares.

Pero la leyenda de este caballo se engrandece cuando en su juventud es diagnosticado de la terrible pedalositis, una enfermedad de los huesos de carácter degenerativo capaz de acabar con el futuro de cualquier caballo y más todavía cuando se trata de un pura sangre destinado a la competición. A raíz de detectarse su enfermedad Red Rum es vendido rápidamente y más rápido todavía los nuevos propietarios se aperciben de que han comprado un caballo cojo.

Pero de forma milagrosa los baños con agua de mar y los entrenamientos en las arenas de las playas británicas curan a un Red Rum que en 1973 gana contra todo pronóstico su primer Grand National con un tiempo impresionante de nueve minutos y dos segundos, un récord que permanecería vigente durante diecisiete años. Al año siguiente (1974) Red Rum vuelve a imponerse igualando con ello a otro mito como Reynoldstown.

Cuando Red Rum murió en  1995 con treinta años fue portada de todos los diarios británicos y enterrado en el poste de meta de la pista del Grand National de Aintree. En ese lugar su tumba está señalada por una estatua de bronce de tamaño natural que homenajea a éste caballo legendario y todos los años durante la celebración del Festival de Aintree tiene lugar el Martell Red Rum Chase, una carrera en honor de Red Rum: La Leyenda de Aintree.

seguro para caballos

Red Rum, la leyenda que ganó tres veces el Grand National
5 (100%) 6 vote[s]

Un comentario

  1. FERNANDO FAZZINI VAZQUEZ

    Cada vez que veo correr a los caballos del «Grand Nacional, te «imagino», corriendo también a ti «Red Rum». !Descansa en paz, Amigo!. (Un Aficionado)..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *