Autocaravanas: Una forma de vida que comenzó en el siglo XIX

Norteamericanos y europeos pugnan por el título de “primera autocaravana de la historia”. En Estados Unidos afirman que el primer vehículo de este tipo lo construyó a Pierce-Arrow´s Touring en 1910, mientras que en Europa las primeras autocaravanas fueron la de la compañía inglesa Bristol Wagon Works en 1885 y la de la francesa Panhardt & Levasson en 1890. ¿A quién debemos creer?

autocaravanas como forma de vida

Los expertos en caravaning no se ponen de acuerdo a la hora de poner fecha concreta a la aparición de la primera autocaravana de la historia. Para los aficionados norteamericanos este tipo de vehículos cumplen ahora 110 años de existencia, ya que en su opinión el primer vehículo de ocio de este tipo surgió en Nueva York en 1910 de la mano de la sociedad Pierce-Arrow´s Touring Landau, aunque en aquel momento se trataba de adaptaciones de automóviles familiares o de vehículos de carga.

Por el contrario para los aficionados europeos el Viejo Continente puede presumir del privilegio de haber “estrenado” el primer vehículo de caravaning de la historia. Su inventor habría sido la Bristol Wagon Works Company, que en 1885 construyó una lujosa caravana itinerante, bautizada como “Wanderer”, para el doctor Willian Gordon Stables. La Wanderer incluía en su interior hasta una biblioteca.

Posteriormente, sería en 1890 cuando la empresa francesa Panhardt & Levasson presentó la primera autocaravana equipada con motor a vapor, aunque en aquel momento más que para el ocio este tipo de vehículos estaban enfocados al reparto de mercancías.

En este escenario en 1901 y 1910 se crearon en Gran Bretaña y Francia, respectivamente, las primeras asociaciones nacionales de caravanistas, incluso la organización inglesa estaba presidida en aquel primer momento por el doctor Willian Gordon, y ya en 1932 surgiría en Holanda la Federación Internacional de Clubes de Camping.

Un autocaravana llamada Gypsy Van

En 1915 el dueño de la poderosa compañía norteamericana Gas Electric Motor Bus, Roland Conklin, planificó para las vacaciones familiares un viaje por todo el país a bordo de un vehículo que bautizó como “Gypsy Van” y que en realidad era un autobús de dos plantas y ocho metros de longitud reconvertido en una casa con ruedas.

La Gypsy Van incorporaba todo tipo de comodidades y elementos de confort y para ello incorporaba, entre otras cosas, un generador eléctrico, una cocina totalmente equipada, dormitorios, biblioteca, escritorio e incluso una “alfombra-jardín”.

historia de las autocaravanas

Por su parte, los medios de comunicación de la época dieron una enorme cobertura mediática al viaje de la familia Conklin, lo que provocó que muchos ciudadanos y familias norteamericanas comenzaran a soñar con disfrutar sus vacaciones en un vehículo similar.

El mayor problema para el caravaning en “autocaravana” es que se trataba de una actividad de lujo al alcance de muy pocos. La solución fueron las caravanas.

Llegan las caravanas

Las famosas “casas rodantes” ya existían en Estados Unidos desde 1920, aunque en un primer momento se trataba de un mercado también muy exclusivo. En 1929 Arthur G. Sherman, presidente de una importante famacéutica ubicada en Detroit, decidió que en sus salidas al campo quería sustituir la tradicional tienda de campaña de lona por un habitáculo más sólido y resistente y que, además, pudiera ser remolcado.

La idea inicial de Sherman acabó transformándose en una casa rodante de madera de tres metros de longitud y dos metros de ancho, con ventanas, sofá-cama, mobiliario, zona de cocina, etc, cuyo mayor atractivo es que era más “económica” que la autocaravana Gypsy Van. El éxito de esta primera caravana quedó probado en el Detroit Auto Show de 1930 y ni siquiera la Gran Depresión (la brutal crisis económica que comenzó en Estados Unidos el 29 de octubre de 1929 con el llamado “martes negro”) pudo acabar con una idea que se vio que tenía mucho recorrido.

De esta forma muchos norteamericanos que no podían afrontar el coste de una vivienda convencional encontraron en las caravanas (casas rodantes) una alternativa económica de hogar permanente, lo que provocó que por todo el país surgieran los famosos parques de caravanas que hemos podido ver en muchas películas y series de televisión. Este fue el escenario dominado por la Wagon Covered Co. fundada por Sherman.

Al calor del American way of life

Finalizada la Segunda Guerra Mundial a partir de 1945, y más en la década de los cincuenta, las actividades de ocio, primero en tiendas de campaña (en Europa los primeros camping comienzan a surgir en 1948) y más tarde con el caravaning, comenzaron a ganar protagonismo en ambas orillas del Atlántico al calor del “American way of life”.

autocaravanas en el siglo XX

En ese momento todavía las autocaravanas seguían siendo un “capricho” bastante exclusivo, al menos hasta que en 1967 la compañía Winnebago comenzó a producir las primeras “motorhome populares” en Estados Unidos, mientras que en Europa y en España surgen fabricantes como Dethleffs, Moncayo, Caravansa o Catusa.

La década de los sesenta y el despliegue de nuevas ideologías y formas de vida, principalmente entre los más jóvenes, provocó que en los setenta se disparara la demanda de vehículos que permitieran vivir y disfrutar del ocio al margen de los estándares tradicionales, de forma que caravanas, autocaravanas y camper se popularizaron en Norteamérica y en Europa, dando lugar a un mercado que en la actualidad continua totalmente vigente y con una salud de hierro a pesar de la crisis sanitaria y económica por la que atravesamos.

compara tu seguro de autocaravana

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *