¿Cómo afecta al cuerpo permanecer en un submarino?

La desaparición del sumergible Titán ha tenido a medio mundo en vilo y muchos nos preguntamos qué trastornos sufre nuestro organismo si permanecemos encerrados en un submarino a grandes profundidades. La presión, la falta de oxígeno, las bajas temperaturas y los problemas de hidratación y alimentación, son cuestiones que tienen un grave impacto en la salud de los tripulantes.

submarino OceanGate

En la última semana todos los medios de comunicación han informado de la desaparición del submarino Titán y de sus cinco tripulantes. Este sumergible, propiedad de la empresa OceanGate, trataba de alcanzar los restos del Titanic hundido a unos 600 kilómetros de la isla de Terranova.

La profundidad a la que se encuentran los restos del Titanic -3.821 metros- son todo un reto para el ser humano, pero no debemos olvidar que en 1960 el marino norteamericano Don Walsh y el oceanólogo suizo Jacques Piccard consiguieron descender en el batiscafo Trieste a una profundidad de 10.916 metros.

Por otro lado, el récord de inmersión con bandera española lo tiene Héctor Salvador, que a bordo del submarino DSV Limiting descendió en la Fosa de las Marianas hasta una profundidad de 10.706 metros.

Qué pasa con la presión

Por cada 10 metros de profundidad la presión sobre el casco de un submarino aumenta en aproximadamente una atmósfera, lo que significa que a 3.800 metros esta presión es de unas 380 atmósferas.

¿Por qué la pueden soportar los peces? Sencillamente porque están llenos de agua y en sus cuerpos la presión interior y exterior son similares, no existiendo fuerzas que destruyan sus estructuras corporales.

El récord de inmersión humana sin equipo de buceo está situado en 253,2 metros, pero ningún cuerpo humano soportaría las presiones que existen a profundidades de 3.800 metros, salvo que la inmersión se realice en el interior de un sumergible.

cómo afecta al cuerpo viajar en submarino

¿Cuál es el problema? Que en caso de avería o de “evento catastrófico”, si la presión interior no se mantiene en niveles adecuados la vida de los tripulantes peligra.

El oxígeno se reduce

Desde que Isaac Peral hiciera realidad en 1888 el primer sumergible torpedero a propulsión eléctrica, muchos han sido los estudios científicos que han analizado y estudiado los efectos de estar confinado en un submarino.

En el interior de un sumergible la disminución de la reserva de oxígeno es el principal problema, porque a medida que disminuye el porcentaje de oxígeno aumenta la proporción de dióxido de carbono (CO2), lo que tiene consecuencias fatales para la tripulación.

El incremento de los niveles de CO2 provoca en el organismo una sensación de adormecimiento y de pérdida de consciencia. Al mismo tiempo su creciente presencia en el torrente sanguíneo provoca lo que en medicina se conoce como hipercapnia, un trastorno que se traduce en un funcionamiento disfuncional del sistema respiratorio.

En estas circunstancias el cuerpo humano sufre desequilibrios funcionales, como sensación de confusión, estados de paranoia o depresión, espasmos musculares anormales, ritmo cardíaco irregular (arritmias), hiperventilación, convulsiones, ataque de pánico, desmayos, etc.

Por otro lado, ante una situación extrema pueden producirse ataques de pánico y de ansiedad en los tripulantes. En estos casos se tiende a hiperventilar, a tener una actividad frenética y a consumir mucho más oxígeno de lo habitual, circunstancia que agravaría seriamente el problema de concentración de CO2.

Bajas temperaturas

Pero este no es el único problema. A la profundidad a la que se encuentra el pecio del Titanic la temperatura del agua puede oscilar entre 5º y -1ºC, lo que tras una larga exposición puede desencadenar un estado de hipotermia, incluso permaneciendo encerrados en el interior de un sumergible.

La temperatura corporal normal ronda los 37ºC y los síntomas de hipotermia hacen acto de aparición cuando esta temperatura cae por debajo de los 35ºC y el organismo es incapaz de seguir produciendo el calor necesario para mantener dicha temperatura.

cómo afecta al cuerpo viajar en submarino

En caso de avería los sistemas de un submarino pueden no tener capacidad para mantener la temperatura interior en niveles adecuados para la supervivencia, lo que se traduce en que el organismo va sufriendo un deterioro multifuncional y multiorgánico.

El descenso de la temperatura corporal puede provocar problemas en el corazón, el sistema nervioso y en otros órganos, que no pueden funcionar correctamente debido a la densidad y mayor concentración de sustancias en el torrente sanguíneo.

Si la situación de hipotermia no se contrarresta se acaba produciendo un episodio de insuficiencia cardiaca y respiratoria que desencadena la muerte.

Falta de hidratación

Por otra parte, si las personas encerradas en un submarino pasan un largo periodo de tiempo sin comer y principalmente sin beber (más de 3-5 días) los efectos sobre el organismo también pueden llegar a ser muy graves, sin olvidar que la falta de líquidos y de alimentos es un problema para el mantenimiento de la temperatura corporal.

En estas circunstancias la hidratación y la ingesta calórica gradual son cuestiones prioritarias. En este sentido las pruebas realizadas por especialistas militares apuntan que ingerir una dieta rica en grasas y baja en carbohidratos contribuye a disminuir la producción de CO2.

seguro médico
Perfil del autor

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios.

Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades.

Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras
con nuestro buscador de seguros.

Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

TERRÁNEA

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios. Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades. Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras con nuestro buscador de seguros. Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *