Los mongoles y el origen del cuidado dental veterinario de los caballos

Como uno de los animales que más ha convivido con el ser humano a lo largo de la historia, la salud y el bienestar del caballo ha sido una de las preocupaciones y tareas de sus propietarios, siendo uno de los principales el cuidado dental. ¿Pero quiénes fueron los primeros en emplear procedimientos veterinarios para solventar problemas en los dientes de los equinos?

Caballos en Mongolia.

El origen del caballo se remonta a millones de años y desde entonces, la evolución de la especie la ha convertido en uno de los grandes compañeros del ser humano y uno de los animales más queridos por las personas. Entre sus cuidados, uno de los más importantes es el de sus dientes, algo que de lo que el hombre comenzaría a preocuparse hace unos 3.000 años.

Investigadores del instituto alemán Max Planck para la Ciencia de la Historia Humana han elaborado un estudio revelador tras analizar, con la colaboración de National Geographic, los restos de los equinos sepultados en enterramientos de antiguas zonas de Mongolia, formadas por piedras megalíticas.

Los resultados, publicados en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, manifiestan que el procedimiento de extraer las piezas dentales de los caballos lo pusieron en práctica los mongoles de las tribus nómadas de las estepas hace 3.000 años.

En un primer momento, según el estudio, los mongoles aprendieron a limar y serrar los dientes con piedras como principales instrumentos para ello, y poco a poco aprendieron a sacar los dientes con diferentes utensilios de metal.

El cuidado dental que los nómadas comenzaron a emplear les permitió además cabalgar durante más tiempo con sus caballos y realizar trayectos de mayor distancia gracias a contar con equinos más resistentes, fuertes y sanos, tras haber eliminado los dientes que les causaban dolor.

William Taylor, director de la investigación, destacó a National Geographic la relevancia que supuso este adelanto también para las monturas, ya que “estas innovaciones llegaron a la vez que se produjo el auge de la monta de caballos“. Una “innovación” que, según Taylor, “probablemente permitió que la monta de caballos pasase de emplearse para pastorear a estos animales a convertirse en tecnología militar“.

De hecho, también añade que la invención de la atención veterinaria de los caballos fue un progreso fundamental para el desarrollo de la equitación, al posibilitar un mayor control sobre el animal a la hora de montar sobre él. A esto le acompañó el nacimiento de otros recursos tecnológicos, como las boquillas de metal y bronce, que potenciaron el mando del humano. Algo que, por ejemplo, les permitió utilizar al caballo para las guerras y combatir a lomos del equino.

Además, los investigadores descubrieron el problema del denominado como “diente de lobo”, una pieza dental vestigial que se origina en algunos animales y produce mucho malestar. Al parecer, los nómadas aprendieron con el tiempo a extraerlo mediante algún método parecido al que un dentista veterinario llevaría a cabo en la actualidad.

Lo cierto es que a través de los cuidados dentales, los mongoles consiguieron un progreso más que significativo en la salud de sus caballos, lo que les valió además para, gracias a todas las habilidades del animal equino, potenciar sus fuerzas e incluso convertir a Mongolia en “centro cultural y económico del mundo”, como así concluye Taylor.

Precisamente, fueron los caballos mongoles con los que Genghis Khan consiguió el Imperio que llegó de Pekín hasta Bucarest.

seguro para caballos

Los mongoles y el origen del cuidado dental veterinario de los caballos
3 (60%) 2 votes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *