Morgan, los caballos que son el espíritu y alma de los Estados Unidos

Antes que los Mustang poblaran las praderas norteamericanas una raza de caballos ya era el estandarte de los primeros pioneros llegados a Estados Unidos, en aquel momento Nueva Inglaterra. Los caballos Morgan comenzaron con un primer semental, Figura, y hoy considerados un “Orgullo y Producto de América” la población de Morgan en todo el mundo supera los 175.000 ejemplares.

Pocas razas de caballos, como les sucede a los Morgan, pueden presumir de ser espíritu, alma y  estandarte de su país. Anterior incluso a los populares Mustang esta raza equina autóctona de los Estados Unidos surgió en 1789 en el área de Nueva Inglaterra (Vermont y Massachussets) a partir de un primer y único semental -Figura- propiedad del granjero Justin Morgan del que toma nombre.

La popularidad de esta raza fue tanta y tan fuerte que, después de ser calificada de “Orgullo y Producto de América”, en 1907 el Departamento de Agricultura promovió y financió una granja de cría en Middlebury (Vermont) con el objetivo de preservar a los caballos Morgan de cualquier avatar presente y futuro, instalaciones que con el paso del tiempo pasaron a depender de la Universidad de Vermont.

Se trata de un caballo de pequeño formato, entre 1,43 y 1,54 metros de alzad, cuerpo compacto, patas muy musculosas, movimientos elegantes y figura distinguida ya sea transitando al paso, al trote o al galope. Los Morgan comenzaron a criarse en Norteamérica de forma exclusiva, pero que con el paso del tiempo su presencia también ha llegado a otros países como Canadá o Gran Bretaña.

La leyenda cuenta que Justin Morgan tenía en Figura un ejemplar excepcional que llegó a vivir la friolera de 32 años y que dejó en su hijo Sherman otro gran caballo. Figura era un animal muy veloz, extremadamente fuerte y con una gran resistencia, cuyos orígenes estarían en el semental pura sangre True Briton, aunque hay otras fuentes que sostienen que Figura, el primer Morgan, era fruto de un cruce de frisón y Welsh Cob. Más recientemente expertos canadienses han estudiado el ADN de los Morgan llegando a la conclusión de que son descendientes directos de los caballos canadienses.

Durante el siglo XIX los Morgan fueron utilizados principalmente como animales de tiro en todo tipo de labores agrícolas, lo que motivó que a partir de 1840 criadores de Vermont y News Hampshire comenzarán la cría selectiva de esta raza con fines comerciales. El rápido incremento del número de ejemplares y su gran demanda, que provocó una revalorización del precio de los potros Morgan, dio lugar a que los criadores establecieran un estándar de la raza para evitar la competencia.

Las muchas virtudes físicas de los caballos Morgan sirvieron para introducir a esta raza en el mundo de la competición, sobre todo en raids donde los Morgan aportan su capacidad de realizar “andadas” de hasta 40 kilómetros diarios, y para que los criadores decidieran realizar cruces con ejemplares Quarter Horse con el fin de mejorar los rendimientos y prestaciones de los famosos velocistas del “Cuarto de Milla”, algo similar a lo que sucedería más tarde con los nietos del semental Figura, Black Hawk y Ethem Allien, utilizados en cruces de optimización con otras razas típicamente norteamericanas como Standardbred, Tenesse Walker o Saddlebred.

Durante la Guerra de Secesión (1855-1861) los caballos Morgan fueron las monturas preferidas por los regimientos de caballería de ambos bandos y para arrastrar las pesadas piezas de artillería por los campos de batalla y fue precisamente su numerosa presencia en la contienda la que terminó por hacer famosos a los inteligentes y dóciles Morgan, caballos enérgicos y con mucho carácter, trabajadores infatigables y que de alguna forma continúan reflejando en el ideario popular el valor y determinación de los primeros pioneros que llegaron a Norteamérica atravesando el Atlántico.

Las capas aceptadas en esta raza por los criadores son castaña, baya y negra. Para terminar apuntar que el peso de un caballo Morgan puede oscilar entre los 400 y los 525 kg y que actualmente esta raza equina cuenta en todo el mundo con más de 175.000 ejemplares.

seguro para caballos


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *