La Comisión de la Competencia contra el requisito de antigüedad máxima

La CNMC considera innecesario y desproporcionado que se exijan camiones de un máximo de cinco meses de antigüedad a quienes se incorporan al transporte por primera vez, mientras que el Comité Nacional defiende ese requisito con el objetivo de renovar la flota española de transporte.

La Comisión de la Competencia contra el requisito de antigüedad máxima

Cuando todo parecía que se encontraba “atado y bien atado” el nuevo ROTT no deja de ser motivo de polémica y discusión. Ahora el enfrentamiento se ha producido entre el Comité Nacional del Transporte y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

La CNMC considera que para aquellas personas que acceden por primera vez al sector es “innecesaria y desproporcionada” la exigencia de una antigüedad máxima de cinco meses, como dice el ROTT, para los vehículos adscritos a una autorización de transporte.

Frente a esta posición de la CNMC hay que recordar que la Comisión Europea no se opuso a la presencia de dicho requisito durante la tramitación del nuevo texto legal del ROTT que, por otro lado, fue sometido a la consideración de la CE sin que los expertos de Bruselas mostraran oposición a la antigüedad máxima.

La CNMC argumenta que existe una sentencia similar del Tribunal de Justicia Europeo de 2014 que declaró ilegal el requisito de exigencia de antigüedad de los vehículos en el caso de las autorizaciones de transporte privado complementario, decisión que en su opinión podría hacerse extensible al transporte de servicio público, un argumento que no se comparte desde el Comité Nacional.

Para los representantes del transporte de mercancías por carretera en primer lugar la regulación europea sobre transporte de servicio público no es aplicable al transporte privado y en segundo en su sentencia de febrero de 2018, referida al requisito de flota mínima, el Tribunal de Justicia Europeo no planteó ninguna objeción al tema de la antigüedad de los vehículos.

En este sentido debe tenerse en cuenta que como consecuencia de la crisis económica que nuestro país padeció desde 2008, la edad media actual de la flota española de transporte por carretera arroja unos datos altamente preocupantes. En la actualidad la media de edad casi duplica la existente en 2007, en concreto 13 años para los vehículos rígidos, 7’5 años para las cabezas tractoras y 9 años en el caso de los vehículos ligeros. Por este motivo desde el CNTC se considera imprescindible mantener este requisito, ya que la exigencia recogida en el nuevo ROTT de una antigüedad máxima, tanto para los que acceden por primera vez como la obligación de rejuvenecer sus vehículos a los que ya operan en el sector y pretenden renovar o ampliar su flota, incide de forma muy positiva en la reducción y mejora de los índices de siniestralidad vial y de los niveles de emisiones.

Seguro para camiones
La Comisión de la Competencia contra el requisito de antigüedad máxima
5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *