Adoptar un perro mayor: Las 10 razones clave para hacerlo

Te damos 10 razones de peso para que, si estás pensando adoptar a un perro de edad avanzada, tengas claras todas las ventajas que esto te va a reportar.

perro mayor

Ya os hemos comentado alguna vez las maravillosas aportaciones que un perro de cierta edad puede aportar a vuestra vida. Incluso os dimos una guía para el cuidado de tu perro cuando se hace mayor. También hicimos un repaso a cuáles pueden ser buenas elecciones como perro de compañía para una persona mayor. Pero no queríamos dejarlo ahí. Porque muchos perros mayores se encuentran ahora mismo en refugios, sin una familia que quiera adoptarlos. Y es hora de hacerles justicia y explicarle a quienes no les eligen qué se están perdiendo…

Y es que es un hecho triste que, cuando se trata de adopción, los perros mayores que se encuentran en protectoras y refugios lo tienen mucho más difícil para encontrar un nuevo hogar. Pero hay un montón de razones para adoptar un perro mayor. Si me preguntan a mí… ¡infinitas! Pero vamos a limitar estas 10 razones clave para adoptar un perro mayor a las más sencillas y evidentes. Y es que un perro mayor puede copar de alegría y amor tu hogar. Vamos a ello:

Merecen un final feliz

Estos perros también merecen la oportunidad de vivir el resto de sus vidas en un hogar afectuoso.  Puede que no sean tan «monos» como un cachorro o un ejemplar joven. Incluso es posible que hayan tenido una vida difícil o que hayan sido víctimas de una situación de la que no son culpables (como una mudanza, la muerte de su dueño, o el simple abandono de una persona irresponsable). Pero los perros mayores deberían poder pasar sus últimos años con una familia que los quiera y les dé cariño.

Fáciles de entrenar

Uno de los grandes pros de los perros mayores es que son más fáciles de entrenar. ¿Por qué? Muy fácil… están mucho más centrados y tranquilos que cualquier cachorro. Además tienen años de experiencia previa (muchos ya están entrenados en algunos comandos como sentarse o estar quietos) y están más capacitados en general para entender lo que quieres de ellos cuando tratas de enseñarles una orden o un truco nuevo.

Una vida «relajada»

Los perros mayores aman la tranquilidad y el relax. ¿No tienes ganas de sacarlo de paseo y jugar cada dos por tres para que esté tranquilo? Los perros mayores no tienen tanto exceso de energía como los más jóvenes, así que no necesitan tanta atención ni actividad como un cachorro para estar felices y equilibrados. Un perro mayor puede disfrutar de tumbarse en el sofá contigo mientras te das un atracón de series de Netflix, por el simple hecho de hacerte compañía. Después de todo es un perro mayor, la compañía y el relax son perfectos para él.

perro mayor

¿Trucos nuevos a un perro viejo?

¿Quién dice que no puedes enseñarle nuevos trucos a un perro viejo? ¡Pues claro que sí! Los perros aprenden cosas nuevas a lo largo de toda su vida… (esto también incluye los malos hábitos, así que ¡cuidado con malcriarlo!) Si quieres disfrutar del adiestramiento y de enseñarle trucos nuevos un ejemplar mayor puede ser una excelente opción también. Su mente e inteligencia están maduras, y enseñarle nuevos comandos será una gran forma de mantener ambas en plena forma.

perro de cierta edad al que podrás enseñarle muchos trucos nuevos

Menos «sustos» al llegar a casa

Los «accidentes» y los objetos o muebles rotos no serán un problema con un perro mayor. Encontrarás menos problemas con un perro de cierta edad, porque son más tranquilos y la experiencia es un grado: Las probabilidades de que un perro mayor mastique o muerda algo que pueda hacerle daño, como unos cables, es mucho menor (sus etapas destructivas y adolescente ya pasaron). También que tengas que recurrir al temido papel de periódico para empapelar el suelo de tu casa.  

perro mayor

No hay compromiso a largo plazo

La vida da muchas vueltas. Y, por ejemplo si eres joven, un compromiso a 15 años vista puede pesar como una losa, si ni siquiera sabes lo que tu futuro laboral te va deparar (¿acaso sabes dónde vivirás dentro de 5 años cuando estás en la veintena?¿si estarás casado o tendrás hijos?) Para esas personas jóvenes que no saben dónde terminarán en unos pocos años, un perro mayor es una forma maravillosa de contar con el cariño y el millón de satisfacciones que aporta tener una mascota sin el compromiso a muy largo plazo que requiere un cachorro. Si se trata de una persona mayor, la fórmula de un perro de edad avanzada también es genial, ya que hay menos posibilidades de que se quede sin hogar cuando tú ya no estés. Además del hecho de que ambos tendréis un ritmo de vida presumiblemente más tranquilo, por lo que es más fácil que congeniéis.

perro mayor

Requieren menos tiempo

No nos engañemos, el tiempo vale más que el oro. Es genial tener una mascota y también tener vida propia. El trabajo, la familia, los amigos, tus aficiones, tu pareja,… y también hay que dejar alguna hora por ahí para dormir. Siempre faltan horas, y está claro que un cachorro requiere muchísimas atenciones, por lo que no te dejará tiempo para casi nada. No es así con un perro mayor. Apenas requieren esfuerzo y son el mejor compañero piso que puedes tener. Unos pocos paseos, alimento y tu compañía son más que suficientes para hacerles totalmente felices. Ya que suelen ser mucho más autosuficientes e independientes que los perros jóvenes. Él no necesitará verte todo el día, a todas horas, ni estar siempre encima de ti. Cada uno puede hacer lo suyo y luego disfrutar juntos cuando deis un paseo o compartáis las últimas horas del día tumbados en el sofá. ¿Acaso hay algo mejor? 

Se adaptan más rápido

Los perros mayores se adaptarán a tu hogar mucho más rápido que un cachorro. Estos perros ya saben cómo deben actuar como miembros de la «manada» que en este caso tú vas a liderar. Hacer que se adapten a las costumbres y rutinas de tu familia será coser y cantar. No les costará asumir su rol en la familia y enseguida sabrán cuál es su lugar.

perro de tamaño grande dogo

No habrá sorpresas

Tranquilo, un perro mayor nunca te va a llevar a engaño. Lo que ves es lo que hay, son como un libro abierto. Olvídate de cachorros de centímetros que acaban pareciendo un caballo y no sabes dónde meter. O de perritos que parecen tranquilos y amorosos que acaban siendo demonios estruendosos que nunca se cansan. Un perro mayor tiene su tamaño, aspecto y personalidad definidos. No hay engaño y no te vas a llevar sorpresas. Lo cual es una gran ventaja.

La mejor de todas: ¡Salva una vida!

Estás salvando una vida. Esa es la mejor razón de todas (por eso la hemos dejado para el final). Los perros mayores suelen ser los últimos de la cola en las adopciones. Los que no quiere nadie. Los que en muchos casos acaban su vida de la forma más triste: entre las rejas de un refugio, sin el cariño de una familia. O incluso sacrificados (en esto siempre son los primeros de la cola, cuando no queda espacio en la perrera). ¿Acaso por su edad no merecen un hogar? Sálvale la vida a un perro mayor. Él sabrá agradecértelo cada día del resto de su vida. No te arrepentirás.  

seguro veterinario para perro

Jorge Monroy Criado

Un comentario

  1. Donde estais? Que tiempo tiene, vacunas, chip

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *