Catalburun, los perros que tienen dos narices

Los historiadores afirman que los Catalburun llegaron a Turquía acompañando a las legiones romanas, pero lo que nadie duda es que se trata de los únicos perros con dos narices. Visualmente su «fresa partida» da la sensación de que el animal tiene una doble nariz.

¿Sabían ustedes que existían perros con dos narices? Pues existen y reciben el nombre de Catalburun. Esta raza procedente de Turquía no se encuentra muy extendida por Europa y por la conformación de su «fresa partida» visualmente puede darnos la sensación de que el animal tiene una doble nariz, una circunstancia anatómica que resta algunos poderes olfativos a los Catalburun.

Los historiadores turcos afirman que estos perros fueron traídos como mascotas hasta el límite de Europa y Asia por los soldados que formaban parte de las legiones romanas, aunque los expertos en cuestiones caninas sostienen que los Catalburun responden a un cruce entre razas caninas asirias, romanas e inglesas, con el objetivo de conseguir perros rastreadores, también llamados «molosos», que pudieran olfatear la presencia de enemigos antes de que pudiera producirse una emboscada.

Un buen ejemplar de Catalburun puede llegar a pesar 25 kg y medir 50 centímetros de alzada, lo que significa que se trata de perros de formato grande. Su apariencia es poderosa y sus extremidades fuertes y musculadas, principalmente las traseras, con unas orejas largas y un morro con forma alargada que otorgan a los Catalburun la apariencia de perros cazadores, una actividad para la que también son utilizados en la actualidad por sus buenas prestaciones como sabuesos.

El pelo de un Catalburun es corto y por lo tanto necesita de escasos cuidados, generalmente en tonalidades marrones, en combinaciones de blanco y negro o en capa tricolor, con ojos redondeados y párpados superiores caídos que otorgan a estos ejemplares una apariencia noble y que transmite la imagen de que estamos frente a un perro cariñoso y amigable.

La esperanza de vida en esta raza se calcula en un máximo de catorce años y para que podamos disfrutar de un animal saludable es fundamental el ejercicio físico diario, actividad muy necesaria para mantener a estos perros en perfecta forma, algo que se traduce a nivel doméstico en que los Catalbururn no se adaptan bien a los espacios reducidos.

Por otro lado, las orejas caídas hacen necesarias tres limpiezas semanales para evitar que a su “sombra” puedan vivir parásitos e insectos indeseados.

seguro para perro

Catalburun, los perros que tienen dos narices
4.3 (86.67%) 3 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *