Marwari, los caballos sagrados regalo de los dioses

En la India los caballos Marwari se consideran un regalo de los dioses y por lo tanto quienes profesan el hinduismo los califican de animales sagrados. Nadie quiere un Marwari negro porque trae mala suerte y, por el contrario, los blancos o castaños con manchas blancas son animales muy demandados porque se piensa que atraen la buena fortuna.

Originarios de la región de Marwar (India), de donde toman su nombre, los Marwari conforman una raza autóctona de caballos entre 1,52 y 1,63 metros de alzada, muy similares a los árabes y que por su adaptación a los paisajes desérticos, sus características físicas, valentía, resistencia y escaso mantenimiento se emplearon tradicionalmente como caballos de uso militar.

En el hinduismo los Marwari  son un regalo de los dioses y por ello históricamente estos caballos sagrados representaban el poder del Raj (rey en idioma hindú). En este contexto social y religioso su cría siempre estuvo sometida a rigurosas leyes acordes con las creencias hinduistas y la tradición obligaba a exhibirlos adornados con abundantes joyas y a que fueran alimentados  con los mejores dátiles del país.

A simple vista estos caballos de aspecto robusto pueden distinguirse fácilmente por tener la grupa caída, un cuello esbelto y alargado, unas patas fuertes y delgadas terminadas en unas pezuñas de tamaño pequeño y porque sus orejas están curvadas hacia el interior, de forma que las puntas de las mismas pueden llegar a tocarse. Además estos caballos tienen un olfato y un oído muy desarrollados.

Los pelajes Marwari pueden ser muy variados, mayoritariamente negros y castaños oscuros, pero como el primero de estos colores se asocia en India con los malos augurios podemos decir que la tonalidad castaña es la más aceptada, aunque también hay ejemplares blancos que si bien no son admitidos como “pelaje de raza” sí que son muy demandados porque se consideran animales “Ashvamedha” desde un punto de vista religioso. Además, como sucede con los ejemplares que presentan manchas blancas en la frente, la creencia hindú considera que los caballos blancos atraen la buena suerte.

Una de las curiosidades de los Marwari es que los criadores prestan una gran atención a los «remolinos» existentes en su pelaje, porque su forma y posición pueden indicarnos cualidades o defectos ocultos. Los caballos con remolinos largos en el cuello –devman– y los que tienen remolinos espirales bajo los ojos –anusudhal– se diferencian en que los primeros se consideran beneficiosos y los segundos no tanto, mientras que los Marwari que presentan remolinos en las articulaciones de los tobillos son animales portadores de victoria.

El origen de la raza Marwari se encuentra en los caballos autóctonos que los jinetes nómadas utilizaban hace unos dos mil años y que fueron cruzados posteriormente con los ejemplares árabes que los ricos y ostentosos príncipes hindúes trajeron hasta la India procedentes de los países del Golfo Pérsico. El resultado es una raza de caballos capaces de soportar todo tipo de temperaturas, incluso calores y fríos intensos, y que pueden cubrir largas distancias a buena velocidad sin apenas comer ni beber.

Por esta razón los Marwari fueron exportados durante las épocas feudales y después muy utilizados por los colonizadores británicos, hasta que a mediados de los cincuenta esta raza se quedó sin protección estatal y a punto estuvo de desaparecer, una situación que a día de hoy se ha revertido lo que no impide que la población de ejemplares Marwari continúe sin ser muy numerosa.

Se trata de caballos de silla fundamentalmente que en las zonas rurales de India también han sido empleados como animales de tiro y carga en todo tipo de labores agrícolas, aunque más recientemente los Marwari suelen ser utilizados en el deporte del polo, muy popular en India, y en técnicas de doma clásica, aunque dado su carácter de animales sagrados su presencia también es habitual en bodas y ceremonias de todo tipo, donde suelen participar profusamente adornados e incluso bailando al ritmo de la música.

Por último anotar que en la región de Kathiawar existen unos caballos -Kathiawari- muy  similares a los Marwari y que como ellos fueron utilizados en el pasado como animales de uso militar en el desierto. Curiosamente no existen caballos Kathiawari de color negro y por eso los destacamentos policiales que actualmente los utilizan no tienen ejemplares con esta tonalidad.

seguro para caballos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *