Dodge Dart de Barreiros: El más grande coche de lujo español

El Dodge Dart o Dodge Barreiros fue el sueño hecho realidad de don Eduardo. Pero lanzar el coche español más lujoso y grande del momento acabaría por costar muy caro al imperio Barreiros. Te contamos por qué…

Dodge Dart Barreiros

Hablamos de un coche de concepción norteamericana. El Dart es todo un símbolo que, además, nos transmite muchos significados cuando hablamos de la automoción española. El que fuese un coche compacto en EEUU, en España fue un coche de absoluto lujo que, con otros acabados, acabaría en manos, principalmente, de grandes autoridades y famosos. Como los ministros del régimen franquista o la mismísima Sara Montiel (en pleno apogeo de su carrera).

Sara Montiel al volante del Dodge Dart Barreiros

El artífice de la llegada de este coche a las carreteras de nuestro país en 1965 fue el mismísimo Eduardo Barreiros. Quien sacaría también de su planta de montaje de Villaverde el Simca 1000 (¡qué difícil es hacer el amor…!), del que os hablaremos más adelante en Terránea.

Barreiros en uno de sus DODGE junto a personalidades del momento

El Dodge Dart -también conocido por su sobrenombre “Dodge Barreiros”- se fabricó en la planta madrileña equipando un motor de 6 cilindros Chrysler Slant-Six con 3687 c.c. y 145 CV. Contando con una caja de cambios de 3 velocidades para los modelos básicos y de 4 velocidades para modelos superiores.

Dodge Dart de Barreiros

Entretanto, la versión diésel de este lujoso coche de época contaba con el motor Barreiros C-65 de 4 cilindros en línea, 2007 c.c. y 65 CV. Equipando una caja de cambios A-833, de 4 velocidades. Siendo este el modelo base, con un equipamiento diferenciado.

Hablamos de un clásico muy apreciado hoy día en nuestro país. No sólo por sus excelentes acabados -no olvidemos que era el coche de la alta sociedad de la época-, sino por ser toda una rareza en cuanto a línea de diseño y por la significancia de la misma llegada de su producción y venta a nuestro país, gracias al visionario Eduardo Barreiros.

Barreiros fue uno de los empresarios más determinantes e influyentes de la época. De hecho no se entiende la “motorización” de España sin él. En gran medida gracias a la dieselización de motores gasolina que llevó a cabo. Pero con el Dart, don Eduardo lograba al fin ver un sueño personal hecho realidad.

De sueño a pesadilla: Un lujo que nunca fue rentable

La verdad es que ni las buenas intenciones de Barreiros, el buen hacer de sus factorías y trabajadores, o la ocurrente publicidad que acompañó a su lanzamiento consiguieron que el coche más caro de la época -nótese la ironía- llegase a ser rentable.

De hecho, decantaría en parte su derrota en la batalla entre la familia Barreiros y el Grupo Chrysler, logrando los norteamericanos hacerse con el control de la empresa y pasando a denominarse Chrysler España. Y es que habrá quien diga que comercializar un coche de lujo como el Dodge Dart GL, que costaba 260.000 pesetas, era una utopía suicida en la España del Seat 600 (65.000 pesetas) y en el que el salario medio rondaba las 8.000 pesetas.

El Dodge Dart, o Dodge Barreiros contó con cinco versiones diferentes: Dodge Dart 270, Dodge Dart GL, Dodge Dart GLE, Dodge Dart Diesel, Dodge Dart GT de 1969 (totalmente diferente del modelo americano, siendo fabricado únicamente en España).

El Dart fue una auténtica “chuchería” que trajo a España novedades como el aire acondicionado en un lejanísimo 1965. El más caro, grande y potente del momento, con 5 metros de longitud y siendo el único vehículo nacional de 6 cilindros. El símbolo del lujo y la ostentación. Aquello a lo que aspirar.

El gran legado de Barreiros

¿El gran problema? Las previsiones de venta. O los americanos no habían hecho un estudio de mercado en su vida, o alguien puso el punto en el lugar equivocado. Pero esa es otra historia. Lo que cuenta es el legado de Barreiros. Y lo que nos queda es un clásico de órdago: potente, fiable, voluminoso y lleno de detalles. Una joya de la automoción española que es testimonio vivo de su buen hacer.

El Dodge Dart acabaría siendo sucedido por el 3700 GT, basado en el Polara argentino, pero ya bajo el paraguas de la nueva marca Chrysler España.

3700GT de 1969 (Fundación Barreiros)

Otra joya de la automoción española, también apreciada hoy día, pero que forma parte del inicio de una historia diferente.

Imágenes: Fundación Eduardo Barreiros

seguro coche antiguo
Perfil del autor

Comunicación corporativa y Marketing digital en TERRÁNEA

Jorge Monroy Criado

Comunicación corporativa y Marketing digital en TERRÁNEA

Un comentario

  1. donde puedo conseguir la tela para tapizar los asientos azul del dodge dart barreiro 1967

    daniel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *