Tipos de anclas: elige la más apropiada para tu embarcación

Existen muchos tipos de anclas en el mundo marítimo y, a veces, es muy complicado decantarse por uno u otro modelo en función del tipo de embarcación que tengamos.

Tipos de anclas.

Son muchos los factores que debemos tener en cuenta a la hora de elegir un ancla para nuestro navío, desde el fondo marino al que va destinado hasta su facilidad de estiba. Pero lo más importante es que el ancla nos proporcione la sujeción que necesitamos en el fondo marino.

Veamos las nociones básicas de un ancla y los tipos más utilizados en la actualidad.

¿Qué es un ancla?

Para los navieros más principiantes, empecemos por explicar lo que es un ancla y cuál es su función principal.

Un ancla, según la RAE, es un instrumento de hierro formado por una barra de la que salen unos ganchos que unido a una cadena, se lanza al fondo del agua para sujetar la embarcación.

Se trata de uno de los instrumentos más importantes en un navío, ya que sin él no podríamos asegurar la nave y estacionarnos en un lugar concreto para pescar, darnos un chapuzón, hacer submarinismo o simplemente para pasar el día en alguna cala o isla.

Las 7 partes básicas de un ancla

Aunque existen muchos tipos distintos de anclas, lo cierto es que la gran mayoría de ellas comparten partes comunes. Veamos cuales son:

Partes básicas de un ancla.

  • La cruz: se trata de la parte que une la caña con los brazos y puede ser fija o móvil.
  • Los brazos: es la parte final del ancla, la que se fija en el fondo.
  • Mapa o uña: hace referencia a los extremos de los brazos y, junto con estos, se clavan en el fondo y aseguran la embarcación.
  • Caña: se trata de la pieza central del ancla.
  • Cepo: son los brazos pequeños que se encuentran perpendiculares a los brazos del ancla y aseguran que el mapa o uña se encuentren firmes en el fondo marino.
  • Arganeo: hace referencia a la pieza de unión del ancla al cabo o a la cadena, grillete o argolla que se amarra a la embarcación.
  • Ojo del arganeo: se trata de la pieza que une el ancla con el arganeo.

Ubicación del anclaseguro para barcos

¿Dónde se encuentra el ancla normalmente en una embarcación? Esto dependerá del tipo de navío que tengamos. Si se trata de un barco pequeño sólo tendremos un ancla, probablemente ubicada en el pozo de anclas en la proa del navío y bajo cubierta.

Si, en cambio, tenemos una embarcación más grande, lo normal es tener más de un ancla y en sitios diferentes. Generalmente habrá 3 anclas en el barco, dos en la proa y una en la popa y serán bastante más pesadas que las anteriores. Pueden llegar incluso hasta las tres toneladas de peso.

Tipos de anclas más utilizados

Existen muchos tipos de anclas, y cada una de ellas, tienen diferentes ventajas e inconvenientes. Lo más aconsejable es llevar a bordo un ancla principal y, además, otra secundaria por si acaso tuviéramos alguna emergencia.

Veamos algunos de los tipos de anclas más utilizados en la actualidad.

Ancla de arado.

Ancla de arado

Se trata de uno de los tipos de anclas más populares debido a su eficacia en una gran variedad de fondos marinos, ya sea en arena, algas o barro, entre otros.  Este tipo de ancla está formado por una caña móvil o fija, dos mapas y un arganeo.

Dentro de este tipo de anclas de arado nos encontramos con varios modelos:

  • Ancla Bruce. Se puede decir que es una de las anclas de arado más modernas. Su creación fue pensada para alta mar, más concretamente para trabajos en plataformas semisumergibles.
  • Ancla Q.R. Una de las anclas de arado que han sido más utilizadas. Los veleros la utilizaban por su alta eficiencia y confiabilidad. Pero actualmente esta ha sido reemplazada por el ancla Delta, ya que aunque es similar, su caña fija ha resultado más eficaz en diferentes tipos de fondo.
  • Ancla Delta. Hoy en día, este es el tipo de ancla más utilizado en embarcaciones de 8 metros o más de eslora.

Ancla Danforth

Se trata de un tipo de ancla plana, con mucho agarre y poco peso, pero de grandes dimensiones. Su composición se basa en dos largas uñas en forma de plancha que se clavan en el fondo y aseguran un buen agarre.

Este tipo de ancla está especialmente recomendado para fondos marinos con fango, arena o lodo. Pero hay que tener cuidado con el fondeo en marcha, ya que puede planear y no llegar a agarrar al fondo.

También nos encontramos con el ancla Fortress, de características similares a la Danforth, pero con la diferencia de que está hecha con aluminio, lo que le proporciona aún menor peso y más ligereza. El único inconveniente con el que nos podríamos encontrar es que estos tipos de anclas planean sobre el fondo en caso de garreo.

Ancla tipo rezón

Ancla de rezón

También conocida como ancla de arpeo, pegable de 4 patas o grampín, entre otros nombres. Se caracteriza por tener 4 uñas, 4 brazos y una caña. Es muy común en embarcaciones pequeñas e ideal para fondos marinos rocosos. Hay que tener cuidado con este tipo de ancla ya que el agarre no es muy efectivo del todo.

Estos son los principales tipos de anclas que existen, aunque no  los únicos. Si te ha parecido interesante este artículo también puedes echarle un ojo a estos otros:

seguros para embarcaciones

Tipos de anclas: elige la más apropiada para tu embarcación
5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *