El Congreso combatirá el intrusismo en el transporte de mercancías

El Congreso modificará la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres para combatir el intrusismo en el transporte de mercancías, prohibiendo que lo realicen turismos y vehículos VTC.

VTC e intrusismo en el transporte de mercancías

La proliferación del uso de turismos para el transporte de mercancías por parte de multinacionales como Amazon, o a través de empresas de transporte de viajeros (VTC) como Cabify ha llevado a las asociaciones de transportistas profesionales a denunciar lo que consideran un «intrusismo» en su profesión.

Un problema que, según afirma el sector, se habría agravado de forma muy acusada desde el inicio de la pandemia de coronavirus. Razón por la que las asociaciones que forman parte del Comité Nacional de Transporte han procedido a instar directamente al Congreso de los Diputados a que se modifique la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres.

¿El objetivo de esta modificación? Que se prohíban de forma tajante estas prácticas de intrusismo en el transporte de mercancías. Una modificación que el Congreso se ha comprometido a abordar en una regulación legal en el plazo de un año tras un estudio de impacto que deberá hacer el Gobierno.

Desde FENADISMER se ha denunciado de forma reiterada lo que consideran «una cada vez mayor situación de competencia desleal en el sector del transporte ligero de mercancías», señalando de forma directa a empresas como Amazon, a quienes acusan de haber «venido contratando a particulares para con sus vehículos turismo realizar el transporte de los productos que venden a sus clientes finales».

Y señalan también la acentuación «alarmante» a partir de la pandemia, coincidiendo con la reducción de la movilidad y de reducción de la actividad económica motivada por las sucesivas declaraciones del estado de alarma, surgiendo nuevos operadores que han puesto en marcha esta actividad de transporte pese a la importante reducción de la actividad que han venido sufriendo los transportistas de distribución urbana principalmente.

Cabify, por ejemplo, ante la reducción drástica del transporte de viajeros, puso en funcionamiento un nuevo servicio de transporte de mercancías, aprovechando su flota de coches para hacer transporte público de mercancías. Servicio que comenzó en la Comunidad de Madrid, y que ha sido objeto de la tramitación de varios procedimientos infractores por parte de los Servicios de Inspección de Transporte regional a instancias de FENADISMER. Si bien un año después, lejos de rectificar, la ha ido expandiendo a otras regiones.

Por situaciones como ésta, el sector del transporte profesional de mercancías ha instado a que se promueva una modificación legal de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres que ataje esta situación de intrusismo legal «por el gravísimo perjuicio que ello está ocasionando en el subsector del transporte público ligero de mercancías, operado principalmente por pequeños transportistas autónomos».

La Comisión de Transportes del Congreso de los Diputados ha acordado instar al Gobierno a que elabore “un estudio de la situación en que se encuentra el sector del transporte de mercancías no superior a dos toneladas y el impacto sobre el empleo y la actividad de la entrada de nuevos operadores no especializados” con el objetivo de abordar en el plazo máximo de un año una regulación legal sobre dicha actividad.

Seguro para camiones

Jorge Monroy Criado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *