Ventajas y problemas de la bicicleta eléctrica

La bicicleta eléctrica cada vez está más de moda pero, ¿cuáles son las verdaderas ventajas de este tipo de bici? ¿Nos podemos encontrar con algún inconveniente cuando vayamos a utilizar este vehículo?

El desarrollo tecnológico que desde hace más de una década experimentamos, ha tenido como consecuencia la creación de nuevas herramientas para realizar ejercicio. En este sentido, una de las creaciones que más éxito y repercusión está teniendo en los últimos años es la bicicleta eléctrica.

E-bike aparcada en un camino.

Esta novedosa modalidad de bici ha revolucionado la forma de practicar deporte, ganándose al mismo tiempo una gran cantidad tanto de detractores como de defensores. No hay ninguna duda de que este medio de transporte y de ocio ha modificado la forma de hacer ejercicio de millones de personas en todo el mundo.

En el siguiente artículo señalamos los beneficios y las desventajas que implica utilizar una bicicleta eléctrica. ¿Tienes pensado comprarte una o te la acabas de comprar? ¡Entonces lee atentamente este post!

Ventajas de la bicicleta eléctrica

Sin duda, el surgimiento de esta modalidad de bicicletas ha aportado una serie de beneficios y de avances a miles de personas. Emplearla para ir a trabajar, facilitar nuestro pedaleo en cuestas o iniciarse en el deporte son algunos ejemplos de las ventajas que vas a leer a continuación:

No contamina: una forma limpia de ir a trabajar

Muchos son los que comparan este vehículo con un coche o con una moto. Lo cierto es que la bicicleta eléctrica se ha convertido en una alternativa a estos dos automóviles a la hora de desplazarse al trabajo. Para todos aquellos que no tienen que recorrer grandes distancias para comenzar la jornada laboral, se trata de una opción recomendable y limpia, ya que esta bici no emite ningún tipo de gas perjudicial para el medio ambiente.

En el caso de que vivas lejos de tu lugar de trabajo, la bicicleta eléctrica no te servirá. No obstante, te será útil para recorrer medias distancias en tu ciudad, evitando de esta forma coger el coche. Esta bici te facilitará mucho la movilidad, ¿estás de acuerdo?

Ciclista montado en una bicicleta eléctrica, mientras cae el sol.

Las cuestas no costarán tanto

Si por algo destaca este tipo de bicicleta es por el “empujoncito” que te da cuando más lo necesitas. La batería eléctrica que posee este vehículo, permite subir cuestas y rampas con más facilidad que con el resto de bicicletas.

Eso sí, recuerda que la ayuda de la bicicleta eléctrica será constante, siempre y cuando el pedaleo no cese. En el momento en el que dejamos de pedalear, la batería deja de responder y estamos solos ante el peligro. ¡Ten en mente esto cuando vayas a subir una cuesta!

Haces ejercicio físico

Aunque, a priori, el ejercicio físico sea inferior al que se realiza con una bici estándar, es indudable que la bicicleta eléctrica permite hacer uno de los ejercicios físicos más completos. Todo el tren inferior del cuerpo se activa con esta actividad y supone un refortalecimiento de los músculos clave en esta zona.

Pedalear con la bicicleta eléctrica no quiere decir que vayamos a ir de paseo. La ventaja de este vehículo es que podemos involucrarnos de tal forma, que el esfuerzo puede ser similar al que realizamos en una bicicleta estándar.

Bici eléctrica aparcada en un césped.

Buena idea para empezar a hacer deporte

Este tipo de bicicletas es muy recomendable para todos aquellos que empiezan a hacer deporte después de un largo período de tiempo de parón. Gracias a la asistencia en el pedaleo, nuestros músculos no deben esforzarse más de la cuenta y las articulaciones no se cargan tanto.

Estas cualidades también son idóneas para personas que se encuentran en rehabilitación por lesiones musculares o articulares. En este tipo de casos, ¡la bici eléctrica es la mejor opción para comenzar a entrenar movimientos!

Bajo consumo

Por último, no podíamos despedir las ventajas de esta bici sin mencionar el bajo precio que implica tener una batería eléctrica. Hablamos de un coste de carga que se encuentra entre los 10 y los 20 céntimos (si no se renueva en puntos de carga gratuitos). Por lo tanto, el dinero que nos gastamos en carburar este vehículo es ínfimo en comparación con otros vehículos de motor.

A este bajo consumo hay que sumarle la facilidad de retirarlas. Estas baterías están colocadas en la bicicleta de una forma sencilla, factor que favorece su extracción cuando la carga vaya a ser renovada.

Bicicleta eléctrica aparcada en la calle.

Inconvenientes de la bicicleta eléctrica

A pesar de que la bicicleta eléctrica cuenta con un abanico de ventajas bastante grande, no podemos negar que este vehículo también implica una serie de inconvenientes. ¡Comprueba las desventajas por ti mismo!

Alto precio en comparación con otras bicis

De sobra es conocido por todos el elevado precio que tienen estas novedosas bicicletas. Su precio en el mercado no suele bajar de los 1.000 euros, cantidad que si la comparamos con la de otro tipo de bicicleta, nos resulta bastante cara. Esto poniéndonos en el mejor de los casos, ya que hay vehículos de este tipo que pueden alcanzar los 5.000 euros. Si has tenido la fortuna de ahorrar tanto dinero, ¡puedes darte el capricho de una bici de estas características!

No obstante, hay gente que sustituye su coche o moto por este tipo de bicicleta. En ese caso la inversión sí que compensa, ya que los otros vehículos de motor tienen un precio y un mantenimiento mucho más elevado.

Más de 1.000 euros en billetes.

Autonomía limitada

Aunque la batería nos de ese “empujoncito” que tan bien nos viene, sí que es cierto que la autonomía de la misma puede mejorarse con la futura evolución de los modelos. En la actualidad, una batería de litio específica para una bicicleta eléctrica dura entre los 30  y los 80 kilómetros aproximadamente. Este dato nos otorga cierto margen a la hora de movernos por nuestra ciudad, pero no nos da la oportunidad de recorrer rutas más grandes. ¡Es una característica que se deberá incrementar en el futuro!

Escasa cantidad de puntos de carga

A la autonomía limitada que explicábamos en el apartado anterior hay que sumarle los pocos puntos de carga que encontramos en las calles. España tiene mucho trabajo pendiente en este aspecto, ya que es complicado encontrarse con alguna zona de repostaje eléctrico. Por ello, si sales de casa con la carga de tu bicicleta eléctrica al límite, es probable que no tengas ningún cargador público cerca de tu recorrido para solucionar dicho problema. ¿A que es una verdadera pena?

Puntos de carga de bicicletas eléctricas.

Cuidados específicos

Otro inconveniente o trabajo extra que supone tener una bicicleta eléctrica lo encontramos en determinados cuidados específicos. Uno de ellos es el cagar la batería. No es extraño que muchos ciclistas que acaban de adquirir este vehículo eléctrico olviden cargar la batería las primeras veces que esta se agota.

Otro problema específico nos lo encontramos cuando llueve. Estas bicicletas están preparadas para circular con lluvia, sin embargo, exigen cierta precaución por parte de su dueño. Tras montar en ella diluviando, es conveniente secar las partes próximas a la batería y las piezas eléctricas que hayan sido mojadas. ¿El objetivo? Evitar posibles averías y problemas inesperados del vehículo eléctrico.

La batería es altamente contaminante

Es cierto que la bicicleta eléctrica, al tratarse de un vehículo eléctrico, no contamina. Sin embargo, algunos de los elementos que la forma sí que lo son. Es el caso de la batería. Esta pieza clave es altamente perjudicial para el medio ambiente.

Por ese motivo, cuando esta se agota, no debe tirarse a la papelera sin más. Este tipo de materiales debe llevarse al Punto Limpio más cercano para que, tras agotarse, su tratamiento sea el más adecuado.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo en tus redes sociales! Otras publicaciones que te interesan son:

seguro para bicis

Ventajas y problemas de la bicicleta eléctrica
5 (100%) 6 vote[s]

2 Comentarios

  1. Hola.
    Esto flipando, pues mi bateria parece que pide «socorro» a veces y despues de no mas de andar 7 u 8 kms ,mete unos tirrones como si se apagase,conectase vuelta al lio!….Que puede ser???? Est5aria agradecido por alguna espuesta.
    Ah! La he fabricado yo y es de 48V- 52V en el punto nmás alto.
    Saludos.,

  2. Hay uno de los puntos en contra que deja un poco que desear. El que hace referencia a que es más cara que el resto de bicicletas. Hay bicicletas «normales» que superan con creces los 6.000 – 7.000 € y una bicicleta eléctrica en condiciones también la tienes por ese precio. Y otra tema: si lo comparas con un ciclomotor, te aseguro que no es tan caro como comentas. Hay que pensar cuál es el uso que vas ha hacer de ella. Si es para usarla 1 vez al año, hasta las bicis más económicas son caras. Pero si es como medio de transporte es muuuucho más económico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *