Great Wall Futurist, un sedán eléctrico que rememora los 70

La compañía china Great Wall ha presentado durante el Salón del Automóvil de Pekín 2020 su último prototipo, el Great Wall Futurist. Se trata de un sedán compacto eléctrico con un aspecto retro que nos traslada a los años setenta. Además, en su interior se mezclan elementos tradicionales como los cromados y la piel con pantallas digitales de última generación. Eso sí, de momento este vehículo parece que no acabará en la cadena de montaje. 

A pesar de la crisis sanitaria, recientemente se ha celebrado en China el Salón del Automóvil de Pekín 2020, o el Auto China 2020, nombre comercial que recibe el evento.  

En el transcurso del evento, algunas de las marcas han presentado sus modelos más esperados, como es el caso de BMW y su M3/M4 o el Zero Concept de Lynk & Co., mientras que otras presentaciones han sido auténticas primicias como el e:Concept, el SUV eléctrico de Honda, o el Great Wall Futurist, un sedán compacto eléctrico. 

Es este último vehículo en el que nos centraremos hoy pues supone una novedad ya que su diseño se está muy lejos de las propuestas a las que nos tiene acostumbrados la compañía china. De hecho, estos vehículos de diseño retro los utilizan las marcas japonesas en sus salones locales pero en contadas ocasiones ven la luz en eventos tan internacionales. 

Un modelo de salón 

Desde Great Wall no han mostrado síntomas de que el Great Wall Futurist vaya a pasar a la cadena de montaje bajo ninguno de los sellos que esta empresa comercializa. De hecho, no aparece en ninguno de los catálogos de Great Wall, Haval, Ora ni Wey. Por tanto, podemos deducir que nos encontramos ante un modelo conceptual o un prototipo de salón

De esta manera, el Great Wall Futurist es un vehículo creado pensando más en atraer la atención del público al stand de la compañía que en su utilidad real. En cualquier caso, merece que se le preste atención pues estamos ante un sedán compacto eléctrico con un estilo retro que nos traslada a otras épocas de la automoción. 

En cuanto a las especificaciones del Futurist, Great Wall no ha avanzado muchos detalles pero si ha confirmado que cuenta con un esquema de propulsión eléctrico puro. Además, la compañía también ha informado que está desarrollado sobre la plataforma Lemon, una plataforma que ya ha sido empleada en el ORA Good Catque y que es capaz de soportar versiones de cualquier sistema de propulsión ya sea eléctrico, híbrido, de combustión tradicional o de pila de hidrógeno. 

En cuanto a su diseño, obra de Phil Simmos, exdiseñador de Land Rover, el Great Wall Futurist podría decirse que está inspirado en varios modelos clásicos. Por un lado, los faros delanteros recuerdan a los del Ford Mustang mientras que los dos pequeños faros adicionales eran una solución típica de Mini. Por su parte, la parrilla carenada y los embellecedores cromados podrían ser heredados del Fiat 500. Además, también se han tomado prestados algunos elementos característicos del BMW 2002 o los Volga utilizados por los mandatarios de la Unión Soviética para darle ese aspecto setentero. 

Great Wall Futurist

El Great Wall Futurist cuenta con cuatro puertas para el acceso al vehículo siendo las traseras de apertura a contramarcha. A esta apertura se le suma la eliminación del pilar B lo que facilita el acceso al interior del vehículo. Además, el portón del maletero, espacio completamente independiente, incorpora faros en toda su anchura. 

Por su parte, el interior combina a la perfección materiales tradicionales como los metales cromados y la piel de los asientos con una pantalla táctil digital de última generación que preside el salpicadero o con una consola central flotante

seguro turismo

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *