Limpieza dental: ¿Qué es y cómo se hace? ¿Cuánto cuesta?

Ir al dentista no es una actividad que nos resulte agradable a la mayoría de nosotros. Esto no significa que no sea de lo más necesaria. Incluso teniendo una dentadura envidiable que te haya causado escasos problemas desde la niñez, debemos acudir al dentista cada cierto período de tiempo para comprobar que todo está en orden.

Es recomendable hacerse una limpieza dental una o dos veces al año.

Pero no sólo como visita rutinaria. De hecho, los odontólogos recomiendan que al menos una vez (o dos incluso) debemos someternos a una limpieza dental a lo largo del año.

¿Por qué nos han insistido tanto desde siempre con el deber de cumplir con este consejo? Pues muy fácil. Es lo que más conviene a nuestra boca para que mantenga su estado ideal de forma regular, y del mismo modo sirve como proceso para revisar y exponer a la luz posibles problemas que hayan afectado a nuestra dentadura desde la última limpieza que nos hicimos, ya sean caries, otro tipo de bacterias o incluso alguna afección de mayor gravedad.

Si ha llegado la hora y te toca acudir al dentista para someterte a esta proceso, te ayudamos con toda la información que concierne a esta intervención para que solventes tus dudas, tanto sobre el procedimiento en sí, su precio, o sobre cómo debemos actuar a posteriori. Y así no irás a la clínica con el miedo en el cuerpo. Sigue leyendo y verás que no hay nada que temer.

¿Qué es una limpieza profunda de los dientes?

En primer lugar, qué menos que empezar con la definición de la intervención en sí. La limpieza dental forma parte de la higiene oral e implica remover la placa dental como sistema de prevención ante caries, cavidades o enfermedades peridontales.

Sarro acumulado en una dentadura.

Se trata de un procedimiento más completo que el que nosotros llevamos a cabo mediante nuestro cepillado diario, que recibe el nombre de limpieza interdental. El profesional encargado de hacernos la limpieza profunda cuenta con las herramientas idóneas para eliminar el sarro o la placa bacteriana que terminan formando aquellos restos de comida endurecidos a los que nuestro cepillo no ha podido llegar, sobre todo en los espacios interdentales. Un limpiador de dentadura podría ser un buen complemento para nuestros cepillados, aunque siempre es mejor recibir el tratamiento de un especialista.

¿Qué hace una limpieza dental?  

Se trata de un proceso sencillo que lleva a cabo un análisis tanto de las piezas dentales como de las encías, tanto para localizar y eliminar el sarro existente y limpiar la placa bacteriana, como para comprobar si algún diente se encuentra afectado por una afección o si existe algún tipo de enfermedad periodontal.

A través de una lupa y un raspador, el especialista encargado de realizar la limpieza dental tiñe la placa bacteriana y suprime el sarro acumulado también por debajo de la encía con la cureta. Del mismo modo, se empleará el hilo dental y los denominados cepillos interproximales para limpiar los espacios interdentales. El agua a presión eliminará las manchas ocasionadas por alimentos o líquidos con pigmentos, como el café.

La limpieza dental puede tardar unos 40 minutos aproximadamente.

El fin de las manchas y la suciedad se complementa a continuación con la parte de blanqueamiento dental a través de una pasta fluorada mediante la que se obtiene un tono más blanquecino de los dientes. Con la aplicación del gel antiinflamatorio se culmina el procedimiento para evitar posibles inflamaciones o mayores molestias.

El proceso que recibe el nombre de curetaje, a diferencia de la limpieza dental, realiza un análisis con mayor profundidad y llega incluso a la raíz de las piezas dentales y elimina los restos de tejido que pudieran estar enfermos. Todo ello, claro está, mediante anestesia local.

A fin de cuentas, estamos hablando de un procedimiento de prevención ante la aparición de posibles enfermedades que afecten a nuestra salud bucal. Además, suprimirá todo el sarro acumulado y suciedad en dientes y encías.

¿Cuánto tiempo se tarda en hacer una limpieza de boca?

Siendo recomendada una o incluso dos veces al año, el tiempo estimado que los especialistas tardan en realizar una limpieza dental es aproximadamente de unos 40 minutos, aunque éste puede variar en función de la necesidad del paciente y del estado de su higiene bucal.

Una vez finalizada la limpieza dental, un profesional odontólogo nos informará sobre el estado de nuestra salud dental, y nos aportará algún que otro consejo sobre cómo debemos realizar nuestra limpieza diaria de dientes y encías si es necesario.

¿Qué puedo comer después de una limpieza dental y cuánto tiempo hay que esperar?

Entre nuestras múltiples dudas recurrentes a la hora de hacernos una limpieza bucal, no faltará la que respecta a los alimentos, y a qué podemos comer y cuándo hacerlo una vez hayamos salido del dentista. Si bien no se trata de ninguna operación compleja, esto no quita que no se deban seguir una serie de consejos o indicaciones antes de darnos un festín para celebrar que tenemos nuestra boca en perfecto estado. Lo más prioritario será evitar durante las horas posteriores a la limpieza aquellos alimentos ácidos (carne, huevos…) o demasiado fríos (helados) que puedan trastocar todo el proceso o resultar molestos para la sensibilidad dental. Del mismo modo sucede con los dulces y la bollería por el consumo de azúcar, y en bebidas como el café o los refrescos.

Es recomendable esperar media hora al menos para comer después de una limpieza dental.

Todo ello sin olvidar que se trata de una limpieza dental y que, por tanto, dicho proceso no requiere un estricto protocolo durante el resto del día. Si bien es conveniente prestar atención a las comidas y bebidas que podamos ingerir en las horas posteriores a nuestra consulta. En cuanto al tiempo de espera, una vez hayamos terminado con el especialista, no existe una regla básica. Pero lo más conveniente es esperar al menos media hora o una hora para ingerir algún tipo de líquido o alimento.

¿Duele o molesta una limpieza dental?

La molestiamínima si se hace con regularidad-, que haya podido acarrear la limpieza de la boca quedará reducida con la aplicación de un gel antiinflamatorio con el que también se evitará la inflamación de las encías.

Una limpieza dental puede molestar o no dependiendo de diversos factores.

En el caso de que haya transcurrido demasiado tiempo sin que nos hayamos realizado una limpieza de boca, al igual que sucede con el tiempo de duración del proceso, la molestia será mayor si necesitamos una limpieza más profunda. Aunque también dependerá de otros factores como la sensibilidad dental de cada paciente. Es por ello aconsejable no dejar de lado esta obligada visita al dentista al menos una vez al año. Del mismo modo que lo es nuestra correcta dedicación y cepillado diario (junto con el empleo del hilo dental y el enjuague bucal). Nuestra salud bucodental dependerá de ello.

¿Cuál es el precio de una limpieza profunda dental?

Si bien estamos de sobra avisados de la necesidad que supone hacernos una limpieza adecuada de la boca mediante un especialista, muchos de nosotros nos habremos preguntado alguna que otra vez cuánto cuesta una limpieza dental. La respuesta a esta pregunta dependerá sobre todo de la clínica a la que acudamos a completar el proceso, pero si tenemos que decantarnos por un precio aproximado, éste rondaría los 40-50 euros.

Un precio que puedes reducir recurriendo a un seguro dental que o bien te incluya como cobertura el coste de la limpieza bucal o, en el caso de que no, te permita obtener un menor gasto para otros procedimientos que necesiten la atención de un profesional. Dependiendo de tu situación y de lo que más te interese, puedes contratar la póliza dental que te sea más rentable y se ajuste más a tus necesidades. Una decisión que hará mucho menos molesta -al menos en lo que concierne a tu bolsillo- la visita al dentista, y garantizará tu sonrisa.

Chica sonriendo feliz.

Y si sufres dolor de muelas y deseas conocer cuáles son los mejores remedios caseros para paliar tu sufrimiento, te recomendamos la lectura de este artículo. Y si te interesa obtener información sobre la función de los brackets y cuáles son los tipos que existen, consulta aquí todo lo que debes saber.

Seguro dentista

Limpieza dental: ¿Qué es y cómo se hace? ¿Cuánto cuesta?
4.7 (93.33%) 3 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *