¿Cuál fue el primer Barco de vapor de la Historia?

El primer navío propulsado por maquinaria a vapor propició uno de los grandes avances para la navegación en el siglo XIX. Su llegada significó el fin de las velas y que las rutas marítimas no dependieran de la condiciones climatológicas. ¿Pero quién inventó el primer barco de vapor y cuándo se construyó dicha embarcación?

Primer barco a vapor de la historia.

Desde tiempos inmemoriales, la navegación es a la vez pasión y necesidad útil para el ser humano. Incluso podríamos catalogarla como una forma de vida por todo lo que nos proporciona. El hombre ha empleado los barcas desde hace miles de años por todo clase de motivos, siendo el más común y seguramente el primero de ellos el de conseguir un medio de transporte en el agua.

Lo cierto es que el mar siempre nos ha fascinado y a los humanos no les han faltado motivos para adentrarse en los océanos más profundos. La pesca y la búsqueda de alimentos propiciaron, junto con el progreso tecnológico, la construcción de elementos con los que poder flotar en el agua a partir de abundantes materiales.

La fuerza eólica sería la encargada de impulsar el barco, y el timón de dirigirlo. A partir de la creación de estos dos pilares, el hombre fue introduciendo mejoras a las naves a lo largo del tiempo, que aumentaron los usos de las mismas.

seguro para barcos

Además de como medio de transporte y de vía para la pesca, los navíos descubrieron nuevas tierras, se convirtieron durante un tiempo en el único medio de comunicación entre continentes, fueron partícipes de múltiples guerras y batallas y sirvieron de impulso para el comercio.

¿Cuál fue entonces el primer barco del mundo? ¿Quién lo construyó y cuándo? Son preguntas que seguramente nos habremos formulado en ocasiones y que sus respuestas nos trasladarían a una parte fundamental en la historia marítima y universal.

Hasta el primer barco de vapor de la historia, el hombre ya había utilizado carracas (navíos de gran tamaño para el transporte de grandes cargas); carabelas (embarcaciones a vela más pequeñas pero de superiores condiciones para navegar) y galeones (derivación de la carraca pero con la velocidad de una carabela), pero la primera embarcación del mundo propulsada por maquinaria a vapor no vería la luz hasta comienzos del siglo XIX.

¿Quién fue el inventor del barco de vapor?

El inventor y fabricante de relojes John Fitch llevó a cabo el primer prototipo de barco de vapor en Estados Unidos, cuando en 1787 hizo navegar dicho navío por el río Delaware.

Pero el desarrollo y la comercialización de las embarcaciones a vapor llegarían por parte del ingeniero e inventor estadounidense Robert Fulton, quien llevaría a cabo la construcción del primer barco de vapor de la historia. Interesado desde niño por la navegación y la máquina de vapor, logró construir ya en 1800 una embarcación probando con la resistencia al agua de diferentes quillas de barcos.

El primer intento no fructificó y el prototipo terminó hundiéndose. En cambio, sí lo conseguiría a la segunda, cuando reconstruyó el primer buque y fortaleció el armazón. Tras realizar algunos experimentos y mantener contactos con personalidades como James Watt (que mejoró la máquina de vapor) y William Murdoch, Fulton pudo terminar de fabricar el primer barco de vapor a paletas. Éste sería también el primero que tuvo éxito a nivel comercial.

¿Cuándo se construyó el primer barco?

Con 20 metros de eslora y una velocidad que alcanzaba entre 5 y 9 km/hora según la corriente, el primer intento de embarcación a vapor de Fulton navegó por primera vez en el río Sena. El barco fue propulsado por una rueda con paletas a través de una maquinaria a vapor.

Unos años más tarde, en 1807, terminaría de construir en Estados Unidos el que sería el primer barco propulsado por ruedas que se movían mediante una maquinaria a vapor, una pequeña nave de madera a la que se le denominaría Clermont, por el nombre del lugar al que se dirigió dicho navío en su primer viaje.

Lo cierto es que este navío era llamado así en contadas ocasiones, y habitualmente el mismo Fulton se refería al mismo como el barco de vapor del río Norte. También recibió el apodo de El monstruo de Fulton, ante la inmensidad y el gran tamaño del navío.

En él, su inventor pudo recorrer nada menos que 240 km del río Hudson para llegar desde Nueva York a Albany (con una parada en Clermont).

El Clermont, el primer barco a vapor del mundo.

Es por tanto ésta la primera embarcación a vapor con éxito comercial en el mundo, y con la que se establecería el primer servicio a vapor que funcionaría de manera regular. El diseño de este primer buque a vapor, que más tarde se extendería a otras embarcaciones, contaba con ruedas con paletas a ambos lados del casco.

Unos años más tarde, Fulton impulsó el diseño del barco de vapor construyendo más navíos y terminó creando el Demologos, buque que no llegó a conocer una vez terminado y que se convertiría en el primer barco de guerra a vapor. En su honor recibió el nombre de Fulton the First.

Cabe mencionar a modo de curiosidad que el primer ferrocarril abierto al público se inauguró unos años más tarde, en septiembre de 1825. A través de la compañía Stockton y Darlington, contó con la primera locomotora a vapor, que diseñó el inventor inglés George Stephenson.

Los barcos de vapor significaron un notable avance en la historia de la navegación, posibilitando que los navíos no dependieran de la climatología para llevar a cabo sus rutas y que las velas resultaran innecesarias.

La llegada del motor Diésel a finales del siglo XIX conllevaría a largo plazo el fin del protagonismo de los vapores, lo que no impide que en la actualidad sigan estado a prueba algunas embarcaciones más antiguas a vapor, más comunes para el transporte marítimo de aquellos que deseen conocer dicha experiencia.

Si eres amante de la navegación y los barcos y te ha interesado esta noticia, puedes consultar los siguientes artículos:

seguros para embarcaciones

¿Cuál fue el primer Barco de vapor de la Historia?
4.8 (95.29%) 17 votes

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *