La OMS reconoce como enfermedad el síndrome del trabajador quemado

A partir de 2022 el síndrome del trabajador quemado, también conocido por los expertos “burnout”, pasará a formar parte de la Clasificación Internacional de Enfermedades elaborada por la Organización Mundial de la Salud. La OMS reconoce a esta patología de carácter laboral como un trastorno asociado al empleo o al desempleo.

oficina con ambiente tóxico y trabajadores quemados

En 1990 la Organización Mundial de la Salud (OMS) recogía por primera vez el síndrome del trabajador quemado, o “burnout” como se le conoce popularmente, en su Clasificación Internacional de Enfermedades.

En aquel momento este trastorno asociado al estrés crónico en el trabajo, quedó incluido en un epígrafe poco detallado que hacía referencia a los problemas relacionados con la dificultad para controlar la vida. Ahora, aunque la nueva Clasificación no se hará efectiva hasta 2022, el “burnout” se integra en un epígrafe referido a problemas asociados al empleo o al desempleo.

Esta modificación de la clasificación servirá para dar una mayor visibilidad a este problema, lo que significará que se preste mayor atención y dada su vinculación con el trabajo facilitará la gestión de bajas e incapacidades.

El “burnout” afecta al 10% de la población

Para la OMS el “burnout” es un síndrome de desgaste emocional y está directamente asociado al estrés crónico sufrido en el trabajo. Este síndrome tiene tres factores que lo caracterizan: la disminución de la energía o el sentimiento de cansancio profundo; el distanciamiento mental y la despersonalización de las tareas laborales y la reducción de la eficacia y el rendimiento profesional.

ejemplo de trabajador quemado

Es un proceso más que una patología y se da en personas muy comprometidas con su trabajo. Este proceso suele tardar entre cinco y ocho años y los síntomas son el desgaste emocional, el deterioro cognitivo y la indolencia y la despersonalización”, resume Pedro R. Gil-Monte, Catedrático de Psicología Social en la Universidad de Valencia y experto en este trastorno.

Los expertos aseguran que el “burnout” afecta al 10% de la población empleada y entre el 2-5% presenta el síndrome en sus formas más graves. La incidencia de esta enfermedad es más acusada en profesiones y actividades laborales relacionadas con la atención al público.

Según un estudio de Medscape, el 37% de los médicos españoles afirma sufrir “burnout”. El mismo portal también se hacía eco de la presencia de esta enfermedad entre los Médicos Internos Residentes (MIR), un 40% de los cuales afirmaban padecer el síndrome del trabajador quemado.

En nuestro país en estos momentos no se reconoce el síndrome del trabajador quemado como enfermedad profesional, pero por el contrario ya existen numerosas sentencias judiciales que lo han reconocido como accidente laboral.

trabajador quemado

Las nuevas enfermedades para la OMS

La nueva Clasificación Internacional de Enfermedades, que fue adoptada en la 72ª Asamblea de la OMS y que entrará en vigor en enero de 2022, recoge otra serie de nuevas enfermedades además del “burnout”.

Entre las patologías reconocidas por la OMS están, por ejemplo, las relacionadas con la salud sexual y los trastornos relacionados con los videojuegos y las pantallas. En este nuevo listado una de las novedades es que la transexualidad cambia de lugar, saliendo de la lista de enfermedades mentales para pasar a incluirse en el epígrafe de disfunciones sexuales. Este hecho supone un gran avance para el colectivo LGTBI. Por último, la próxima Clasificación Internacional de Enfermedades también incluirá un capítulo dedicado a la medicina tradicional. Este hecho es muy llamativo ya que pese a que son millones de personas las que utilizan la medicina tradicional en todo el mundo, ésta nunca había sido clasificada por la OMS.

seguro médico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *