Gripe: síntomas, cuánto dura y cómo evitarla

Con la llegada del frío llegan también los resfriados y lo más temido del invierno: el virus de la gripe. Te contamos todo lo que debes saber sobre la gripe: cuánto dura, cómo combatirla, prevenirla y cómo diferenciarla del resfriado común.

Como prevenir la gripe.

Si hay un virus temido cuando llega el invierno ése es sin duda la gripe. Un virus contra el que combaten las organizaciones e instituciones de salud, dado que puede llegar a ser peligroso para la población de riesgo. Siendo peligroso no sólo por el malestar que causa a quien contrae la gripe, sino por lo infeccioso que es y porque suele camuflarse bajo los síntomas similares del resfriado. También muy común en las estaciones frías. Veamos de qué trata exactamente esta enfermedad infecciosa y cómo debemos protegernos de ella.

¿Qué es la gripe?

Parece obvio ¿verdad? Pues son muchas las personas que confunden la gripe con un resfriado y no es lo mismo. La gripe es algo más grave que un simple resfriado, se trata de una enfermedad infecciosa que suele presentarse de forma epidémica por su gran capacidad de trasmisión entre las personas.

¿Cuáles son los síntomas de la gripe?

Los principales síntomas que causa la gripe son muy similares al del resfriado, pero con mayor intensidad:

  1. Fiebre de entre 38 ºC y 40 ºC
  2. Escalofríos
  3. Dolor muscular (mayor incidencia en piernas y espalda)
  4. Dolor de cabeza
  5. Dolor de garganta
  6. Tos y estornudos
  7. Malestar general, cansancio y pérdida de apetito
Sintomas de la gripe.

Diferencias entre resfriado y gripe

Y precisamente en los síntomas del apartado anterior es donde está la clave de si lo que tenemos es gripe o un catarro o resfriado común:

  • Fiebre: es propia de la gripe, y suele durar 3 ó 4 días. Muy infrecuente en caso de resfriados.
  • Estornudos, tos y goteo nasal: son menos frecuentes en el proceso gripal. Durante la gripe se puede tener la nariz despejada y los estornudos son menos frecuentes. En cuanto a la tos, suele ser más productiva (secretando mucosidad) durante el resfriado. Mientras que en caso de gripe suele ser más seca.
  • El dolor muscular es propio de la gripe.
  • Los escalofríos también suelen ser un síntoma inequívoco de la gripe.
  • Otro síntoma del resfriado que rara vez se da en la gripe es el picor de ojos.

¿Cuánto dura la gripe?

La influencia del virus de la gripe en nuestro organismo es limitada en el tiempo. Suele manifestar sus síntomas pasadas 24 horas desde que nos infectamos. Y el “cuadro clínico” suele prolongarse entre 48 y 72 horas. Es decir la gripe suele durar entre 2 y 3 días.

Si bien una gripe mal curada en población de riesgo (niños y personas mayores) puede derivar en problemas graves de salud, como neumonías. Por eso nunca hay que menospreciar el peligro de contraer una gripe y hay que vigilar atentamente su evolución. Por ejemplo tener episodios de fiebre más allá de los 3 días puede ser peligroso si no acudimos a un médico.

El total de síntomas de la gripe suelen desaparecer en 5 ó 7 días. Lo normal es que tras una semana recobremos nuestro estado de salud normal. En cambio el resfriado puede alargarse un poco más, hasta un par de semanas.

¿Cómo se contagia la gripe?

El contagio de este virus se produce de manera fácil y es de rápida propagación. Las personas ya infectadas pueden pasarnos el virus a través del aire, ¿cómo? Pues al toser, estornudar o incluso al hablar, los infectados pueden expulsar algún fluido e infectar a quien tengan al lado.

La infección la puede transmitir cualquier persona infectada, antes incluso de padecer los primeros síntomas. Después, seguirá contagiando el virus hasta entre 3 y 7 días desde contrajo la enfermedad.

Cómo protegernos de la gripe:

Entremos en la parte interesante del artículo: Cómo prevenir la gripe y evitar tener que sufrir los horribles síntomas.

Cuidar nuestra higiene personal

En épocas de epidemias, lo mejor que podemos hacer es lavarnos las manos continuamente con agua y jabón. Sin el jabón no hacemos nada.

También es importante taparnos la boca y la nariz al toser o estornudar para evitar contagiar a terceras personas. Si tenemos a mano un pañuelo mejor que mejor, después de usarlo lo tiramos a la basura y listo.

No debemos compartir ni vasos ni cubiertos, ni siquiera la comida, así que resístete a pedirle un trocito de bizcocho a tu compi de al lado.

Mantener una alimentación equilibrada

Lo más importante es ingerir mucho líquido, así que ya sabéis a beber mucha agua, zumos y sopitas calentitas que tan bien sientan en invierno.

La vitamina C es perfecta para nuestro sistema inmunológico, la puedes consumir a través de zumos de naranja, de limón y en los kiwis, entre otros alimentos.

Zumo de limón para prevenir la gripe.

Los alimentos ricos en Cinc también son muy buenos para nuestro organismo y tienen un alto poder antivírico. El Cinc lo podemos encontrar en los quesos curados, en el pescado, los huevos y en el pan integral que tantos beneficios tiene.

¿Habéis escuchado alguna vez lo sano que es comer un ajo en ayunas? Pues es cierto, aunque muchos no defendáis esta técnica por el mal olor de aliento que deja tras consumirlo, es muy eficaz para combatir los virus y aumentar nuestras defensas. La cebolla cruda también es muy eficaz, ¡probadla a comer en ensaladas!

Evitar el consumo de tabaco y alcohol

El consumo de alcohol y tabaco favorece el riesgo de contraer la gripe y es muy fácil que se complique y que derive en un cuadro mucho más grave.

Protegernos ante los cambios bruscos de temperatura

Es conveniente que nos abriguemos bien al salir a la calle, si cogemos frío seremos carne de cañón para la gripe. Además, el Portal de Salud de la Comunidad de Madrid recomienda respirar por la nariz en la medida de lo posible, hasta que lleguemos a un lugar de temperatura más cálida.

Evitar los locales poco ventilados y las grandes aglomeraciones de gente

En épocas de epidemia lo mejor y más seguro es evitar las aglomeraciones de gente, evitar en la medida de lo posible, los centros comerciales o las estaciones, y sobre todo, abstenerse de acudir a hospitales.

La mejor opción preventiva: la vacuna contra la gripe

La medida preventiva más eficaz, sin duda es la vacuna contra la gripe. La vacuna debe de administrarse cada año, ya que se va rediseñando de acuerdo a las cepas que han provocado las epidemias de años anteriores.

Vacuna contra la gripe.

Las autoridades sanitarias aconsejan vacunarse a partir del mes de octubre para que sea realmente eficaz. Los niños y los mayores de 65 años suelen ser la población prioritaria para esta vacuna, y dependiendo de cada comunidad autónoma podrán vacunarse en su centro de salud. Algunas empresas también facilitan la vacunación para sus empleados.

¿Todo el mundo se puede poner la vacuna contra la gripe?

Las mujeres embarazadas pueden aplicarse esta vacuna sin ningún problema. Los únicos excluidos son los niños menores de 6 meses.

Hasta ahora, las personas alérgicas al huevo no se podían vacunar. Esto ha cambiado: “según un estudio reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el índice de anafilaxia después de la administración de cualquiera de las vacunas es de 1.31 por cada millón de dosis de vacunas aplicadas”, lo que quiere decir que lo alérgicos al huevo también podrán aplicarse dicha vacuna sin ningún problema. Una muy buena noticia para los alérgicos al huevo.

Tratamiento para la gripe

Si has tomado (o no) todas estas precauciones, pero aún así has contraído la gripe, estos son los principales consejos a seguir para tratar la gripe y lograr reducir sus síntomas y el malestar que genera:

  • Beber abundantes líquidos.
  • Reposo y descanso prolongado.
  • Medicamentos: los antibióticos no surten ningún efecto por tratarse de un virus, no una infección. Pero sí podemos tomar medicinas antivirales para reducir los síntomas y duración, aunque siempre bajo el consejo y prescripción de un especialista en farmacología/medicina.
  • No ingerir alcohol ni fumar.
  • No comer en exceso.
  • Control de la temperatura: reducir la fiebre con paños fríos en caso de prolongarse. Y evitar los escalofríos con una ducha caliente y el suficiente abrigo. Del que no hay que abusar durante la fiebre (debemos permitir que el calor salga del cuerpo, no abrigándonos en exceso durante la fiebre).

Mejores alimentos para la gripe y el resfriado

Una correcta y equilibrada alimentación es la mejor herramienta para mantener nuestro sistema inmunitario en forma, algo especialmente importante en otoño si queremos hacer frente con éxito a las habituales gripes y resfriados. Aquí os brindamos los alimentos que no deben faltar en nuestra dieta cuando el verano ha pasado y las temperaturas comienzan a descender. 

Con la llegada del otoño y los cambios de temperatura llegan también las gripes y los resfriados y nos toca sufrir los molestos síntomas que durante unos días suelen provocar estas patologías. 

La exposición a cambios bruscos de temperatura tiene un impacto negativo en nuestras defensas, por lo que en esta época del año es importante mantener una alimentación acorde a las necesidades de nuestro sistema inmunológico

Lo aconsejable para lograr este equilibrio es seguir una dieta adecuada que incluya alimentos frescos como frutas, verduras y hortalizas y que se ajuste en cantidad a nuestras necesidades energéticas, porque tanto el defecto como el exceso de nutrientes pueden afectar negativamente a nuestro sistema inmune.

  • Aceite de oliva virgen extra: Este producto es sin duda el rey de la cocina mediterránea y además un recurso importantísimo para mantener nuestra salud en forma. Los ácidos grasos de calidad contenidos en el aceite de oliva son insaturados, por lo que forman parte de ese grupo de grasas cardiosaludables que deben estar presentes en todas las dietas equilibradas. 
Aceite de oliva virgen extra para la gripe

Los nutricionistas afirman que el aceite de oliva virgen extra es adecuado incluso para freír, ya que tras exponerlo a altas temperaturas sigue conservando intactas sus propiedades antioxidantes. Esto no es válido para todos los aceites de oliva, ya que los que no pertenecen a la categoría virgen o virgen extra tienen una proporción alta de aceites refinados que los hace menos saludables. 

  • Naranjas: Los cítricos, y en particular las naranjas, son sin duda uno de los mejores complementos para combatir gripes y resfriados. Sus altos contenidos en vitamina C y fibra, su buen sabor y su efecto saciante, ayudan al mantenimiento del sistema inmunitario. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la forma habitual de muchas personas de consumir naranjas es en licuados. 

Esto no es malo en sí mismo, pero en esta modalidad se pierden propiedades. La fibra se encuentra en la pulpa de la naranja por lo que al consumir tan sólo el líquido la perdemos, consumiendo además una mayor cantidad de azúcares que serán sintetizados en una menor cantidad de tiempo, haciendo que el licuado de naranja se asemeje más a un refresco. 

  • Yogur natural: Los nutricionistas recomiendan que los yogures naturales se consuman enteros y sin azúcar. Esto se debe a la gran cantidad de azúcares y grasas poco saludables que incluyen algunos postres lácteos.  

Una de las grandes propiedades de los yogures naturales es la forma en la que se presentan las grasas que contienen. Al ser grasas saturadas de cadena corta funcionan de manera muy distinta a las grasas de los alimentos ultraprocesados, disolviéndose mejor y aportando sustancias beneficiosas a nuestro organismo, como es el caso del ácido butírico, principal nutriente de los colonocitos. 

Cuidar la microbiota intestinal es vital en el mantenimiento del sistema inmune, por lo que el consumo de probióticos y prebióticos contenidos en el yogur, el kéfir y los cereales integrales, nos será de gran ayuda para combatir gripes y resfriados. 

  • Setas: La llegada del otoño llevará a muchas mesas este magnífico alimento rico en vitamina D. Una vez finalizado el verano las reservas de esta vitamina que se sintetiza gracias a la acción del sol quedan reducidas. El consumo regular de setas nos proporcionará la cantidad necesaria para sobrellevar los meses de frío con buena salud, pudiendo complementarlas con pescado azul, huevos, lácteos o hígado, que son unas magníficas fuentes naturales de vitamina D. 
  • Brócoli: Este vegetal es sin duda una de las mejores fuentes de nutrientes que nuestro cuerpo puede encontrar. Incluirlo en nuestra dieta nos aportará gran cantidad de vitaminas y minerales (hierro, magnesio, cobre o zinc, entre otros). Además, el brócoli es muy bajo en calorías, rico en fibra, vitaminas A, C, E y potasio. 
Brócoli para gripe

Su consumo es recomendable que se realice en crudo, ya que al igual que las zanahorias, tomates o cebollas,pierde parte de sus nutrientes si es hervida, quedando parte de los nutrientes en el agua de cocción, por lo que es muy recomendable emplearla para guisos de legumbre, arroz o purés de verdura. 

  • Cebolla: Junto con los ajos las cebollas son fundamentales para reforzar el sistema inmune, ya que ambos alimentos contienen una sustancia llamada alicina, un antibiótico natural con propiedades bactericidas, antivirales e inmunoestimulantes. La mejor forma de ingerir la cebolla es en crudo y en ensaladas 
  • Alimentos ricos en zinc: La deficiencia de zinc se asocia a una mayor cantidad de episodios de gripe, dado que el zinc contribuye a la regeneración de la mucosa respiratoria. Podemos encontrarlo en las legumbres, cereales integrales, frutas, frutos secos, pescado azul y carnes magras. 
  • Agua: Una buena hidratación es la principal base de un cuerpo sano y por ello beber la cantidad adecuada de agua es siempre un refuerzo para el sistema inmunitario. Las situaciones de estrés, el alcohol, los refrescos, así como el sedentarismo y los problemas del sueño deterioran nuestro sistema inmune. 
frutos secos para la gripe

Una hidratación correcta, en especial ante los procesos gripales y catarrales, nos ayuda a mejorar el cuadro de estas patologías. Nuestro cuerpo está termoregulando constantemente y por esa razón necesita un correcto aporte de agua.

Echadle un vistazo a los 10 mejores seguros de salud, siempre hay que comparar antes de contratar. Y si finalmente caes en el virus y tienes que darte de baja en el trabajo, puede que te interese nuestro artículo: ¿Cuanto se cobra estando de baja laboral?

seguro médico
Perfil del autor

Comunicación corporativa y Marketing digital en TERRÁNEA

Perfil del autor

Terránea es una correduría de seguros especialista en comparar precios del mercado asegurador para ofrecer a sus clientes todo un abanico de servicios.

Dedicada a esta actividad desde 1998, pretendemos ofrecer claridad a nuestros clientes para que puedan ahorrar dinero y escoger la tarifa que se ajusta a sus necesidades.

Encuentra un seguro barato entre más de 30 aseguradoras
con nuestro buscador de seguros.

Tendrás un asesor personal. Ponemos a tu disposición un equipo de 60 profesionales, tramitadores y abogados para gestionar tus siniestros, con las máximas garantías de indemnización, y representarte en caso de conflicto con la compañía aseguradora.

Jorge Monroy Criado y TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.