El Automobile Barcelona soplará cien velas y cumplirá un siglo de historia

El certamen más importante de nuestro país para la industria de la automoción, el Automobile Barcelona, celebra este año su 100º aniversario. Entre los días 11 y 19 de mayo se unirán el presente y el futuro del automóvil en España, con un espacio específico destinado a recordar un pasado donde además de las carteles del Automobile Barcelona estarán algunos de los modelos más icónicos.

foto de archivo salon barcelona 1933

El Automobile Barcelona celebra este año su 40ª edición y sus cien años de historia. Durante los días 11 y 19 de mayo podremos disfrutar de la historia del automóvil en España a través de la propia historia de este certamen, lo que permitirá que los asistentes al mismo puedan recordar y admirar los modelos más icónicos

En 1919 el Salón Internacional del Automóvil de Barcelona, nombre con el que se inauguró esta feria, abría sus puertas por primera vez en el Palacio de Bellas Artes del Parque de la Ciutadella, y ocho años más tarde, en la edición de 1927, cambiaría de localización para pasar a la ubicación actual en el recinto ferial de Montjuïc.

En sus cien años de historia tan solo la Guerra Civil y la Segunda Guerra Mundial fueron capaces de impedir que el Automobile Barcelona se celebrase, lo que motivó que su octava edición se retrasara hasta 1966, de ahí que en el año que se cumple su centenario tengamos que contabilizar la 40ª edición.

Durante la presentación del Automobile Barcelona 2019 su presidente, Enrique Lacalle, aseguraba que esta edición será la más importante de la historia, porque llegar a los cien años es un hito para Barcelona, para el sector del automóvil y también para la institución ferial.

Actividades del centenario

La edición del centenario del Automobile Barcelona contará con más de 100.000 metros cuadrados de exposición y estará estructurada en torno a tres grandes ejes. El primero será un espacio dirigido a las marcas donde podrán mostrar sus novedades y la transformación tecnológica que está dando forma al futuro de la automoción a través de la conectividad, la conducción autónoma, la electrificación, el internet de las cosas y las nuevas modalidades de transporte.

En el segundo los asistentes podrán ser testigos y experimentar en primera persona los avances tecnológicos relacionados con la seguridad y la conducción autónoma, así como observar cómo será la conducción del futuro.

Finalmente, el tercer espacio estará reservado a los cien años de historia del Salón y su estrecha relación con la Ciudad Condal y el desarrollo de la industria automovilística en España. En esta zona habrá una exposición en la que se mostrarán algunos de los vehículos que estuvieron presentes en las primeras ediciones de la feria, como el Elizalde T48 (1918), el David 4 Cyl, el Ford T (1919), el Rolls Royce Silver Ghost (1923), el Hispano Suiza  H6C (1924) o el Pegaso Z-102 Rabassada de 1950, entre otros.

homenaje a la historia del salon Automobile de Barcelona

Los carteles como símbolo

Durante los cien años de historia del Automobile Barcelona cada edición ha estado acompañada de su correspondiente cartel, imágenes que han acabado convirtiéndose en un símbolo de esta feria y que mezcla de originalidad y creatividad otorgaban a cada una de las ediciones su propia personalidad, transmitiendo la esencia de cada salón sin alejarse del ADN del certamen.

El cartel de la primera edición en 1919 ha sido considerado como el más social de todos los creados hasta la fecha. En él se mostraba a personas a bordo de un vehículo disfrutando de la conducción. En los años posteriores las figuras humanas van perdiendo importancia hasta que en 1933 desaparecen.

Otros carteles que hay que recordar son el de 1967, un dibujo de formas simples pero de gran contenido que muestra en cuatro trazos al conductor y al vehículo. El cartel de 1968 también es recordado, ya que  mostraba el reconocimiento del Salón por parte de la OICA.

Por su parte, los carteles de los años 1973 y 1974 también se han convertido en algunos de los más preciados, porque mientras el primero representaba un mundo de color, por el contrario el segundo mostraba las dificultades que atravesada el sector con la “crisis del petróleo”.

El año 1997 marcó un antes y un después en el diseño de los carteles del Automobile Barcelona. Un planeta Tierra lleno de nubes con la forma de un coche mostraba el nacimiento de la preocupación por el medio ambiente, un sentimiento que entroncaba con la fabricación del primer Toyota Prius. Desde entonces los colores azul y verde han dominado el diseño de la cartelería del Automobile Barcelona, símbolos del medio ambiente, la movilidad y desde 2013 también la conectividad.

seguro coche antiguo
El Automobile Barcelona soplará cien velas y cumplirá un siglo de historia
5 (100%) 5 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *