“Caballos del Vino”: Una fiesta donde los caballos son protagonistas

Los próximos días 1 y 2 de mayo la localidad murciana de Caravaca de la Cruz celebrará la fiesta de los “Caballos del Vino”, un evento que viene desde la Edad Media y donde los caballos son los auténticos protagonistas. El momento culmen de esa festividad es la espectacular carrera por la Cuesta del Castillo.

Caballos del vino

Los próximos días 1 y 2 de mayo, coincidiendo con la festividad de la Santísima y Vera Cruz, se celebrarán en Caravaca de la Cruz (Murcia) los tradicionales “Caballos del Vino”, una fiesta declarada de Interés Turístico Internacional en 2004, calificada como Bien de Interés Cultural en 2011 y que aspira a obtener de la Unesco el nombramiento de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Este evento está organizado por el autoproclamado Bando de los Caballos del Vino, una entidad popular de la que forman parte sesenta asociaciones de “peñas caballistas”, cuyos jinetes y monturas son las encargadas de participar en los tres concursos que tradicionalmente se celebran durante los “Caballos del Vino”: Monta a Pelo, Enjaezamiento y Carrera.

Los orígenes de esta fiesta se pierden en el año de 1250 y nos hablan de un tiempo de guerras en el que la fortaleza templaria de Caravaca de la Cruz, donde desde 1231 se guardaba la Reliquia de la Santa Cruz, se encontraba asediada por fuerzas musulmanas procedentes de Granada. Fue una vez que comenzaron a escasear los víveres y el agua cuando un grupo de caballeros templarios decidió romper el cerco con el objetivo de conseguir nuevas vituallas para la ciudad.

A partir de este hecho histórico cuenta la leyenda que a falta de conseguir agua los caballeros llenaron los pellejos de vino, de ahí lo de “Caballos del Vino”, y que en una espectacular galopada, que por su velocidad sorprendió a los atacantes moros, regresaron a la fortaleza con mucho riesgo para sus vidas y siendo recibidos con gran algarabía por parte de los defensores y de los habitantes de Caravaca de la Cruz que se protegían tras sus muros.

Esta heroica efeméride comenzó a celebrarse durante la Edad Media, pero fue en el siglo XVIII cuando durante la efervescencia del barroco fueron consolidándose muchos de sus aspectos, aunque fue a lo largo del siglo XIX cuando los “Caballos del Vino” adquirieron los rasgos lúdicos que tienen actualmente y que llegarían hasta el comienzo de la década de los sesenta, cuando esta fiesta sufrió una profunda transformación renovadora.

La fiesta de los “Caballos del Vino”, que comienza en Caravaca de la Cruz durante la madrugada del día 1 de mayo con el lavado y enjaezamiento de las monturas, reúne todos los años a más de 200.000 visitantes. Durante los festejos los caballos van adornados con bellos mantos realizados en oro y seda, todos ellos valorados en unos miles de euros, y cuyo proceso de primorosa elaboración puede fácilmente llegar a durar un año.

De los tres concursos que componen los “Caballos del Vino” el más espectacular de todos es la carrera que en la mañana del 2 de mayo tiene lugar a lo largo de la Cuesta del Castillo, una competición sin demasiadas reglas que rememora la galopada que realizaron los caballeros templarios en busca de alimentos y que por el momento tiene su récord en los 7,713 segundos que consiguió la Peña Caballista Artesano en la edición de 2016.

En esta prueba de velocidad compiten los equipos de veinticinco peñas, cada uno de ellos formado por al menos cuatro caballistas. Para poder ganar la carrera es necesario que todos los miembros del equipo se agarren bien a las asas del caballo y que sin soltarse consigan llegar a las puertas del Castillo en el menor tiempo posible, teniendo cuidado de no chocar con la multitud que rodea un itinerario prácticamente oculto a caballos y caballistas.

La fiesta de los “Caballos del Vino” es una de las más antiguas de cuantas se celebran en España, de ahí que desde el Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz y desde el gobierno de la Comunidad de Murcia se esté trabajando para que la Unesco la incorpore al listado de eventos Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

seguro para caballos
“Caballos del Vino”: Una fiesta donde los caballos son protagonistas
5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *