Obesidad infantil en verano: Cuidado con lo que comen los niños

Europa tiene un problema de sobrepeso en niños y adolescentes y en España el problema es aún mayor. Los datos reflejan que 4 de cada 10 niños y 3 de cada 10 adolescentes sufren de sobrepeso y eso tiene un importante impacto a nivel personal, social y económico. Por esta razón en el horizonte de 2030 los planes del Gobierno es reducir la obesidad infantil en un 25%.

obesidad infantil en verano

En los últimos veinte años el problema de la obesidad infantil y adolescente se ha duplicado en nuestro país, de forma que a día de hoy los datos reflejan que 4 de cada 10 niños y 3 de cada 10 adolescentes sufren de sobrepeso, una circunstancia no deseada que presenta una mayor incidencia en aquellas familias con rentas más bajas.

Según el sistema de control “Childhood Obesity Surveillance Initiative” puesto en marcha por la OMS con el objetivo de vigilar la incidencia de la obesidad en la población infantil y adolescente, son Italia, Grecia, España, Bulgaria y Croacia los países europeos donde el sobrepeso alcanza mayores tasas.

Cuando hablamos de niños España ocupa la tercera plaza del ranking con un 42% de niños con sobrepeso, un 19% de los cuales se encontrarían dentro del concepto de obesidad. En el caso de las niñas España ocupa la segunda plaza con cifras muy similares del 41 y el 17%, respectivamente.

Plan Estratégico Nacional

Recientemente, el Gobierno a través del Ministerio de Sanidad ha presentado para el periodo 2022-2030 un Plan Estratégico Nacional para la Reducción de la Obesidad Infantil. El objetivo de este plan, que cuenta para su desarrollo con la colaboración de la Fundación Gasol, es reducir este trastorno en un 25%.

Este documento, que recoge doscientas medidas a desarrollar en el horizonte de 2030 en los segmentos de población infantil y adolescente y que cuenta con el apoyo de la OMS y de Unicef, pretende construir una España más saludable sobre la base de que crecer sano es un derecho.

combatiendo la obesidad infantil en los comedores escolares

El Gobierno ya ha anunciado que este Plan será prioritario en los presupuestos para 2023 desde una perspectiva que contempla cuatro niveles: institucional, científico, social y económico, y también ha prometido la extensión de los comedores escolares a todas las etapas de la enseñanza en nuestro país y la promoción de la actividad deportiva como forma de alcanzar un bienestar emocional y físico.

Obesidad infantil: Epidemia del siglo XXI

Para las autoridades sanitarias y de salud pública, comenzando por la OMS a nivel internacional, la obesidad infantil se considera una de las epidemias del siglo XXI, dado que el sobrepeso se asocia con numerosos problemas de salud en todos los niveles de edad.

El problema de la obesidad tiene un origen multicausal en el que intervienen factores genéticos, biológicos, psicosociales, de estilo de vida, sociodemográficos y ambientales que es necesario abordar de una forma compleja y hacerlo a edades tempranas.

obesidad infantil verano

De ahí que todos los expertos estén de acuerdo en promover un ecosistema social que apueste por la actividad física y el deporte, por una alimentación saludable, por unas pautas adecuadas de descanso y por un bienestar emocional.

Se calcula que en España el coste económico de la obesidad supone una reducción del PIB del 2,9%, lo que se traduce en que por cada euro invertido en la prevención de este trastorno se recuperarían seis euros.

Para ello desde el Gobierno se apuesta por reforzar los sistemas públicos que garanticen la protección de la salud de la infancia, por promover los estilos de vida saludables y por sentar las bases para un cambio cultural hacia nuevos estilos de vida.

Verano y obesidad infantil

Nos hemos acostumbrado a regresar de las vacaciones con unos kilos de más, pero en niños y adolescentes que sufren de sobrepeso esta circunstancia no es aconsejable y por ello los nutricionistas advierten de la necesidad de que también en verano la dieta sea saludable y equilibrada.

Poner limitaciones estrictas a los “caprichos” tampoco es aconsejable, siempre que no se produzca un consumo excesivo y siempre que la actividad física y una ingesta de alimentos saludables sirva para poner las cosas en su sitio.

Por esta razón durante el verano no hay que perder la costumbre de ingerir frutas y verduras, mantenerse bien hidratados con zumos y agua, respetar los horarios de comidas, comer más cantidad de proteínas procedentes del pescado que de las carnes y mantener los horarios de descanso para no desequilibrar los ritmos vitales.

seguro médico

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.